Inicio / Todas / Notas de Opinion / AGRADECIMIENTO AL HOSPITAL PENNA

AGRADECIMIENTO AL HOSPITAL PENNA

Un tanto acostumbrados al frenesí de las críticas, cuestionamientos, posicionamientos e incluso, dimes y diretes de la “cosa pública”, en esta ocasión queremos manifestar nuestro agradecimiento al cuerpo profesional del Hospital Penna en las personas de las doctoras Alejandra Sánchez, Lorena Colke, Carolina Sánchez y Valeria Prina.

Quienes en alguna oportunidad necesitaron el auxilio médico pueden testimoniar lo importante que resulta encontrarse con profesionales que dan lo mejor de si auxiliando al paciente que padece una dolencia.

Tal vez sin muchos medios, quizás atendiendo a mayores pacientes que las circunstancias exigen, las profesionales antes mencionadas entregan su profesionalidad sin perder de vista que están atendiendo personas antes que síntomas.

Existe una generación entre los 30 y 30 y pico de profesionales ya sea en el área de la salud y otras que tienen sus ideales y que no han sido invadidos por el germen de la desazón y que en términos vulgares pero extensamente claros no está repodrida por esta sociedad del impedir y sabotear

A esta generación mi más sincero homenaje.

En lo personal y aún redactando en primera persona (lo cual en términos periodísticos no sería lo ideal), es necesario manifestar que hace sesenta días concurrí por una molestia en el pecho al Cesac Nº 10 vecino al ex Hospital Rawson, solicitando un clínico.

Tuve la suerte que me atendiera la Dra. Alejandra Sánchez que con toda sabiduría me dio las órdenes para los más variados análisis y que por suerte terminé de realizarlos el 6 de septiembre.

¡Quien careció de salud sabe lo importante que es al menos tener una idea vaga, aún difusa (ya que no todos son médicos) de aquello que carece!

A medida que me fui atendiendo en el Hospital Penna fui comprendiendo lo que me pasaba: hipertenso, exceso de peso, algún problema en el corazón y en el pulmón y esto, insisto, es muchísimo mejor que no tener idea de lo que antes me sucedía.

Lo fundamental, además, no sólo la atención que de por si fue excelente sino la calidez humana de las mencionadas profesionales.

Me queda una duda que alguna vez disiparé.

¿Por qué los bonaerenses vienen a atenderse a los hospitales públicos porteños? (Atención que DEBE DÁRSELA porque las diferencias de los políticos entre ambos distritos es cosa de ellos y no es la gente o no debe serlo, la variable de ajuste)

Pero nuestra duda es aún mayor: no podemos comprender que en distritos bonaerenses como Adrogué, Avellaneda, Ramos Mejía, Vicente López no hayan hospitales públicos a la altura del Penna.

Aún más: además de manejar su gestión según la tapa de los diarios tanto sea del Sr. Gobernador de la Provincia de Buenos Aires y/o de los honorables señores intendentes del conurbano, ¿no sería oportuno tener hospitales públicos en condiciones PARA no condenar a los vecinos bonaerenses a viajar sin necesidad tanto tiempo?

Para terminar con la presente, más que criticar a los impresentables funcionarios bonaerenses queremos saludar al Hospital Penna.

Mientras exista profesionales como las mencionadas más arriba, la salud pública tiene futuro y ojala cada uno de nosotros, quienes duplicamos los treinta y treinta y pico tengamos la altura y la capacidad de, al menos, no ponerles piedra en el camino a esta noble generación.

Señores: NO LES HAGAMOS A ELLOS AQUELLO QUE NUESTROS MAYORES NOS HICIERON A NOSOTROS.

La juventud no es el futuro: ¡¡¡ES YA, ES AHORA, YA MISMO!!!!

Que los pibes de hoy no sientan la frustración que muchos de nosotros sentimos hoy.

 

Mira también

CHACA ES DE PRIMERA…

Citando a Carlitos Bala, notorio hincha funebrero al extremo de unir a nuestro barrio con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *