Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / 25 de Mayo de 1810 25 de Mayo de 2022

25 de Mayo de 1810 25 de Mayo de 2022

¡¡¡ VIVA LA PATRIA !!! 25 DE MAYO LINEA DE TIEMPO. 

 A  212 años de aquellos sucesos que históricamente nos conformaron como Pueblo Libre del Imperio Español, y cuyo
epicentro fue el 9 de julio de 1816. Y no obsta que ese día haya terminado…. mucha sangre de valientes y anónimos (la mayoría), héroes corrió en nuestro suelo americano para lograr tal empresa, donde la valentía de nuestros pueblos asomaba enfrentando  a uno de los poderosos ejércitos del mundo. Ya lo habíamos logrado en Buenos Aires en las Invasiones Inglesas, durante La Defensa en 1806 y 1807.
La Semana de Mayo
18 de mayo                            Por los sucesos que ocurrían en España, la invasión de Napoleón y ejército al territorio ibérico, el virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros, emplazó al pueblo del Virreinato del Río de La Plata a seguir bajo el mandato de Fernando VII.  Los pregoneros tuvieron a su cargo la Proclama histórica que decía: » A los leales y generosos pueblos del Virreinato de Buenos Aires el Virrey  advierte que en el desgraciado caso de una total pérdida de la Península, y falta del Supremo Gobierno, él asumiría el Poder acompañado por otras autoridades de la Capital y todo el Virreinato y se pondría de acuerdo con los otros virreyes de América para crear una Regencia Americana en representación de Fernando. Cisneros aclaraba que no aceptaba el mando sino la gloria de luchar en defensa del monarca contra toda dominación extraña y así lo hacía saber al pueblo. Sobre los genios inquietantes y malignos que procuran crear divisiones.» Así el pueblo porteño comenzó a reunirse en todo lugar que diera espacio para la discusión de esta noticia que cambiaba el rumbo de la situación del Virreinato. Cisneros estaba solo, su Junta había desaparecido, conjuntamente a la legitimidad que él representaba. Era el momento clave para hacer realidad las charlas y preparativos de independencia en la Jabonería de Vieytes por tantos meses, ante las noticias que traían los viajeros desde Europa a nuestras costas. Nada era secreto para los planes de Libertad de nuestros revolucionarios. En casa de Rodríguez Peña estuvieron desde la noche del 18 a la madrugada del 19 de mayo para los cambios que harían en el Cabildo Abierto. 
19 de mayo                             Los criollos reclaman la declaración urgente de un Cabildo Abierto para analizar el suceso y los pasos a seguir. La oportunidad era clara para los patriotas. La acefalía en España era un momento precioso para dejarlo ir. Por la mañana y sin dormir, Manuel Belgrano y Cornelio Saavedra le exigen al Alcalde Lezica la Convocatoria de un Cabildo Abierto. Mientras Juan José Castelli se apersonó ante el síndico Leiva con la misma convicción. 
20 de mayo                             Los más lustrados Vecinos son recibidos por Cisneros, entre los mismos se encontraban los jefes militares. El Virrey Cisneros convoca a los mismos ante una posible rebelión y ante su sorpresa, éstos se niegan a hacerlo dejándolo en orfandad. Durante la noche, Martín Rodríguez y Castelli insistieron ante Cisneros con el pedido de Cabildo Abierto. Tomado esto como una insolencia y agravio. Quiso Cisneros acallarlos con un discurso que Rodríguez impidió, con la advertencia que debía decidirlo en cinco minutos… «Ya que ustedes no me quieren y el ejército me abandona, hagan ustedes lo que quieran». De esta tajante situación llegamos a la confirmación de un Cabildo para el día 22.
21 de mayo                              El Cabildo se conforma y se anuncia la reunión para el 22 de mayo.  Así las fuerzas vivas de aquél tiempo son convocadas y se agregan los restantes vecinos. A las 9 de la mañana como era habitual se reunió el Cabildo. A poco de comenzar, los cabildantes tuvieron que interrumpir sus labores, la Plaza de la Victoria estaba ocupada por 600 hombres armados de puñales y pistolas. Llevaban en sus galeras. el retrato de Fernando VII. En sus solapas una cinta blanca. El símbolo de la unidad criollo española que se mantenía desde la Defensa de Buenos Aires. Estaban encabezados por Domingo French y Antonio Luis Beruti, con el nombre de La Legión Infernal, pedían la convocatoria del Cabildo Abierto. Los cabildantes aceptan el pedido. Leiva sale al balcón anunciando el Cabildo Abierto para el día siguiente. Los Infernales no se van. Exigen que el Virrey sea suspendido. Solamente la intervención del  Jefe de Regimiento de Patricios, Cornelio de Saavedra logra garantizarles el apoyo militar a sus reclamos.
22 de mayo                              Las encendidas discusiones no bajan el tono, sino se busca la renuncia del Virrey en forma inmediata. Desde el alba llegan los cabildantes, solo concurren 251 de los 400 invitados. French, Beruti y Los Infernales siguen esperando las noticias. Fue in crescendo que estalló cuando comenzaron los discursos que proponían  si el virrey debía seguir en su cargo o renunciar. Eran cuatro largas, acaloradas horas. Los ánimos caldeados auguraban ya el final. El Obispo Lué comenzó su discurso con una frase que enardeció a los cabildantes: «Mientras hubiera un español en América, los americanos le deberian obediencia.» Juan José Castelli le salió al cruce con la afirmación que habiendo caducado el poder real, la soberanía debía volver al pueblo, que podía formar Juntas de Gobierno, en España y en América. Manuel Villota, el Fiscal de la Audiencia señaló que cualquier determinación que se tomara, debía ser consultada al resto del Virreinato. Juan José Paso, fue muy expedito al decir que no había tiempo que perder. Y que la Junta de Gobierno debía formarse inmediatamente.
La medida de la destitución del virrey fue tomando vigor con la mayoría de los presentes. La cuestión era quién y por que medios se ejercería el poder. El Jefe de Patricios, Cornelio de Saavedra propuso que el nuevo gobierno se organizara directamente por el Cabildo. A sabiendas que la mayoría del Cabildo eran españoles. Castelli se oponía, dando la prioridad de elección al pueblo. El Coronel Francisco Orduña, que, partidario del Virrey contara horrorizado, que mientras hablaba fue tratado de loco por no participar de las ideas revolucionarias. La violencia y mofa contra los adeptos al virrey iban en aumento.
23 de mayo                               El Cabildo y su Junta de Gobierno pone como presidente a Cisneros y su continuidad en el poder. Que es rechazada por los criollos. Nuevamente a la mañana se contaron los votos emitidos el día anterior. Hecha una revisión de la misma se dice: » El Excmo. Señor Virrey debe cesar en el mando y recáe éste provisoriamente en el Excmo. Cabildo hasta la elección de una Junta que ha de formar el Excmo. Cabildo en la manera que estime conveniente».
24 de mayo                               La incomprensión de los cabildantes se transforma en ira, porque esta propuesta es la continuación del Virreinato. El resultado es la renuncia de todos los miembros de la Junta. Confirmadas las versiones, se declara: El Cabildo  designó efectivamente una Junta de Gobierno presidida por el Virrey e integrada por cuatro vocales, burlando la voluntad de los cabildantes y la voluntad del pueblo. Este hecho provocó la ira de las milicias del pueblo. Castelli y Saavedra renunciaron a integra la Junta. Como Manuel Belgrano iban perdiendo la paciencia. Tomás Guido, nos cuenta en sus Memorias: » En estas circunstancias el Señor Don Manuel Belgrano, Mayor del Regimiento de Patricios que, vestido de uniforme escuchaba en la sala contigua la discusión, reclinado en un sofá, el mismo casi postrado por largas vigilias, observando la indecisión de sus amigos, púsose de pie súbitamente y a paso acelerado y con el rostro encendido por el fuego de sangre generosa entró al comedor de la casa del Señor Rodríguez Peña y lanzando una mirada en derredor de sí, y poniendo la mano derecha sobre la cruz de su espada dijo: «Juro a la Patria y a mis compañeros, que si a las tres de la tarde del día inmediato el Virrey no hubiese renunciado, a fe de caballero, yo le derribaré con mis armas».
Por la noche del 24 de mayo, la delegación que encabezaban Saavedra y Castelli, se presentó en la casa de Cisneros, airados lograron que acepte la renuncia. La antigua Junta quedó disuelta y se convocó nuevamente al Cabildo a la mañana siguiente.
25 de mayo                               Los criollos se reúnen en la Plaza Mayor. Forman la Junta Revolucionaria.  Se la considera el Primer Gobierno Patrio. Los hombres que la conforman, Presidente y Vocales. Don Cornelio de Saavedra, Dr. Don Juan José Castelli, Dr. Don Manuel Belgrano, Don Miguel de Azcuénaga, Dr. Don Manuel Alberti, Don Domingo Matheu y Don Juan Larrea; y los Secretarios, Dr. Don Juan José Paso y Dr. Don Mariano Moreno.
                                                    Las crónicas de época indican que aquel 25 de Mayo de 1810 fue un día lluvioso y frío. Nada detenía ya a un pueblo que buscaba la independencia de España. Vecinos y milicianos encabezados por Domingo French y Antonio Beruti  se agruparon frente al Cabildo, a la espera de definiciones. 
                                                     Bajo una fría y constante lluvia continuaban las discusiones. Los Jefes militares convocados hicieron saber al Cuerpo a través de Saavedra que no podían mantener en el poder a La Junta del 24 porque estaban corriendo riesgos personales, porque sus tropas no les responderían. Bajo las inclemencias del tiempo y el transcurrir de las horas, la gente se fue retirando del lugar. A esto, respondió el Síndico del Cabildo en su salida al Balcón…»dónde está el pueblo?». En esos momentos Antonio Luis Beruti irrumpió en la Sala Capitular, seguido de algunos Infernales y dijo:» Señores del Cabildo: Esto ya pasa de juguete. No estamos en circunstancias de que ustedes se burlen de nosotros con sandeces, si hasta ahora hemos procedido con prudencia, ha sido para evitar desastres y efusión de sangre. El pueblo, en cuyo nombre hablamos, está armado en los cuarteles. Y una gran parte del vecindario espera en otras partes la voz para venir aquí, ¿Quieren  ustedes verlo?. Toque usted la campana y si es que no tiene badajo nosotros tocaremos generala y verán ustedes la cara de ese pueblo, cuya presencia echan de menos. ¡Sí o No! Pronto, Señores decidlo ahora mismo, porque no estamos dispuestos a sufrir demoras y engaños; pero, si volvemos con las armas en la mano, no responderemos de nada. Poco después se anunció finalmente que se había formado una Nueva Junta de Gobierno.
 
Así comenzaba la jornada que anticipaba el camino hacia nuestra Independencia, con hombres y mujeres sin visibilizar todavía, a través de nuestros patriotas que a lo largo de nuestro amplio , extenso territorio marcarían el rumbo hacia la libertad que ansiaban los pueblos del Virreinato del Rio de La Plata, que cambiaría sus rumbos hacia caminos de Libertad e Independencia de cualquier yugo extranjero.
Todavía cómo asignatura pendiente retrocedemos y avanzamos en la búsqueda de un amanecer que nos convoca aún. El ejercicio de la Libertad conlleva una pasión y compromiso que nos pone a prueba, cómo en aquéllos días.
nota fuente: Periodico La Chacrita de los Colegiales Mayo

Mira también

Búsqueda de persona La Policía de la Ciudad solicita colaboración en la búsqueda de Juana Teresa Miranda.

Tiene 72 años y fue vista por última vez el 18 de junio pasado en el barrio porteño …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *