Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / CALLE DE NUESTRO BARRIO DE COLEGIALES, GREGORIA PEREZ. MUJERES DE NUESTRA HISTORIA

CALLE DE NUESTRO BARRIO DE COLEGIALES, GREGORIA PEREZ. MUJERES DE NUESTRA HISTORIA

Gregoria Ignacia Pérez, hija de María Ángela Larramendi y de Ignacio Bernardo Pérez, españoles, nació en 1764.

Casada a los 21 años con Juan Ventura Denis, vivió en tierras entrerrianas junto a su familia. Era su marido un estanciero reconocido. Gregoria quedó viuda a los pocos años y tomó a su cargo la administración de la estancia. Pertenecía a una antigua prosapia santafesina, por ser sus padres descendientes de Hernandarias y de Juan de Garay. La mujer que rompió con su linaje para servir a los ideales de la Patria, que nacía. La historia entrerriana la cuenta entre sus damas históricas. La primera. Desde el año 1785 por su casamiento con Juan Ventura Denis un ganadero acaudalado, y su pronta viudez, la encuentran en sus quehaceres de mujer estanciera y administradora de cuantiosos bienes y a la crianza de sus hijos. Eso no pudo cambiar su destino de mujer patriota, valiente. Ni sus ideales de independencia del poder virreinal.

Manuel Belgrano avanza hacia el Paraguay y llega el 9 de octubre de 1810 llega a la Bajada del Paraná. Lugar donde a la fecha se encuentra la capital de Entre Ríos. Ante esa llegada a su zona, envía de prisa a su hijo con la carta que pasó a nuestra Historia como ejemplo de patriotismo y abnegación. La carta debía ser entregada en manos del Cnel. Belgrano.

La carta inesperada que recibe el Cnel. Manuel Belgrano:

«Excelentísimos Señor: La viuda de Don Juan Ventura Denis logra el honor de saludar a V.E. ya que no lo hizo cuando V.E. se hallaba en esta ciudad, por la cortedad de su genio y por no poderse introducir en claustro de regulares para poner a la orden y disposición de V.E. sus haciendas, casas y criados desde el río Feliciano hasta el Puesto de Las Estacas, en cuyo trecho es V.E.  El Dueño de mis cortos bienes, para que con ellos pueda auxiliar al Ejército de su mando, sin interés alguno. Esto mismo tengo prevenido a mi hijo Valentín, quien desearé sepa complacer a V.E. quien tendrá la bondad de dispensar cualesquiera falta que provenga de mi ausencia o de la corta edad de dicho mi hijo».

La respuesta no se hace esperar, de puño y letra del prócer. Belgrano le contesta en los siguientes términos:

«Vd. ha conmovido todos los sentimientos de ternura y gratitud de mi corazón, al manifestarme los suyos tan llenos del más generoso patriotismo. La Junta colocará en el catálogo de  los beneméritos de la patria. Para ejemplo de los poderosos  que la miran con frialdad».

Doña Gregoria Ignacia Pérez, falleció en la ciudad de Santa Fe, el 10 de diciembre de 1823.

Su gesto la encumbra, puesto que estaba en franca rebeldía contra el virreinato y la expone en momentos  donde nuestro gobierno patrio no estaba consolidado. Ella prioriza sus ideales, el bienestar y la seguridad que le otorgaba su estatus social y económico. Sus ideales republicanos son hechos concretos por ella.

 

Una calle en los Barrios de Chacarita y Colegiales lleva su nombre,  por la Ordenanza realizada el El 6 de mayo de 1910; » iniciando en Conde al 1000(Colegiales) y concluyendo en Charlone al 1000 (Chacarita)».  Anteriormente  esta misma calle, se llamó Lacroze.

Monumento a la Bandera. Hablar de Gregoria Pérez es hablar de Patria. Y así lo entendió nuestra historia.  En 1998 se la designa en el pasaje que comunica las calles Santa Fe y Córdoba, debajo del puente que se eleva del Pasaje  Juramento con la Ordenanza  Nº 6588 del Consejo Municipal de Rosario.

Mira también

17 DE MAYO DIA MUNDIAL DEL RECICLAJE

Promotores ambientales y embajadores verdes tendrán a su cargo talleres de concientización, ilustrarán a quienes …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *