Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / CHACARITA Y EL FAMOSO TREN DE LOS MUERTOS

CHACARITA Y EL FAMOSO TREN DE LOS MUERTOS

No quedan muchas oportunidades para que nuestra zona adquiera y logre el nivel que debe tener. Por hechos históricos fue algo así como una rueda de auxilio a otros acontecimientos en el orden distrital: la construcción de las colectivas de Chacarita que dejan el mensaje sobre la utilización de la tierra y el espacio público proponiendo que unaq parte importante esté al servicio de las necesidades de la gente y no sólo o exclusivamente en pos del lucro y la especualación inmobiliaria.

Más allá que exista la tendencia tuerta de estudiar los hechos del pasado según conveniencias particulares o sectoriales desligándolos de ala ciudad, las colectivas o el barrio Parque Los Amdes nacen del concurso del intendente Torcuato de Alvear para otorgar posibilidades nuevas a los sectores que menos poder tenían entonces y por tal, se agolpaban en los infames cuartuchos de los conventillos de entonces y ante el grito desesperado  de los sectores pudientes afirmando que "El Estado no debe entrometerse en asuntos de la esfera privada"

El cementerio de la Chacarita también surge de hechos distritales cuando el cementerio del sur agota todas sus posibilidades de acumular cadáveres y se inaugura primero un camposanto en la actual plaza y luego en el lugar donde hoy  se encuentra.

Para trasladar esos muertos se usó el famoso tren que tanto Don Diego del Pino y su continuador por excelencia, el arquitecto Jorge Boullosa llamó como lo afirma el título de este apartado.

Mudando esos cadaveres o trayendo otros desde los acuales barrios de San Telmo, Monserrat, etc., los muertosse agolpaban en el cementerio viejo de Chacarita y en oportunidad de construirse las colectivas de Chacarita no faltó la oportunidad que se encontrasen muertos enterrados.

La historia del barrio de Chacarita parece repetirse una y mil veces más. Parece que ante una nueva posibilidad de un mejoramiento barrial en cuanto a renovar instlaciones interiores o exteriores del cementerio, siempre indeteniblemente surgen voces opositoras a cualquier proyecto.

Francamente nos i9nclinamos por estas mejoras renegando de posturas sin demasiado sostenimient o criterio intelectual y/o urbano. El no se pero me opongo parece ser una  eterna actitud: acaso era más lógico seguir sosteniendo esos boliches de venta de alimentos en algún caso de dudosa conservación en donde hoy y en poco tiempo más será el trasbordo de los colectivos frente mismo a las negocios de la calle Corrientes entre Olleros y Fedferico Lacroze?

No lo creemos y en todo caso, sería interesante escuchar otras voces, otros criterios que siempre son bienvenidos…

Mira también

TEDEUM DEL 25 DE MAYO DE 2017 EN LA CATEDRAL METROPOLITANA