Inicio / Todas / Notas de Opinion / EL ALBERGUE WARNES EN LA HISTORIA BARRIAL

EL ALBERGUE WARNES EN LA HISTORIA BARRIAL

Entre 1951 y 1991, sobre la Avenida Warnes, entre Avenida de los Constituyentes y Avenida Chorroarín, en el barrio porteño de La Paternal, estuvo el Albergue Warnes y en cuyo terreno hoy se levanta un hipermercado, un dato lleno de historia barrial, municipal y nacional que nos trae a la memoria el elaborado trabajo de investigación de la Comuna 15 que nos informa: “El sábado 16 de marzo de 1991 se demolía por implosión el Albergue Warnes. Treinta mil personas vieron este doloroso espectáculo que cerraba una historia más dolorosa todavía. En 1961 un asentamiento en Saavedra se había incendiado y sus habitantes se fueron acomodando en los 94.000 m2 de este edificio sin gas, electricidad, agua, cloacas, puertas ni ventanas”, pero lo que es peor es que aquellos habitantes que habían ocupado aquello que debía ser el más acogedor hospital de Latinoamérica fueron trasladados hacia el barrio Fatima.

BARRIO FATIMA¿Donde queda? hacia el sur de la Ciudad y que en principio fue una barrio construido con cartones, chapas y el material que se encontrase para luego que se fue urbanizando reemplazando la rudimentaria construcción por otra de materiales. El barrio de Fatima en términos geográficos queda cerca en Villa Soldati y si bien no cuenta con las comodidades de otros hacia el norte porteño ahora podemos encontrar escuelas públicas, salitas de primero auxilios, proximidad a hospitales públicos, bibliotecas públicas entre otroas urbanizaciones.

Volviendo al albergue Warnes por seguro que es una de las costumbres nacionales cuales la de destruir todo lo que ha hecho el gobierno anterior y al respecto leemos en Wikipedia: “En 1951, el gobierno de Juan Domingo Perón, decidió construir lo que sería, por ese entonces, el hospital de niños más importante de Latinoamérica y uno de los más completos del mundo, capaz de acoger a miles de pacientes. Con este propósito se expropió un predio de 19 ha, frente al Hospital Alvear, pertenecientes a la familia Etchevarne y pronto comenzaron los trabajos de edificación” pero al de ser derrocado faltando poco para su terminación, tan sólo 11 meses, se lo dejó abandonado convirtiéndose en lo que terminó.

El elaborado trabajo de la Comuna 15 nos sigue informando:

“El sábado 16 de marzo de 1991 se demolía por implosión el Albergue Warnes. Treinta mil personas vieron este doloroso espectáculo que cerraba una historia más dolorosa todavía. En 1961 un asentamiento en Saavedra se había incendiado y sus habitantes se fueron acomodando en los 94.000 m2 de este edificio sin gas, electricidad, agua, cloacas, puertas ni ventanas.

En los tiempos de la presidencia de Rivadavia, don Miguel de Echevarne, compró esta suerte de 40 hectáreas entre los pueblos de Fores y Belgrano, vecina la Chacarita de los Jesuitas. En 1829 construyó una casona que siguió en pié hasta hace pocos años, en Warnes 2619. Tenía una quinta, la Quinta del Vasco, donde los colegiales de Juvenilia robaban sandías.

Con los años, un descendiente del Vasco, don Miguel de los Angeles Etchevarne tuvo como cuñado a un amante de la incipiente aeronáutica y, en estas tierras, a principios del siglo XX, se levantaron unos galpones para fabricar aviones. Los aviones se llevaban desarmados por la calle Warnes hasta la estación La Paternal del entonces ferrocarril Buenos Aires al Pacífico. Los bajaban en El Palomar donde después surgió el aeródromo militar. En 1914, se mudaron a Villa Lugano”

Así las cosas los argentinos nos quedamos sin el ejemplo del hospital público. Y sin embargo hubo más despropópositos: en 1957 el gobierno de facto de Pedro Eugenio Aramburu transfirió el predio, sin cargo, a la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires para la habilitación de un centro sanitario municipal. Las obras jamás se iniciaron y, desde ese entonces, el edificio del albergue Warnes, empezó a recibir familias carentes de vivienda.

Una gran obra público con absoluto sentido social y popular fue demolido como dijimos en marzo de 1991. Una obra que debía servir para muchos no sirvió para nadie.

Leemos en el portal wikipedia aquello que fue pasando con el tiempo: “A pesar de no contar con agua corriente, ni desagües, ni energía eléctrica, ni aberturas, la escasez habitacional de la ciudad hizo que muchas familias decidieran llegar hasta allí para al menos contar con un techo para cubrirse de la intemperie.
En los amplios salones pensados como pabellones del trunco hospital, la gente construyó sus «departamentos», dividiéndolo con maderas que encontraron en la planta baja. Los primeros pisos eran los más codiciados ya que las estrechas escaleras no sólo cansaban sino además, de noche, sin luz en los pasillos, era casi imposible transitar por ellos.
A partir de la falta de controles y de seguridad dentro del albergue, mucha gente comenzó a cobrar alquiler a otros moradores por los espacios que ocupaban.
En los diferentes pisos, también empezaron a aparecer almacenes, una pizzería, un salón de billares, una tienda, y en el noveno piso, un prostíbulo.
Veintiún años después de la paralización de las obras del hospital, el albergue hospedaba a más de 600 familias. En ese período la familia Etchevarne empezó a tramitar judicialmente la devolución del predio, ya que el fin de la expropiación no se había cumplido” Por seguro que la enseñanza que deja es que más allá de las diferencias o cualquier otro acontecimiento, no debe ser la gente y mucho menos el pueblo quien paga las desavenencias de la dirigencia.

Algo que lamentablemente sucede seguido…

Fuente: Comuna 15

Portal wikipedia, enciclopedia universal.

 

 

 

 

 

 

Mira también

CHACA ES DE PRIMERA…

Citando a Carlitos Bala, notorio hincha funebrero al extremo de unir a nuestro barrio con …

Un comentario

  1. Lamentablemente, no fue solamente el Warnes el que no llego a terminarse; el "Elefante Blanco", erigido en Mataderos en la misma epoca, tampoco llego a termino. Este tenia como finalidad, suplir al Hospital Salaberri y ampliar la atencion (en su interior funcionaban servicios que carecian otros hospitales, aun sin estar terminado), y llegar a los ppobladores de la recientemente poblada zona sur (Villa Lugano).
    En la actualidad, sucede algo totalmente, pero con el mismo fin, como lo es la inauguracion del hospital de Tablada, ubicado sobre Camino de Cintura, hospital Posadas, sobre aut. a Lujan, hospital Carrillo, cercano a la misma autopista. Los mismos son ampliados, remodelados, pero carentes de personal e insumos; el 1ro, a la fecha y luego de varias inauguraciones continua cerrado. La finalidad de los mismos es la excelente exposicion visual y por ello los puntos estrategicos de su ubicacion, pero en su interior carecen incluso de lo basico: MEDICOS (nadie quiera saber el sueldo de un medico recien recibido, no anda muy lejos al de un jubilado).En otras localidades del interior, tambien se han inaugurado centros de atencion hospitalaria, pero no tan fastuosos ni con tanta pompa, pero igualmente obsoletos (oftalmologico y odontologico en Caseros), o cerrados (San Pedro, Salta), los cuales, seguramente, tengan el mismo fin cuando cambien los gobernantes
    Lamentable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *