Inicio / Todas / Notas de Opinion / BAFICI, festival del cine independiente Iº parte

BAFICI, festival del cine independiente Iº parte

  Con toda sinceridad expresamos nuestro pensamiento que un grupo social y en aumento en los últimos tiempos más severamente estigmatizados, ése es el de los vecinos que viven en las villas desparramadas a lo largo y a lo ancho de Buenos Aires, región metropolitana.

Tanto es que se asocia en forma discriminatoria al villero como aquel vago, paquero o delincuente que habita en esos lugares donde la falta de higiene, promuiscuidad y la absoluta necesidad de atención porque le gusta vivir así.

Sin embargo desde Pancho Bergoglio, Francisco I, el Papa hasta el Padre Pepe y el equipo de curas villeros inspirándose en el Padre Carlitos Mujica -un mentor del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo- junto a Jorge Novak, Angelelli, obispos de un verdadero cristianismo que recibieron en su corazón al Salvador amando a los pobres como Jesús nos amó entregando la propia vida,  todos y cada uno rindieron culto a la solidaridad que reina en las villas miseria entre sus propios habitantes.

Todos los años una propuesta realmente muy saludable el Gobierno porteño realiza un evento que cada vez se vuelve más propio de aquello que sucede. En esos años se muestra con libertad, amén de capacidad y esfuerzo, las realizaciones de los propios cineastas y directores de películas tantas veces filmadas sin la publicidad o el apoyo de la industria del cine.

  Valiéndose de su fuerza interior, de sus ganas por salir adelante creándose un destino distinto, un grupo de muchachos, de jóvenes crearon "Mundo Villa", un medio de comunicación gráfico que demuestra que hay otra historia y que no todo villero es borracho, drogadicto y ladrón. Poruqe si hablamos de medios de comunicación independiente los medios villeros hacen honor a esa expresión.

El villero paga sus impuestos como todo aquel que no pasa sus horas en estos lugares donde la miseria es la triste compañía diaria  demostrando en forma cruda que se cae en la contradicción de afirmar que "no quieren trabajar" pero no se les da trabajo porque son precisamente villeros.

Diagnóstico Esperanza, Darsena Sur y otras filmaciones llevan a la pantalla grande esta cruda realidad que nos es otra de muchos niños pobres que no tienen pan, educación, salud y toda aquella necesidad que deberían tener acceso por el solo y simple hecho de ser parte de la especie humana: ¿LLEGARÁ ALGUNA VEZ EL MOMENTO QUE LOGREMOS LA SOCIALIZACIÓN DE LA CULTURA, LA RIQUEZA Y EL PODER?

En una segunda parte nos explayaremos sobre este y otros puintos de Bafici, quedando como últimas palabras decir que en verdad son las mencionadas la realización de un cine totalmentemente independiente.

 

Mira también

CHACA ES DE PRIMERA…

Citando a Carlitos Bala, notorio hincha funebrero al extremo de unir a nuestro barrio con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *