Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / EL OTRO BUENOS AIRES

EL OTRO BUENOS AIRES

“El otro Buenos Aires” intenta desentrañar la otra historia, la que no nos contaron, aquella que, incluso, nos ocultaron.

Es la de los inmigrantes a quienes se les había ofrecido tierras y riquezas pero encontraron acá, en la Reina del Plata, represión, hambrunas, hacinamiento, promuiscuidad o la miseria total para resumir aquello que vivieron nuestros abuelos y bisabuelos en dos apretadas palabras.

Miseria total, absoluta, marginación social. Quien se oponía a esto sería duramente reprimido ya sea con cárcel, tortura y de no alcanzar toda clase de salvajismo Miguel Cané, el autor de Juvenilia, había hecho redactar la Ley de Residencia con un articulado tan retrógado como su autor. Tanto la letra leguleya como el autor de la Chacarita de los Colegiales no aceptaban que los obreros pelearan y lucharan por las 8 horas de trabajo y el descanso dominical.

El otro Buenos Aires, precisamente, busca quitar las telarañas de la historia; intenta por los medios del que dispone testimoniar que la avenida Federico Lacrtoze fue testigo de una de las más bestiales represiones ante obreros indefensos que traían los cadáveres de otra represión; intenta desnudar el antisemitismo de los sectores acomodados de la sociedad patriarcal que muy lejos de serlo estaba integrados por los noños bien de una sociedad para unos pocos y el sufrimiento de los más.

Donde hoy podemos observar la plaza Martín Fierro allí se desató una feroz represión que de tan medida fue que se la conoció como los hechos de la Semana Trágica.

Parque de los Patricios, un barrio y una historia, que guarda entre sus entrañas la represión policial y la muerte de quienes reclamaban principios sociales. Pero no nos lo dirán los manualejos de una historia escrita por los vencedores de un genocidio que se fue repitiendo una y otra vez a lo largo de todos estos años desde inicios del Siglo XX a la fecha.

Hemos querido integrar a este suelto periodístico el video de aquellos momentos, de aquellos sinsabores del que poco se sabe y, sin embargo, la memoria de nuestros abuelos y bisabuelos guardan en el disco rígido de un pasado que alguna tendra que ser la base para el futuro de una sociedad a la que debemos construirla entre todos, participando (que también es decidir) desde cada uno de los barrios porteños.

ELOISA CARTONERA

 

 

 

Mira también

BRUTAL TESTIMONIO DE UNA ESCLAVA SEXUAL PORTEÑA

El brutal testimonio de una esclava sexual porteña violada por su proxeneta: “No me dejaba …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *