Inicio / Todas / Boletin Informativo / COLOCACION DE BALDOSA EN HOMENAJE A HAROLDO CONTI y FABIANI

COLOCACION DE BALDOSA EN HOMENAJE A HAROLDO CONTI y FABIANI

Colocación de baldosa en homenaje a Haroldo Conti y Héctor Fabiani

 

Este sábado 6 de mayo a las 11 horas, Barrios por la Memoria y Justicia de Villa Crespo, realizará el acto de colocación de la baldosa en homenaje a Haroldo Conti y Héctor Fabiani, militantes populares detenidos desaparecidos el 5 de mayo de 1976 por la última dictadura cívico militar.

 

La baldosa que recuerda a los amigos Conti y Fabiani se colocará en la vereda de Fitz Roy 1205, en el barrio de Chacarita, donde vivían y fueron secuestrados. Participarán del acto amigos y familiares.

 

Haroldo Conti nació en Chacabuco el 25 de mayo de 1925. Fue escritor y docente, considerado uno de los más destacados de la generación del sesenta, junto con Rodolfo Walsh, Antonio Di Benedetto, Héctor Tizón y Juan José Saer. En 1975 fue galardonado con el Premio Casa de las Américas por su novela “Mascaró el cazador americano”. Dado que sus restos siguen sin hallarse, su nombre continúa integrando la lista de desaparecidos por la dictadura.

 

Héctor Fabiani era amigo de Haroldo Conti, los secuestraron juntos. Militaba en el PRT de Córdoba. Estaba parando en la casa de Conti cuando los secuestran. El 4 de mayo de 1076 Conti y su esposa, Marta Scavac, habían ido al cine y dos de sus hijos (Ernesto, de tres meses, y Myriam, de siete años) habían quedado al cuidado de Fabiani. Una patota irrumpió en la noche, cuando regresaban el escritor y su mujer, minutos después de la medianoche, los estaba esperando un grupo de tareas del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército. Saquearon la casa y secuestraron a los dos hombres. Se sabe que Conti y Fabiani pasaron por El Vesubio. Hoy siguen desaparecidos.

 

 

Fuente: Dafne Strobino Niedermaier
Nueva Comuna

Mira también

SI ESTO NO ES PERIODISMO VECINAL, ¿QUE ES ENTONCES?

Seguramente se podrá decir que la especialidad del periodismo vecinal es mostrar la realidad barrial …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *