Inicio / Todas / Noticias de la ciudad / CHACARITA Y COLEGIALES, Años setenta (Parte III)

CHACARITA Y COLEGIALES, Años setenta (Parte III)

Los años setenta en Chacarita, Colegiales y barrios aledaños de los que hemos expuesto nuestra visión en notas anteriores, pueden explicar algunas cosas que tienen su correlato en una situación general que es la de la ciudad y por extensión del país.

¿Se justificaba en términos militares el golpe de Estado en 1976 habida cuenta que las organizaciones especiales sino habían sido derrotadas al menos sí diezmadas o reducida a su mínima expresión su accionar?

Sin posibilidad de enfrentamiento militar entre las fuerzas de seguridad y las organizaciones especiales, sin siquiera conducir con un mínimo de éxito cualquier atentado que arrojara luz sobre su actividad, ¿por qué entonces los militares interrumpieron el desarrollo democrático y más aún cuando el gobierno dela Sra. Isabel Perón había convocado a elecciones presidenciales anticipadas en los próximos meses antes de fines de 1976?

La explicación o una posibilidad fue el grado de movilidad gremial de muchos sindicatos que jaqueaban el incipiente regímen neoliberal que se inició en ese año y explotó brutalmente en el transcurso de los gobiernos (1989-2001) con sus privatizaciones a granel de las empresas públicas y algunas de ellas, abiertamente inconstitucionales como la concesión/privatización/remate por decreto presidencial evitando pasar el por el Congreso dela Nación.

Hemos visto que el epicentro industrialista de Chacarita y Colegiales se desparramaba en un ida y vuelta hacia La Paternal, Palermo y Villa Ortúzar mediante empresas productoras de materia prima o comercializadoras de primer nivel: Sudamtex en Ortúzar, Bodegas Giol en Palermo, Peñaflor en Paternal, Entel en Belgrano,la Algodonera en Chacarita, etc.

Para mal en peor para esos grupos adscriptos al más rancio neoliberalismo, el gobierno dela Sra Isabel había sancionado la Leyde Asociaciones Profesionales a instancias del Líder metalúrgico Lorenzo Miguel que ponía en inmejorable la posibilidad de discutir salarios, condiciones de trabajo y demás que, a partir de la sanción deberían ser discutidas en igualdad de posiciones.

¡La respuesta no pudo ser más brutal! Así como con el golpe del 76 se masacró miles de jóvenes haciéndolos desaparecer, el Rodrigazo estaba llamado a disminuir en su mínima expresión la conquista dela Leyde Asociaciones Profesionales, lo que despertó la movilización gremial en Plaza de Mayo y que en pocas horas fue de tal envergadura que hizo que López Rega fuera nombrado Ministro  con poderes plenipotenciarios emprendiendo una gira que no se sabe donde.

Es decir la huida de José López Rega se debió a la capacidad de movilización dela CGT (Confederación General del Trabajo) y de la UniónObreraMetalúrgica, orientada por Lorenzo Miguel, un Jefe sindical –al igual que José Ignacio Rucci- al que se le debe aún interpretar su real significado en aquellos tiempos tan particulares.

Derrotadas militarmente las organizaciones armadas, los soñadores de las “bondades neoliberales” avanzan en primer lugar contra la Leyde Asociaciones Profesionales de la que nunca más se habló –tampoco en estos años desde el2003 ala fecha.

En segunda instancia para esos grupos económicos (algunos CEO  se convirtieron en hombres de negocios más que de empresas) debían abrir e integrar la Argentina al mundo (un eufemismo neoliberal que significa someter al país a los designios del  primer mundo o los grupos financieros que derrotaron el desarrollo industrial de los países “en desarrollo”, valga la redundancia)

Expresiones como la de Martínez de Hoz diciendo que daba lo mismo fabricar caramelos que la industria pesada da por cierto una idea de aquellos años.

El cierre industrial manufacturero y del ramo textil porque resultaba más barato traer remeras del exterior que fabricarlas acá, da una idea de los momentos vividos.

Colegiales, Chacarita y Villa Ortúzar resultaron damnificados directos de todas esas políticas en los períodos del auge neoliberal en la Argentina (1976-1983 / 1989-2001)

La Algodonera, los Silos de Dorrego, Sudantex, Giol,  Entel, dejaron un vacío enorme en nuestros barrios. Ya el sonido de las sirenas llamando a una nueva jornada laboral dejó de oírse.

La especulación financiera había logrado su objetivo terminando de la única forma que puede terminar cuando las empresas más que producir se dedican a especular.

En parte Colegiales, Chacarita, Villa Ortúzar dieron testimonio del cambio  exportador para dedicarse al mundo de la burbuja financiera que derivó en la peor crisis de su historia, la del 2001, crisis que se inició en 1976 cuando los militares son empujados por los grupos económicos a interrumpir una vez más la incipiente democratización del país, a pesar de todas sus fallas.

Esta es una faceta de la historia de nuestros barrios. Esta es la historia de la cual algunos historiadores nada dijeron o prefirieron callar. Pero que también son parte de la historia de los barrios de Chacarita y Colegiales.

No sólo Miguel Cané…

Mira también

ILUSTRACIONES ORIGINALES…

De tapas, ilustraciones originales de portadas de revistas   La muestra "De tapas" exhibe las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *