Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / ALGO MÁS SOBRE EL TRASBORDO DE CHACARITA

ALGO MÁS SOBRE EL TRASBORDO DE CHACARITA

Como habíamos dicho antes en ocasión de las colectivas de Chacarita conocido por los vecinos como el barrio Parque Los Andes, las razones de su construcción bajo la intendencia de Torcuato de Alvear quedarían a mitad de camino si las redujéramos a un hecho barrial. A nuestro juicio se impone una mirada amplia concibiendo a nuestro barrio como parte de la ciudad e integrando un conjunto indisoluble de ida y vuelta. Desde esta óptica el nuevo trasbordo entre la avenida Corrientes y la Avenida Jorge Newbery pasa a ser una necesidad zonal implicando una solución de conjunto ya no sólo para Chacarita sino para otros barrios tales como Co0legiales, Villa Urquiza, Villa Ortúzar y por extensión Villa Crespo, Paternal y adelaños. Entre las pocas cosas que hay que destacar del Estatuto Organizativo de Buenos Aires es la relación de los términos barrio-ciudad. En este orden de cosas, los delegados y que se hicieron llamar convencionales constituyentes que valga la aclaración fue una jerarquía autoimpuesta renegando para aquello que los vecinos habían votado, fue separar el orden de responsabilidades de la Comuna y la “Ciudad Estado” pero uniendo o llamando a objetivos comunes. En otros términos una obra puede ser importante para las copmunas pero deficitarias para la ciudad en su conjunto: ¿Qué le aportó a esta aquellos carritos de comida rápida o la playa de estacionamiento gratuito entre Olleros a escasos metros de Jorge Newbery? Más aún, la urbanización del playón de Fraga y Teodoro García es importante y necesario desde las necesidades comunes de los vecinos y que de esta manera obtienen el derecho de ser considerados como tales por otros vecinos, pero tanto en un caso como en otro de la habilitación del trasbordo de Chacarita fue una solución global a los problemas de seguridad y transporte del servicio automotor de pasajeros tanto como la extensión de la avenida Triunvirato facilitando una mejor conexión entre las distintas zonas. Precisamwente la falta de conexión entre distintos sectores es la vieja rémora entre Crámer y Moldes causando una suerte de división como producto del olvido de antes y después de la Estación Colegiales debido al cruxce de las barrera y que fue solucionado con la habilitación del puente vehicular que terminó para siempre con la traba del paso a n ivel. ¿Qué le aportaba al barrio una plaza de cemento que reemplazó a los puestos de comida rápida? ¿No fue una solución de fondo acabar con un rodeo tan inverosímil entre Villa Urquiza y el resto de la Ciudad? Que pudo haberse mejorada la obra? Toda propuesta es factible de mejoras, pero si se queda atado tan sólo a propuestas –que también pueden ser mejoradas- el resultado es quedarse atado al debate y la solución llegará en términos tardíos. Resulta fácil la critica si ésta es tan solo referida a los hechos. Lo difícil es concebir a la ciudad como un tejido interbarrial y no como la sumatoria de sectores aislados. Dificilmente vamos a poder investigar las necesidades de nuestra zona si la aislamos de las necesidades del conjunto: la crítica por la crítica misma –sin propuesta alternativa- queda atada al discurso y nunca a las realizaciones.

Mira también

CHARLA SOBRE LA AVENIDA 9 DE JULIO: su historia

Charla Se van a exponer proyectos anteriores, como la Avenida de Mayo, que impulsaron su …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *