Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / BOMBARDERARON PLAZA DE MAYO (La revolución fusiladora)

BOMBARDERARON PLAZA DE MAYO (La revolución fusiladora)

Actualizado el 6 nov. 2009

El Bombardeo de la Plaza de Mayo, también conocido como la Masacre de Plaza de Mayo, fue el bombardeo cometido el 16 de junio de 1955 en la ciudad de Buenos Aires (Argentina) que se encuentra investigado actualmente como delito de “lesa humanidad”. Ese día un grupo de militares y civiles opuestos al gobierno del presidente Juan Domingo Perón intentó asesinarlo y llevar adelante un golpe de estado.
Durante el mismo varios escuadrones de aviones pertenecientes a la Marina Argentina, bombardearon y ametrallaron la Plaza de Mayo y la Casa Rosada, ubicada a su vera, el edificio de la Confederación General del Trabajo y el edificio que en aquella época servía como residencia presidencial, causando la muerte de 308 personas[4] y más de 800 heridos.
Mientras se acentuaban los tiroteos en el centro porteño, el mando leal ordenó a la Base Aérea Militar de la Fuerza Aérea en Morón el despegue de interceptores a reacción. Los pilotos se encontraban entonces en acaloradas discusiones sobre si debían adherirse o no al movimiento revolucionario. Rápidamente, se hace al aire una escuadrilla de cuatro Gloster Meteor que son leales al gobierno. Si bien no pudieron llegar a tiempo para impedir el bombardeo, lograron interceptar una escuadrilla naval rebelde que se retiraba de la zona. La escuadrilla de interceptores Meteor Leales estaba al mando del 1er. Tte. Juan García (volando el Meteor I-039), 1er. Tte. Mario Olezza (I-077), 1er. Tte. Osvaldo Rosito (I-090) y el Tte. Ernesto Adradas (I-063), frente a las máquinas rebeldes AT-6 Texan, pilotadas por el Tte. de Corbeta Máximo Rivero Kelly (en el Texan 0342/3-A-29) y el guardamarina Armando Román (0352/3-A-23). El combate se produce a baja altura sobre el “Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery” y el Río de la Plata, cayendo el Texan del rebelde Román bajo los cañones de Adradas. Román pudo saltar en paracaídas cayendo al río y Adradas logró el primer derribo de la FAA y el primer derribo de un reactor en el continente americano.
Fue el verdadero bautismo de fuego de la Fuerza Aérea Argentina, que volvería a actuar contra compatriotas civiles en Tucumán, en 1975, y en el Atlántico Sur, en 1982, contra las fuerzas británicas que aún hoy ocupan las Islas Malvinas.
(Fuente: Wikipedia.org)(

 

Mira también

TEDEUM DEL 25 DE MAYO DE 2017 EN LA CATEDRAL METROPOLITANA