Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / EL HOSPITAL BRAULIO MOYANO Y EL SUR DE NUESTRA CIUDAD

EL HOSPITAL BRAULIO MOYANO Y EL SUR DE NUESTRA CIUDAD

El hospital Braulio Moyano sin posibilidad de discernimiento es parte de una historia de la ciudad cuando Buenos Aires sí podría dividirse en un antes y un después del cruce de una determinada, pero llegado el caso el límite es la avenida San Juan. Porque si menciona en forma exclusiva la avenida Rivadavia como el límite entre el sur misérrimo y un norte opulento cabe preguntarse entonces si la Fundación Favaloro ubicado en la intersección de las avenidas Belgrano y Entre Ríos pertenece a uno o a otro de la frontera señalada.

Pero éste es otro tema que no vamos a desarrollar acá.

Lo cierto es que en aquel Buenos Aires de mediados del Siglo XIX todo aquello desdeñable para la ciudad era enviado hacia el sur tal como los saladeros, el cementerio, las quemas, el hospital para turberculosos, los psiquiátricos y otros.

Para ese Buenos Aires al sur quedaba las inundaciones por la crecida del Riachuelo, el “hospedaje” de la carga de los barcos negreros o traficantes de carne humana que eran depositados en donde hoy se encuentra una repartición municipal frente mismo a Parque Lezama.

Entre los primeros datos podemos afirmar que “(…)Por el año 1700, comenzaba a ser necesaria la construcción de un espacio donde poder contener a quienes eran considerados locos. A tal fin, en el año 1734 un vecino de la ciudad, Don Ignacio Ceballos dona a la Compañía de Jesús un terreno en Los Andes de San Pedro y una amplia finca en el sur de Buenos Aires. Ellos edificaron allí la residencia de Belén hasta la posterior expulsión de los jesuitas en el año 1767” , según nos cuenta nuestra fuente www.botanicosur.com.ar

La expulsión de los jesuitas es sin duda una de las grandes pérdidas para un Buenos Aires inclusivo por la relación con los aborígenes que recibían protección a cambio de tareas en las plantaciones u otros emprendimientos de la orden.

Así y todo el desarrollo urbano de la ciudad no iría a detenerse y muy por el contrario se acrecentaría –más aún en el hospital al que hacemos alusión- y como si tomamos como fecha los años es que ese sector donde hoy se encuentra era, según voceros distintos, los cuarteles de la mazorca en tiempos del gobierno del Brigadier General don Juan Manuel de Rosas.

El Moyano fue creciendo y adaptándose a distintas épocas y realidades (…) “Estamos ya en el año En 1898  cuando se inauguran nuevas secciones: Cocina Central (hoy depósito y mecánica); la Casa de Máquinas; Lavandería (hoy pabellón Santa Rosa). En esa época la población de enfermas llegaba a 1400. En 1901, luego de traer al Dr. Tedeschi para hacerse cargo del área, se crea el Laboratorio de Investigaciones y Enseñanza (…) “Como parte de la modernización que se iba generando, se reemplazan las mucamas sin formación por enfermeras diplomadas en una escuela que él mismo funda. También remodela pabellones y funda otros; crea los consultorios tocoginecológicos y quirúrgicos. Habilita consultorios externos, remodelando la entrada. La Farmacia y Biblioteca (hoy despacho de dirección), también forman parte de su obra”

Este hospital concluyendo esta nota da testimonio fiel a la evolución de nuestro territorio porteño y si bien el sur capitalino recibió un grado menor de cuidado por parte del municipio fue acompañando en su crecimiento a la ciudad.

Aquel Buenos Aires al sur poco a poco iba a moldearse de acuerdo a las distintas necesidades generales. Fue testigo de una evolución que, si bien, no era ni es la deseada no fue exagerado el retraso.

Redactamos esta nota un tanto para observar aquel sur capitalino y este otro, el actual, en donde en el mismísimo nosocomio ahora existen talleres de laborterapia tales como jardinería, costura, jardinería, una huerta entre muchas otras actividades que sirven para la redadptación de las internas.

Cuando tomamos este hospital englobándolo en el sur lo hicimos bajo nuestra idea de una visión macro de la ciudad. Esperamos haber logrado este objetivo.

Fuente: www.botanicosur.com.ar

 

Mira también

COMISIÓN DE HOMENAJE AL POETA ENRIQUE BANCHS

Desde aquellos años 1986 fuimos conscientes que si bien éramos los directores de La Chacrita …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *