Inicio / Todas / Notas de Opinion / APUNTES PARA LA HISTORIA DE LA AUTOPISTA FALLIDA (II Parte)

APUNTES PARA LA HISTORIA DE LA AUTOPISTA FALLIDA (II Parte)

En la primera parte hemos tirado algunas líneas generales acerca de uno de los más graves inconvenientes sino el mayor problema de la Comuna 15 en su conjunto con la sola intención de hacer una investigación seria (si es que realmente el horizonte es investigar) y no caer en el detalle menor que es observar los temas desde una perspectiva de la sumatoria de sectores aislados.  Desde esa visión de concebir la problemática de la comuna 15 como un todo, resulta imprescindible para analizar denominadores comunes de esas problemáticas considerando, entonces, que la fallida autopista arroja luz sobre esta intención.

Aparte de la conexión con el trazado de otras autopistas (recordemos que de las 9 proyectadas  sólo 2 fueron inauguradas), la particularidad de la AU 3  era que atravesaría la ciudad desde Nueva Pompeya en el sur hasta el norte de la ciudad por lo tanto el grado de conflictividad era mayor dadas la necesidad de expropiar viviendas para su demolición.

Pese a las quejas de los vecinos afectados, la Intendencia logra desocupar unas 800 propiedades a través del sistema de indemnización, como paso previo a la liberación de la traza. Las expropiaciones comenzaron desde Saavedra (Panamericana y Gral. Paz) hacia Nueva Pompeya. Por esta razón, en el norte se concentró la mayor cantidad de casas expropiadas: entre las avenidas Congreso y Juan B. Justo, por ejemplo, se desocuparon 713 viviendas.

Sin embargo la situación económica y política se vuelve adversa al gobierno y en 1982 se paralizan las demoliciones en el trazado de la AU-3. Para aquel entonces, la traza entre la Avenida General Paz y la Avenida Congreso estaba totalmente liberada y el tramo hasta Avenida de los Incas, se hallaba parcialmente demolido. Debido a esta medida se salvan de la expropiación muchos inmuebles desde Chacarita hasta el Riachuelo, pero genera un polo de conflicto en los barrios de Saavedra, Coghlan y Belgrano, ya que gran parte de las casas desocupadas quedaron abandonadas y terminaron siendo usurpadas.

Compartiendo un café con el Arquitecto Jorge Bolullosa que junto al Profesor Diego del Pino, historiadores del barrio por excelencia, compartimos la necesidad de estudiar las problemáticas como un todo que hacen a las necesidades generales y comunes (en este caso, de la Comuna 15) con el objeto de no parcializar el análisis.

Esta segunda parte nos permite seguir avanzando con esas problemáticas a las que hacemos alusión más arriba estimando que nos permite avanzar en un tema común de nuestros barrios. Ya seguiremos con el estos apuntes para la historia de la autopista fallida, la AU -3.

Avanzar de a poco, paso a paso si se quiere, es comprender cabalmente una de las problemáticas de nuestros barrios.

Publicado día 10.03.2018

 

 

 

 

 

Mira también

6 DE AGOSTO: HIROSHIMA, ¿Qué más decir?

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *