Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / APUNTES PARA LA HISTORIA DEL PUENTE PEDRO BUSTOS (II PARTE)

APUNTES PARA LA HISTORIA DEL PUENTE PEDRO BUSTOS (II PARTE)

Terminado de construir, habilitación mediante, luego de un período excesivamente largo en el cual literalmente pasó de todo la frutilla del postre fue que se buscó relacionarlo en la dirección del tránsito con el puente de la calle Soler esquina Nicaragua produciéndose un suerte de idas y vueltas innecesarias, de marchas y contramarchas, en las cuales poco y nada entendían tanto sea vecinos, conductores del parque automotor, etc.

Otro problema mayúsculo fue que una vez aprobado el presupuesto prontamente el país entró en hiperinflación lo cual licuó los costos tardando los plazos muchísimo más tiempo que el acordado y por otro lado, las diferentes opiniones de los vecinos de Amenábar y Jorge Newbery con los de Jorge Newbery y Crámer (un antes y un después del cruce del Puente) producían distintas asambleas de vecinos.

Los de la calle Amenábar no querían interrumpir la tranquilidad y los de Crámer buscaban  acceder en forma más rápida hacia Cabildo desde Chacarita.

Este punto también retrasó el desarrollo de la obra y su posterior evolución urbana en las condiciones actuales.

Sin embargo, otro problema se presentaría con mayor virulencia cuales el de la seguridad que no es de ahora sino que viene de larga data.

El puente Dr. Pedro Bustos por su construcción dejó amplios metros sin destino cierto –que se le llamó el bajo puente-.

Durante la gestión de Juan Cruz Noce como Director del CGP 14 Oeste (Hoy Comuna 13) se habilitaron distintas actividades de las entidades barriales que logró menguar los casos de hurto, violencia de género, robos y delitos en el sector.

No los solucionó definitivamente sino que bajaron en cantidad de casos producidos.

Luego al existir un cambio de gestión como producto del triunfo del PRO aquel bajo puente comienza a ser utilizado como depósito de materiales varios del Centro Audiovisual de la calle Dorrego y aquello que se había logrado en materia de seguridad volvió a fojas cero.

Este es un detalle para tener en cuenta y no menos importante.

Desde ya los “ángeles de Charly” seguirán petardeando pretendiendo apagar el fuego con kerosene; desde ya que existirán muchas movilizaciones, hechos desagradables, robos y hurtos, pero con la lengua filosa con que se mueven no se va a solucionar nada.

Muchas críticas pero pocas propuestas como nos tienen acostumbrado los “ángeles de Charlie”.

Por último, nos queda como la gran duda de que si se hubiese extraído los árboles de la calle Olleros, a una cuadra de la Avenida Federico Lacroze, todos estos inconvenientes que trata esta nota hubieran sido muchos menos. Cabe destacarse que los árboles de la calle Olleros fueron sacados en oportunidad del viaducto de Federico Lacroze que acabó con el cruce de barrera.

Claro que después con un criterio por lo menos llamativo, se cierra el paso a nivel de Olleros quedando la zona sin árboles pero con éstos y problemas de seguridad…

Como habrá podido observar los problemas del Puente Dr. Pedro Bustos no son nuevos sino que nos llegan de hace más de 30 años…

 

 

Mira también

LA EPIDEMIA DE FIEBRE AMARILLA y la vuelta de otras pandemias

  Fuente: Canal Encuentro. Publicado en nuestro medio 26.04.2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *