Inicio / Todas / Notas de Opinion / DE ESTO NO HABLAN ALGUNOS QUE HABLAN Y POCO HACEN.

DE ESTO NO HABLAN ALGUNOS QUE HABLAN Y POCO HACEN.

ES LA HISTORIA las voces del pasado que nos reclaman comprensión de aquellos sucesos pero que a la vez nos reclaman que no lo tergiversemos; es la historia las voces que nos trasladan los ayeres y en circunstancias nos dicen o nos pueden decir cuál es el futuro de los hechos que se producirán de continuar en la misma senda.

ESTA ES LA HISTORIA de un país en la cual ciertos personajes son muy duchos en los decires y muy poco hábiles en los haceres.

ESTA ES LA HISTORIA DE UN PAÍS  en el cual algunos impresentables que causan vergüenza ajena dan la más cabida expresión de aquello a los que muy poco les interesan las personas y menos aun los que sufren injusticias, gobiernos para pocos y sufrimientos para los más.

¡Qué útil les resultaría un baño de humildad y honestidad! Somos conscientes que tal vez estamos pidiendo demasiado… ¡QUE SE YO!

Seguramente Débora Perez Volpi para cambiar esto es que quiso hacer política. Pero la Argentina de la chantada, del negocio rápido y sencillo, la Argentina sin empresarios de riesgo pero sí fácil y lucrativo, dijeron presente: total la Argentina descartable donde todos los días se tira un necesitado por la ventana le impidieron a la periodista cumplir con sus deseos.

No es la primera vez que ocurre. Guste o no guste, Evita dedicó sus pocos años de vida para que los ancianos, los chicos, las mujeres, los pobres de toda pobreza, fuesen un poquito más felices mientras que algunos insanos morales, los imbéciles de toda imbecilidad del corazón, pintaban “Viva el Cáncer” demostrando ser tan sólo bosta de vaca mientras que la Abanderada de los Humildes se retorcía de dolor en la cama que la despediría para siempre.

Pero Evita no fue la única y valga recordar las largas colas bajo la lluvia que los desheredados de la tierra hicieron para rendir su recuerdo y amor por la Santa del Pueblo mientras que algunos apellidos muy agrarios –para no decir oligárquicos- se llevaban una vaca para sus vacaciones por las Europas donde pretendían sin éxito codearse con la crema de la crema que eternamente los despreciaron por serviles y lacayos.

¡Cuántas mujeres hubo como maestras de frontera que debieron hacer de cocineras, de mamás sustitutas antes que enseñar las primeras letras!

Cuántas mujeres que laboraron de enfermeras y muchas de estas nobles mujeres perdieron su vida por amor al prójimo (Pero no por ello se llamaban damas de caridad entregando aquello que les sobraba y no aquello que necesitaban los tantos Lázaros que comen las migajas que se caen del plato de algún atorrante que se cree más que otro por el traje que luce.

Esta es la historia de un país sometido a genocidios que se reiteran en forma indefinida.

Esta es la historia de un país a la deriva, un país donde sólo se busca decir mucho para después no hacer nada o afanarse lo que se encuentre.

Esta es la historia de un país donde algunos adoran a Judas Iscariota porque son como él. Es la historia de algunos que cambian de collar pero nunca dejan de ser perros. Es la historia, para finalizar, de algunos que son peores que los gringos porque siempre están en las vitrinas para venderse al mejor postor….

 

Publicado día 16.02.2018

 

 

 

 

 

Mira también

DON ATA, UN EJEMPLO…

Don Ata… sí sin duda alguna fue un ejemplo y los es aún para muchos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *