Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / ARROYO MALDONADO: Introducción al tema.

ARROYO MALDONADO: Introducción al tema.

El arroyo Maldonado por seguro no es un tema menor. Muy por el contrario está presente en los grandes temas porteños e incluso de Buenos Aires, área metropolitana compuesta por CABA propiamente dicha y el primero y segundo cordón del Gran Buenos Aires.

Leemos en el portal del gobierno porteño www.buenosaires.gov.ar  los datos siguientes:

“El Maldonado es un curso de agua que atraviesa 10 barrios porteños: Versalles, Liniers, Villa Luro, Vélez Sarsfield, Floresta, Villa Santa Rita, Villa Mitre, Caballito, Villa Crespo y Palermo.

El arroyo cuenta con 21,30 Km y nace en la intersección de las calles Mármol y Coronel Lynch, al oeste de la ciudad de San Justo, en el partido de La Matanza, provincia de Buenos Aires. Corre entubado en su mayoría bajo la Av. Juan B. Justo y atraviesa las comunas 6, 9, 10, 11, 14 y 15, datos que nos refieren estrictamente aquello que mencionamos más arriba.

A modo introductorio debemos decir que el arroyo Maldonado se integró a la ciudad con motivo de la federalización del territorio porteño cuando aquellos legisladores lejos de encontrar una solución real que culminara en las permanentes reyertas entre el puerto y el actual estado provincial, a nuestro juicio, tiró la pelota para adelante y que los tiempos por venir arreglara ese entuerto.

El arroyo Maldonado tanto como los barrios de Belgrano y Flores integraban la provincia de Buenos Aires.

 ¿Habrán buscado descentralizar el poder decisorio restándole poder al actual puerto Madero? Francamente lo ignoramos.  De todos modos resulta necesario afirmar que la necesidad de las garantías del Estado Nacional mientras CABA sea capital de la República es uno de los grandes temas irresueltos que aquellos legisladores patearon la pelota par más adelante.

No pocas iniciativas existen al respecto e incluso en el mandato del Dr. Raúl Alfonsín buscó el traslado de la Capital a Viedma lo que demostró por tal la imperiosa necesidad de equilibrar el poder político y económico de nuestro país.

El resultado fue que nada se concretó.

Hasta hace poco cuando las precipitaciones de la lluvia era abundante toda su zona vecina sufría de inundaciones lo que obligó a la realización de obras públicas con la intención de paliar tales dificultades.

La presente nota intentó, en una muy apretada síntesis,  ofrecer  tal vez un pantallazo global de la importancia  sobre el tema tratado  ahora.

Iremos profundizando en próximas ediciones al estimar no sin motivos que la solución  traerá otros beneficios necesarios.

 

 

 

Mira también

SECRETOS DE LA CIUDAD DE LOS MUERTOS

Fuente: TN  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *