Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / DIA DEL BARRIO DE LA BOCA

DIA DEL BARRIO DE LA BOCA

El popular barrio de la Boca es muchísimo más que el equipo homónimo de fútbol. Pero mucho más; de este rincón anduvo el Ingeniero Huergo proponiendo la creación del puerto porteño que finalmente fue construido en el lugar donde está emplazado.

Hablar de puerto es hablar de trabajo, de sudor, de lágrimas pero también de Juan de Dios Filiberto. Benito Quinquela Martín, de compadritos y prostitutas que en aquellos cabaret entregaban su cuerpo para escapar de la pobreza.

Hablar de La Boca es hablar de la primera dotación de Bomberos Voluntarios, cuerpo creado en forma autogestionaria por los vecinos mismos ante los diarios incendios de los “hoteles para pasajeros” –nombre que adoptaron los conventillos de entonces.

Leemos en el diario La Nación:  “(…)El mural de Benito Quinquela Martín, recientemente instalado en la planta baja de la sede central del banco HSBC, resulta visible desde la calle. Eso le da un carácter público y permite recuperar una obra característica de este popular artista.

Titulado Día de trabajo en La Boca, ocupa este nuevo emplazamiento luego de su restauración, realizada con criterio museístico. De apreciables dimensiones, se hizo sobre un soporte de material aglomerado (aserrín de madera aglutinado con cola orgánica de 8 cm de espesor), montado sobre cuatro bastidores de madera de pino en paneles ensamblados”

Don Benito sabía muy bien cuál debí  ser su horizonte: hacerse acreedor de las esperanzas de los que menos tienen pero además de aquellos hombres de buena voluntad que aportan a la filosofía del amor que es la que convierte al hombre y a los pueblos  en sujeto histórico, no meramente en predicado como otros pensamientos llegados desde Londres o París.

“(…)Quinquela, autor de murales realizados con diferentes técnicas (óleo, pintura al fresco, cerámica), nos ha dejado algunos de gran significación. Por ejemplo, los de la escuela N°9 Pedro de Mendoza, los que ocupan los laterales del foyer del teatro Regina y el del hall principal de la cancha de Boca Juniors”, nos sigue ilustrando el portal más arriba mencionado.

Don Benito era de la estirpe de Juan de Dios Filiberto y de Don Gabino Ezeiza, quien supo despertar admiración en aquellas payadas, en aquellos contrapuntos donde por lo particular salía airoso.

Pero además y como si resultare escaso lo mencionado hasta ahora, La Boca fue el sitio en donde alojaban a las personas cazadas en África frente al hoy conocido Parque Lezama.

La Boca tierra de hacinamiento y promiscuidad, tierra elegida por la laboriosa colectividad italiana que supo engalardonar  este pedazo grande nuestra ciudad dando colorido a las viviendas de chapa.

Resumiendo es “(…)  Es sin duda una obra de plena madurez, pintada cuando el autor tenía 72 años.

Luego de que el propietario original lo vendió, el mural fue desarmado y exhibido en un recorrido itinerante por distintas ciudades del país. Ahora, para satisfacción de los habitantes de Buenos Aires, tiene emplazamiento definitivo.

Por Fermin Fèvre Coordinación: Alicia de Arteaga – aarteaga@lanacion.com.ar

El autor es escritor y crítico de arte. Ha sido director del Museo Nacional de Bellas Artes. En la actualidad es director del Departamento de Arte y Cultura de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref) y del periódico Arte al Día.

Mira también

ALLÁ LEJOS Y NO HACE MUCHO TIEMPO ATRÁS

Allá lejos pero no mucho tiempo atrás cuando aún Colegiales no se había convertido en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *