Inicio / Todas / Noticias de la ciudad / BUENOS AIRES, COSAS QUE PASAN…

BUENOS AIRES, COSAS QUE PASAN…

COSAS QUE PASAN. En este caluroso cuando no menos movedizo Buenos Aires y a pocas semanas de haberse iniciado el 2012, es necesario decir que no todo es el aumento del boleto (que una vez une el matrimonio entre el gobierno nacional y el porteño en un sinfín de discusiones o diferencias); no todo es si él Capitán del barco vociferó “Las mujeres y los niños primero” o, por lo contrario, enfiestado, como algunos dijeron pensó e hizo el “Ma’ si yo me salvo” como emulando este mundo del Don Pirulero donde cada cual atiende su juego.

COSAS QUE PASAN. Parece que suceden en algunos grandes medios donde “la noticia” por lo general está ligada a un hecho trágico o en alguna oportunidad se la trata como si fuese la frutilla del postre pero jamás se preguntará de qué está hecho el postre en cuestión.

Y desde esa misma visión metropocéntrica si se quiere, parece tener poca importancia otros hechos de no menos envergadura pero que son producidos por aquellos a los que tanto les cuesta llegar a convertirse en la “noticia del día”

Un afamado periodista un tanto entrado en kilos –como quien escribe ésta- se preguntaba con su particular manera de expresarse testimoniando con ella su porteñísima mirada y refiriéndose a una radio comunitaria afirmaba quién escucharía las de los pueblos originarios manifestando su supina ignorancia en temas de periodismo.

Unas persona que dice serlo (que poco y nada tiene que ver con su ocupación) tendría que entender que un medio de comunicación no sólo se pone al aire para ganar dinero, mantenerse en cartel o, simplemente, jugar al juego de hacerse el periodista: las radios comunitarias pueden tener otras finalidades que no sea hacer dinero acaparándolo como un tesoro tan deseado como el que movilizaba al pirata Morgan. Una radio comunitaria puede servir como expresión de un grupo determinado, para hacer visible sus hechos y producciones culturales, para mantener su lengua y sin duda, un sinfín de cosas más. Pero quien por mirarse su ombligo desde hace largas décadas a esta parte, entonces será muy difícil entender aquello que escapa a su propia finitud.

COSAS QUE PASAN en esta complicada cotidianeidad porteña pasan otras cosas que las podemos observar leyendo los medios de comunicación en su amplio abanico de quehaceres que abundan nuestros saberes pero en, circunstancias, resulta necesario seleccionar qué información integra la sustancia de aquello que  uno o a otro nos interesa conocer.

En una segunda parte a este suelto daremos a conocer la actividad de una cooperativa dela Matanza, municipio que integra el área metropolitana junto al territorio porteño; también el grito de socorro de una radio comunitaria que sirve para expresarse, para integrar el  adentro con el afuera; una radio valga. la reiteración del término, que es modelo y por su éxito logró que en otros países intenten una similar creación.

Nos referiremos ala CooperativaLaJuanita, allá enLa Matanza, donde aquellos que fueron arrojados por la ventana en los tiempos del riojano, asociándose, peleando por lo suyo, pero por sobretodo creando lograron también ser un ejemplo en este Buenos Aires del amparo sí o del amparo no, de mantas y manteros, del tarifazo si o del tarifazo no.

Y quién puede negarlo, son LAS COSAS QUE PASAN a las que deberíamos darles su justa dimensión en este Buenos Aires, caluroso y no menos movedizo como dijimos al principio. 

Imagen, gentileza

alija.org.ar

Mira también

ILUSTRACIONES ORIGINALES…

De tapas, ilustraciones originales de portadas de revistas   La muestra "De tapas" exhibe las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *