Inicio / Todas / Notas de Opinion / ANTE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES

ANTE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES

ELECCIONESDesde  siempre, oficialismo y oposición se han enfrentado descarnadamente. Quien era oposición le exigía al oficialismo determinadas medidas que cuando las cartas estaban echadas al revés no hacía y así las cosas, los hechos se fueron repitiendo sin descanso alguno.

Pero un acto electoral aunque importante por cierto porque el ciudadano aporta al destino de su país o de su municipio e incluso de un círculo más pequeño, no puede quedar reducido a este sólo aspecto (necesario e importante por cierto, valga la redundancia)

Salvo que se pretenda una democracia real con una activa participación –que también es decidir-, porque el tema es otro entonces, en nuestro Buenos Aires y por extensión en nuestra Argentina no hemos tenido demasiadas experiencias en una democracia real.

Creemos entonces que resulta una meta a alcanzar, un bonito desafío, convertir a esta democracia formal –como le llaman algunos- a otra real donde el ciudadano pueda ser protagonista de su destino y en donde tal vez en los días calurosos que vivimos en verano pueda sacar dos sillas a la vereda y mediante una mateada con el vecino recupere el diálogo.

En síntesis, la conversión de una democracia formal a otra real en este caso, para nosotros, es un horizonte, una meta e incluso, un deseo hasta hoy irredento.

Entre tanto tenemos otros desafíos, no menos importantes y que nos involucra a todos; es el Buenos Aires cotidiano.

Un Buenos Aires en algunas cosas esquivo pero en otras prometedor como es la respuesta solidaria de muchos jóvenes que se movilizan en ayuda del necesitado ante alguna contingencia lamentable como las inundaciones recientes. Allí fueron los jóvenes quienes nos indicaron el camino a seguir y nos mostraron el horizonte; allí fue esta juventud maravillosa que con su hermosa música que es su palabra la que nos indica como llegar a una Argentina para todos y no al servicio de unos pocos.

Fueron los chicos del Colegio Ecos con sus viajes solidarios ayudando a los que menos tienen compartiendo, recuperando el valor humano que asume el compromiso de convertirse en persona; fueron algunos sobrevivientes de la masacre de Cromañón que entraban y salían del antro para rescatar a sus amigos convalecientes.

Todos estas líneas para quien le resulte necesario o pretenda encontrar la base de nuestro pensamiento muy a las claras nos hablan de una necesidad suprema de un cambio profundo que va más allá de los partidos, de las alianzas circunstanciales e incluso de algunos discursos de varieté en los cuales mucho se dice, en exceso se promete y nada, posteriormente, se cumple.

Así las cosas nuestros medios que no son parte de una andamiaje partidario y que por convicción pretenden hacer periodismo de base sueña con que alguna vez nos dirijamos a ese cambio profundo  donde la juventud tenga un papel preponderante –como dijera el Papa Francisco I ayudándolo a construir un mundo mejor-, también anhela que avancemos favorablemente en la curación de los jóvenes con adicciones padeciendo lo indescriptible. Añora aquel mundo  donde no exista marginalidad social ni marginalizados en donde no hayan personas durmiendo en las calles comiendo lo que encuentren o lo que le dan.

Pretendemos una ciudad o un país con acceso al agua potable para todos, con vivienda al alcance de la familia, con trabajo y salud no mezquina y bajo la responsabilidad del Estado y no para provecho de las corporaciones de la salud que alguna vez deberían respetar el legado de los doctores René Favaloro, Esteban Maradona y el gran sanitarista argentina, Ramón Carrillo a quien los profetas del odio y la yapa difamaron como corrupto falleciendo en la más horripilante de las miserias.

Este es el desafío: Dios nos hizo hombres, ahora hay que convertirse en personas.

Concluyendo, un acto electoral es importante por cierto y aún en una democracia formal, pero más que esto es construir una sociedad que no sea la del Don Pirulero donde cada cual atiende su juego y el que no se jode.

Un acto electoral para decirlo sin medias tintas es importante, pero más que esto es construir una sociedad donde no hayan seres descartables, donde podamos marchar a una patria grande con un pueblo feliz.


Mira también

EL ETERNO RETORNO

Los argentinos estamos condenados al eterno retorno que es el enfrentamiento entre facciones, pero lo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *