Inicio / Todas / DR LUIS FEDERICO LELOIR, UN INDISPENSABLE (segunda parte)

DR LUIS FEDERICO LELOIR, UN INDISPENSABLE (segunda parte)

A su vez, esta Facultad creó un propio Instituto de Investigaciones Bioquimicas y designo director al Dr. Leloir, quien también fue nombrado Profesor Extraordinario. Numerosas Instituciones científicas lo incorporaron como miembro: la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, la Academias de Ciencias de Chile, la Academia Pontificia de Ciencias, la Biochemical Society, la Royal Society de Londres, la Société de Biologie de París, la Academia de Ciencias de Francia y la Academia de Ciencias de Buenos Aires. La resonancia que provoco en nuestro país la adjudicación del Premio Nobel al Dr. Leloir, despertó el interés de las autoridades, que dotaron a su laboratorio con los elementos y el equipamiento necesario para que pudiera continuar su labor científica y transmitir su saber a un importante grupo de colaboradores y discípulos. El equipo de investigación dirigido por Leloir también inicio el estudio de las glicoproteinas (una familia de proteínas asociada con los azúcares) y determino la causa de las galactosemia, una grave enfermedad manifestada en la intolerancia a la leche.Federico Leloir (como su maestro, el también Premio Nobel Bernardo A. Houssay) hizo del trabajo disciplinado y constante, una rutina y sus admirables logros no lo apartaron de la sencillez, su otra costumbre. Pocos años antes de su muerte, Leloir pudo inaugurar frente al Parque Centenario un nuevo edificio para el Instituto de Investigaciones Bioquímicas,  que se veía desbordado por la gran cantidad de estudiantes, becarios e investigadores que querían trabajar en el sus valores éticos y sus ciencias siguen siendo un ejemplo para el mundo y un orgullo para los argentinos.

Leloir formo parte de la Escuela de Houssay, de quien fue discípulo y amigo, pero su trayectoria fue tan importante como la de su maestro.
Recibido de Medico, y mientras era interno del Hospital Ramos Mejia, se intereso por la tarea de Laboratorio. Leloir se especializó en el metabolismo de los hidratos de carbono.
Fue a principios de los años 40, cuando se acerco al Instituto dirigido por Houssay, antecedente del Instituto de Investigaciones Bioquímicas de la Fundación Campomar, que Leloir dirigía desde su fundación en 1947, durante 40 años.
Por ese entonces, Leloir compartía su trabajo de Laboratoria con la docencia como profesor externo de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, tarea que solo interrumpió para viajar al exterior, con el fin de completar sus estudios en Cambridge. el Enzime Research Laboratory de los Estados Unidos y otros importantes centros científicos del mundo.
on la excepcional voluntad, las investigaciones de Leloir, en el Instituto superaron los escollos de un modesto presupuesto, que obligaba a usar cajones de madera como sillas y a fabricar complejos instrumentos en forma casera. En estas condiciones, su trabajo se oriento a un aspecto científico hasta entonces postergado: el proceso interno por el cual el hígado recibe glucosa y produce glucógeno, el material de reserva energética del organismo.
A principios de 1948, el equipo de Leloir identificó los azúcar nucleótidos, compuestos que desempeñan un papel fundamental en el metabolismo de los hidratos de carbono, descubrimiento este, que convirtió al laboratorio del Instituto en un centro de investigación mundialmente reconocido.
A las 8 de la mañana del 27 de Octubre de 1970 llega a la casa del Dr. L.F.Leloir de que había sido distinguido con el Premio Nobel de Química. Sus parientes estaban exitados, pero el Dr. Leloir no cambio su rutina, se vistió con calma, desayuno con los suyos, y condujo su automóvil hasta el laboratorio. Allí lo aguardaban numerosos colegas y un cerco periodístico del cual emergió con bastante dificultad, un señor muy pulcro, que con acento extranjero le dijo: Yo debería ser el primero en darle la noticia, soy el embajador de Suecia. El Dr. Leloir acepto los saludos y parecía tranquilo, pero su forma  de hablar, denotaba la emoción que lo embargaba. Poco después, el 10 de Diciembre, en la Sala Concierto de la Real Academia de Ciencias de Suecia, el Rey Gustavo Adolfo le entregaba la medalla y el diploma. En varios reportajes recordó la figura señera del Dr. Houssay.
Autor: Leloir Luis F.
Titulo: Suprarenales y metabolismo de hidratos de carbono.
Fuente: Buenos Aires S.n, 1934. 188p. (4498).
Tesis: Presentada en la Universidad de Buenos Aires, Facultad de Ciencias Medicas, para obtención del grado de Doctor en Medicina.
Localización: 4498.
Descriptores: CARBOHIDRATOS/metab
GLÁNDULAS SUPRARRENALES/metab
GLANDULAS SUPRARRENALES/secr
ENDOCRINOLOGIA.
DESDE NUESTRO HUMILDE LUGAR, VAYAN NUESTROS RESPETOS DR. LUIS FEDERICO LELOIR. POR SU HUMILDAD, ENTREGA Y SENCILLEZ A LA CIENCIA DE NUESTRO PAÍS Y DEL MUNDO.

Mira también

USO DE PLASMA, LOS DATOS LO QUE DEBEMOS SABER

Se realizo en el pais el primer estudio en pacientes convalecientes  de Covid-19, El mismo se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *