Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / DÍA DEL CANDOMBE: 3 de diciembre

DÍA DEL CANDOMBE: 3 de diciembre

“La Ley establece que el 3 de diciembre será el “Día del Candombe y la Equidad Étnica en la Ciudad de Buenos Aires”. Su celebración tendrá como marco la valoración y difusión de la expresión cultural, denominada Candombe, la contribución de la población afro descendiente a la construcción en el ámbito rioplatense, y de su aporte a la conformación de  la identidad cultural en la Ciudad. Se considerará de interés para la Ciudad de Buenos Aires la realización de actividades y acciones educativas en ámbitos públicos y privados, como campañas de comunicación y difusión que contribuyan al combate del racismo y promuevan la equidad racial, entendida como garantía de igualdad de oportunidades y goce efectivo de derechos para todos los habitantes con la consiguiente superación de las inequidades que afectan a los  afro descendientes.

 El artículo 4º afirma que “el Estado propenderá al cumplimiento de los fines determinados en la presente ley, mediante el desarrollo de políticas públicas, destinadas al efectivo ejercicio de los principios que se establecen”. Y en el siguiente, expresa que “se declara patrimonio cultural de la Ciudad de Buenos Aires el Candombe, caracterizado por el toque de tambores denominados Chico, Repique  y Piano; su danza y su canto creado por los afro uruguayos a partir del legado ancestral africano, sus orígenes, rituales, y su contexto social como comunidad. La Diputada María América González (BApT) fue la impulsora de la iniciativa”

En el transcurso del Siglo XIX un periodista Don Lucas Fernández desenmascaró muchas costumbres que perduraban aún luego de la Asamblea del Año XIII y de la sanción de la Constitución Nacional reclamando iguales derechos de la equidad racial. Incluso hoy les son decomisadas la mercadería a los Senegaleses, son llevados detenidos, entre muchas otras injusticias.

Don Lucas Fernández desde su periódico “EL PROLETARIO” denunciaba que por el solo hecho de ser africano en las pulperías de entonces se les cobraba más. Debiendo soportar discriminaciones los niños de ese origen.

Pese a integrar la primera fila en la guerra de la Independencia, acá no sólo servían para trabajar para sus amos en oficios a los que se los mandaba aprender sino que en otros episodios lamentables como las pestes que sufrió Buenos Aires se los confinaba en sus barrios erigiendo cordones policiales que les impedía la salida. La epidemia de fiebre amarilla da testimonio acerca de esta afirmación.

Es tiempo de integrar a los afroporteños y si en verdad rendimos homenaje a las colectividades diversas que han enriquecido esta tierra, es hora de reconocimiento a quienes también bajaron de los barcos pero en condición de esclavos soportando los más crueles sometimientos y castigos de los traficantes.

Es tiempo de reconocer, por último, que en todos nuestros países del subcontinente latinoamericano, la mano de obra esclava posibilitó que se levantaran ciudades y muy posiblemente cada ladrillo de las ciudades, las viviendas, fueron levantadas por manos esclavas que llegaron al país luego del genocidio de la conquista española que mató ni más ni menos que quinientos mil aborígenes en plantaciones, en las minas de cobre, etc.

Ya es hora de hacer justicia y no de discriminar por el color de la piel.

 

 

 

Mira también

LOS ANGELES VAN AL CIELO Iº

Podríamos redactar algunas notas desde la veneración a una persona que desde la más absoluta …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *