Inicio / Todas / Noticias de la ciudad / 31º de julio de 1908: fallecimiento de Manuel Namuncurá

31º de julio de 1908: fallecimiento de Manuel Namuncurá

Nació en el año 1811, en territorio chileno.  Aunque se consideraba argentino por cuanto decía haber nacido en la zona cordillerana del oeste neuquino, posiblemente en Pullmarí.  Tercer hijo del cacique Juan Calfucurá, fundador de la dinastía de los Piedras (Curá), y de la india Juana Pithrén o Pitrilef.  Recibió el nombre de Mamún Curá (Garrón de Piedra), como su tío Antonio Namuncurá.  Su infancia transcurrió en la región del Río Llaima, al pie del cerro Uyel Tué p Uyel Tre Mahuida, en los faldeos de la Cordillera de los Andes.

En 1831 llegó a tierra argentina, formando parte de la tribu Llalmaché, a las órdenes e su padre, estableciéndose luego con los suyos en Salinas Grandes.  Antes de Caseros, cumple funciones de embajador ante el gobernador Juan Manuel de Rosas; participa en distintos ataques y malones (1836-1852).  En 1854 juró la Constitución Argentina en Paraná, siendo bautizado con el nombre de Manuel, contando con el padrinazgo del general Justo José de Urquiza; a quien visitó en el Palacio de San José en Agosto de 1858, integrando una embajada.

Como lugarteniente de su padre, participó en diversos enfrentamientos con las tropas del gobierno; dirigiendo en 1870, las invasiones a Bahía Blanca y Ñapostá Chico.  En la batalla de San Carlos (Calfucurá-Rivas), el 8 de marzo de 1872, comandó las divisiones aliadas de Neuquén y Chile.  A la muerte de Calfucurá (3 de Junio de 1873), fue elegido para sucederle en el cargo, presidiendo el triunvirato de gobierno (M. Calfucurá, A. Reumay, B. Namuncurá).  Entre 1874-76, al frente del cacicazgo salinero, fomentó la paz con el gobierno nacional a la vez que organizó algunos malones invocando el incumplimiento de los tratados (Malón Grande, invasión a Olavarría, etc.).  Desde 1878 su indiscutible liderazgo comienza a declinar, a consecuencia de las expediciones del coronel Nicolás Levalle sobre los toldos de Salinas Grandes (enfrentamientos de Chilihué y Lihué Calel), debiendo refugiarse con su tribu en el faldeo de la Cordillera por razones de seguridad.

Ante la constante presión del avance militar hacia el Neuquén en 1882, envió parlamentarios para gestionar la paz con el gobierno nacional.  Sometiéndose, a instancias del padre Domingo Melanesio (salesiano), el 21 de Marzo de 1884, en Ñorquín, llegando a Bahía Blanca en el mes de Junio.  Desde allí se embarcó en el vapor “Pomona” con destino a Buenos Aires, acompañado de numerosa comitiva, con la intención de visitar a las autoridades del gobierno y gestionar la donación de tierras para su tribu.  Visitas que repitió con idéntico propósitos en 1886, 1894 y 1897.  Alcanzando finalmente del gobierno el otorgamiento de los campos de la colonia indígena de “San Ignacio”, en la confluencia del arroyo San Ignacio con el río Aluminé (Neuquén), asentamiento definitivo de la tribu.

En Diciembre de 1888 recibió en Chimpay la visita del padre Melanesio, quien en esa ocasión bautizó a su hijo Ceferino Namuncurá, nacido en ese lugar el 26 de Agosto de 1886, estrechando así relaciones con los salesianos.  Particularmente desde el momento que éstos se encargaron de educar a Ceferino en Buenos Aires (Setiembre de 1897).  Falleció en San Ignacio, el 31 de Julio de 1908, a los 97 años de edad, siendo enterrado en el cementerio de la colonia.

Fuente

Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado

Roca, Julio Argentino – Iconografía Militar, Museo Roca, Instituto de Investigaciones Históricas, Buenos Aires (2006).

www.revisionistas.com.ar

Se permite la reproducción citando la fuente: www.revisionistas.com.ar

Mira también

ILUSTRACIONES ORIGINALES…

De tapas, ilustraciones originales de portadas de revistas   La muestra "De tapas" exhibe las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *