Inicio / Todas / Boletin Informativo / DEBATE SOBRE LA CLONACION HUMANA

DEBATE SOBRE LA CLONACION HUMANA

Uno de los temas que más debate genera por su complejidad e incursión en temas filosóficos y religiosos es de la clonación humana. Es un asunto que ha inspirado a autores de ciencia ficción, y también a científicos con intenciones de transformarlo en realidad. Desde la clonación de la oveja Dolly en 1996 (erróneamente llamada “el primer animal clonado”. Sí fue el primer mamífero clonado a partir de una célula adulta, anteriormente fueron clonados ranas, corderos y terneros) se ha venido especulando sobre la creciente posibilidad de clonar un humano.

La mezcla con razonamientos propios de la ciencia ficción y la desinformación en general sobre la materia fomentaron el nacimiento de varios mitos, transmitidos “boca a boca” o por parte de los propios medios que abandonaron la práctica de chequear lo comunicado hace tiempo. Para poder formar una opinión propia, y entender las posturas de otras personas e instituciones es importante comprender por lo menos lo básico sobre el tema.

Foto (CC) de Isra79

¿Qué es la clonación humana? Definición y tipos

La clonación es el proceso por el que se logra conseguir copias idénticas de otros organismos, células o moléculas ya desarrollado1. Se debe partir siempre de células de otros organismo, y este organismo ya tiene que estar desarrollado. La clonación humana específicamente se refiere a a aplicar esta copia idéntica a los seres humanos, y se puede dividir principalmente en dos tipos: con fines terapéuticos o con fines reproductivos.

La clonación humana con fines terapéuticos (bien explicada en el gráfico de arriba) se basa en crear tejidos u órganos con el objetivo de combatir enfermedades específicas en los seres humanos. Para hacer esto es necesario extraer células madres, es para esto que es necesaria la creación de un embrión.

La clonación humana con fines reproductivos se basa en concebir un nuevo ser humano que tenga un ADN idéntico a otro ya desarrollado.

En otras palabras, la primera genera un embrión solo para extraer lo necesario para generar tejidos. El otro tipo genera una persona con una genética idéntica a otra.

Desmintiendo mitos sobre la clonación humana

La desinformación está muy presente en la temática, y la imaginación y conjeturas sin bases también. Algunos de los mitos más populares son:

  • Con la clonación se podrá revivir a genios como Einstein, pero también a tiranos como Hitler: la clonación humana con fines reproductivos logra concebir un individuo con los mismos datos genéticos a uno que ya existió, pero esto no significa que la clonación humana sea, piense, razoné, actué o tenga un ética igual. Mismas herramientas no significan mismos resultados. El ser humano está influenciado de manera constante por su entorno social y natural, que termina definiendo parte de sí mismo. Un clon de otra persona solo comparte el ADN, pero no el fenotipo, sus memorias o pensamientos.
  • Los millonarios tendrán guardados en una isla a sus clones para que le done sus órganos si algo malo les pasa: ¿por qué usar la clonación con fines reproductivos para algo que la clonación fines terapéuticos puede satisfacer? Le sumaría muchas complicaciones innecesarias, mantener a un ser humano con genes idéntico a uno debe ser todo un problema. Además, si la donación es de necesidad urgente se debería esperar a la concepción de esta persona, y a su crecimiento hasta una edad donde sea posible la donación. Y esto sin mencionar la cuestión ética de eliminar otro ser humano para sobrevivir y que el mismo estaría protegido por los mismos derechos que cualquier otra persona porque eso es lo que es. Es más sencillo utilizar las células madres extraídas de un embrión para crear los tejidos necesarios.
  • Un clon jamás podrá alcanzar los sentimientos de un ser humano concebido de otra manera: no importa la técnica de reproducción, un ser humano es un ser humano, ¿o un niño nacido por fertilización asistida no es tan humano como sus pares?
  • Algún malvado con poder puede clonar soldados para crear un ejército: cada ser humano clonado necesita de una mujer para nacer. Se necesitaría un número muy importante de voluntarias para crear un gran ejército. Además la copia de un ADN no significa que de un tubo circular sale un soldado musculoso de 25 años con excelente estado físico. Serían bebes que habría que criar por mucho tiempo, ¿mucha ciencia ficción, no?
  • Ya hay clones humanos, hay pruebas certeras: es verdad que algunas personas u organizaciones han dicho que han practicado la clonación humana2. La secta de los raelianos en 2001 comunicó que habían logrado clonar un humano, un científico llamado Zavos hizo lo mismo en 2002. Pero ambos se negaron a mostrar pruebas de ello por “querer proteger al niño” y además evitar incriminarse de lo que es un delito en sus países.

Casi todos los mitos se derriban con dos conceptos: las clonaciones no son instantáneas, las clonaciones solo recrean el ADN de otro ser.

Foto (CC) de Xinita

Posturas a favor y en contra de la clonación humana

La polémico en torno a la cuestión gira alrededor de distintos asuntos. El tema principal es el uso de embriones para extraer células madres, ¿es un embrión un ser humano? ¿Desde cuándo un embrión o feto debe ser considerado ser humano? Por el lado religioso las opiniones indica que la clonación es “jugar a ser dios”. Por el lado social que es “un ser humano creado exclusivamente para el provecho de otros”.

Quienes están a favor indican sus ventajas: que es una técnica que puede combatir el envejecimiento, problemas cardíacos, la infertilidad y hasta distintos tipos de cáncer. También argumentan que puede la clonación humana puede ser utilizada para generar tejidos con el fin de reconstruir la piel o reemplazar órganos defectuosos.

Las instituciones religosas se concentran en temas éticos: se esta canibalizando embriones, se explotaría a mujeres para obtener óvulos, sería un negocio más. Recuerdan los intentos necesarios para clonar la oveja Dolly (227) y métodos alternativos para obtener células madres.

Un análisis más sociológico sobre el tema se centra en la idea de la transformación de los seres humanos en una mercancía más, donde el más débil (embrión) es utilizado para garantizar la supervivencia del más fuerte.

Es una cuestión de ética, no de ciencia como bien explican en el blog La ciencia y sus demonios:

Biológicamente, por lo tanto, podemos afirmar que una persona de 40 años es un adulto de Homo sapiens o, si lo dotamos con una connotación meramente biológica, un ser humano adulto. De la misma forma, podemos decir que un cadáver es un Homo sapiens muerto o, si seguimos con la sinonimia, un ser humano muerto. Ahora bien, ¿podemos afirmar científicamente  hablando que un ser humano muerto merece ser respetado o puede ser violado, despedazado e ingerido por sus congéneres? De ninguna manera; nuestra opinión científica solo alcanza a decir que es un Homo sapiens muerto.

Foto (CC) por AbodeOfChaos

¿Tu postura?

Luego de este texto que tenía intenciones de combatir la gran desinformación sobre el tema, estás invitado a comentar con fundamentos, ¿cuál es tu postura sobre la clonación humana?

 

FUENTE: texto e imagen

 

Mira también

Proteger los alimentos desde el envase

Investigadores del CONICET que desarrollan papeles bioactivos con propiedades antimicrobianas y antioxidantes obtuvieron el “Premio …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *