Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / PROYECTO DE LEY PARA INTEGRACIÓN SOCIAL Y URBANA DE LAS VILLAS

PROYECTO DE LEY PARA INTEGRACIÓN SOCIAL Y URBANA DE LAS VILLAS

Proyecto de ley para la integración social y urbana de las villas,

núcleos habitacionales transitorios y asentamientos de la Ciudad

El Defensor del Pueblo porteño Alejandro Amor presentó un proyecto de ley en la Legislatura de la Ciudad destinado al desarrollo de la integración socio-urbana de las villas, núcleos habitacionales transitorios y asentamientos en la CABA y la promoción del derecho a la vivienda digna y a un hábitat adecuado.
Los beneficiarios directos serán los habitantes de las villas y, por esta razón, se constituirá un Registro Único de personas y su composición familiar, para una actualización de los datos censales de la totalidad de los asentamientos precarios de la Ciudad. Para proceder a esta actualización, se utilizarán como base los datos en poder del Instituto de Vivienda junto con otros organismos Gubernamentales que puedan aportar datos fidedignos.
El objetivo del presente proyecto de ley es proponer un abordaje integral de la problemática habitacional a partir de los siguientes ejes básicos: la creación de un fideicomiso para la obtención y el manejo de fondos dirigidos a la urbanización de villas, el mejoramiento y la construcción de viviendas, y la definición de criterios urbanísticos básicos para la concreción del objetivo planteado.
Para la consecución y la administración de recursos económicos, se plantea la creación de un Fondo Fiduciario que manejará un fideicomiso cuyos ingresos provendrán de diversas fuentes (una contribución específica sobre el impuesto inmobiliario, bienes propiedad del Estado, un porcentaje de los fondos del Presupuesto General de la Ciudad y otros aportes y contribuciones).
En lo que se refiere a los criterios urbanísticos, se proponen lineamientos de actuación que abarcan cuestiones básicas para la urbanización como la tipificación de los terrenos propicios para tal fin, normas para la apertura de calles y el parcelamiento y requisitos mínimos de infraestructura urbana y de servicios, entre otras cuestiones.
Por otra parte, durante el proceso de urbanización, se encomendará al Poder Ejecutivo la asistencia en aspectos sanitarios para proteger a la población que se encuentra en estado de vulnerabilidad.
Entre los fundamentos del proyecto, se destaca que “los conjuntos urbanos y los grandes complejos habitacionales, que abarcan más del 70% de la viviendas existentes, son los que presentan mayores problemas de mantenimiento, por la cantidad de unidades y la tipología elegida, lo que los hace prácticamente inviables”. Y agrega que “ al mismo tiempo, el deficit de la vivienda se encuentra caracterizada por la precariedad, obsolescencia y hacinamiento, construida sobre suelos degradados, bañados, y tierras de relleno”.
En este sentido, se señala que, en mucho de los casos, la poca profundidad de las napas freáticas produce anegamientos y un medio ambiente insalubre debido a la contaminación del suelo.
Asimismo, el texto asevera que la toma de un predio lindero a la Villa 20 del barrio de Villa Lugano ocurrida en febrero de 2014, la ocupación del Parque Indoamericano de 2010 y otras muchas situaciones que se producen constantemente en las villas porteñas, ponen de manifiesto la aguda situación habitacional de ciertos sectores de la población, especialmente acuciante en la zona sur de la ciudad.

Mira también

TEDEUM DEL 25 DE MAYO DE 2017 EN LA CATEDRAL METROPOLITANA