Inicio / Todas / Notas de Opinion / CHACARITA Y COLEGIALES, Introducción.

CHACARITA Y COLEGIALES, Introducción.

CASA MITULA.COM.ARLos barrios de Chacarita y Colegiales adolecen de variadísimos inconvenientes que tienen que ver con la desintegración, la falta de una visión en conjunto y no meras parcialidades del sector habida cuenta que aún dispersos ahora, pertenecen a una misma identidad socio-cultural común.

También es producto de erróneas concepciones cuando se dividiera la ciudad en comunas cayendo una y otra con otras zonas que sólo las une que ambas pertenecen a la ciudad de Buenos Aires.

¿Colegiales tiene identidad histórica o cultural común con Núñez o Chacarita con Parque Chas?

En aquellos momentos se privilegió la densidad demográfica por sobre todas las cosas tomándola como único factor a considerarse sumándose, entonces, a los problemas existentes uno más y no de menor valor.

Dividida la Ciudad según el antojo de unos pocos, siempre por arriba y en forma inconsulta y lo que es peor, desoyendo los reclamos vecinales de muchos que reclamábamos que no se separaran los barrios de Chacarita y Colegiales, unidos por la historia común, por identidades compartidas, al privilegiar la densidad demográfica esos pocos que dividieron la ciudad –en forma inconsulta, reiteramos-, tuvieron como resultado una Comuna 15 difícil de comprender para no decir casi imposible de manejar. Y una Comuna la 13 que nada tiene que ver como dijimos Colegiales con Núñez condenando a aquel a ser la parte trasera muy parecido a los barrios con el microcentro en donde también se decide entre pocos aquello que nos conviene a todos.

La pésima división de la ciudad fue la causa de las comunas vacías de contenido y los comuneros haciendo lo que pueden sin siquiera parecerse a aquellos consejos vecinales donde al menos a través de las circunscripciones electorales había un mayor grado de representatividad.

Nos hemos cansado de escuchar a funcionarios que citando a Jordi Borja, el municipalista español y consultor internacional, que “todo aquello que puede decidirse en niveles inferiores no debe hacérselo en los superiores”.

Pues bien, en esta Buenos Aires del Don Pirulero –cada cual atiende su juego y el que no se jode- se hizo exactamente al revés. Estrictamente lo opuesto, para decirlo en forma clara y concisa.

Uno de los graves problemas de aquellos consejos vecinales era que para satisfacer el reclamo vecinal había que recurrir a dependencias altamente burocratizadas que  solucionaban poco o directamente nada de la necesidad del vecino que, con toda justicia y todo derecho, solicitaba que le reparen hasta lo más elemental y muchas veces esa solución quedaba al arbitrio del funcionario de turno.

El estatuto organizativo de la ciudad, luego elevado el nivel por quienes fueron electos delegados estatuyentes en Constitución porteña, propusieron aspectos de fondo, obviamente aplaudibles, pero que al no habiendo antes como ahora, desde su sanción al presente la voluntad de desarrollarlas y darles funcionamiento, hace que por los hechos vayamos de mal en peor.

Para terminar esta Introducción queremos hacer un llamado a oficialistas y opositores que dejen de lado sus diferencias partidarias buscando los consensos imprescindibles para resolver, para citar tan sólo un caso, qué hacer con las 9 hectáreas, ni más ni menos, de la estación Colegiales que pegados al paredón de la calle Moldes se encuentran a la deriva pudiéndoselos utilizar para fines comunitarios que dadas sus dimensiones podría hacerse complejos habitacionales al alcance de los vecinos que no califican en los bancos, escuelas públicas y otras realizaciones basadas no en el negocio inmobiliario pero sí en el bien común.

 

Imagen destacada: 

www.buenosaires.gov.ar

imagen interior

www.casamitula.com.ar

 

 

Mira también

LA VIDA ES SERVICIO A LOS DEMÁS Y NO SERVIRSE DE ELLOS.

UNA VEZ ME DIJERON QUE SE PUEDE LLORAR CON LAGRIMAS Y TAMBIÉN CON EL CORAZÓN: …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *