Inicio / Todas / Boletin Informativo / El papá de un nene autista pide prohibir la pirotecnia en las Fiestas

El papá de un nene autista pide prohibir la pirotecnia en las Fiestas

Por los daños que ocasiona la costumbre ruidosa en su hijo, Marcos Goldschmidt inició una petición en Change.org. “Son fechas de celebración, pero para Ezequiel y nuestra familia son casi una tortura”, dice. Recibió apoyos.

 

Para Marcos Goldschmidt y la familia, la Navidad y el fin de año es la época más horrible. La cena y todo lo que gira alrededor transcurre con normalidad pero cuando comienzan los fuegos artificiales se inicia el calvario. Es que Ezequiel, de 17 años, el hijo mayor del hombre, es autista, y padece las explosiones como si sobrevinieran adentro mismo de su cabeza. “Se supone que las fiestas son fechas de celebración, pero para Ezequiel y nuestra familia son casi una tortura. No hay lugar de la casa en donde se pueda proteger porque se escuchan desde todos lados. Probamos con auriculares, tapones y las dos cosas. Primero se tapa él las orejas con las manos y luego lo ayudo yo, pero no hay caso. A veces no sólo sufre, sino que empieza a correr o intenta autoagredirse”, comenta Marcos resignado a Tiempo Argentino. “Es una cuestión de salud”, remarca.

Este año, Marcos decidió pasar a la acción y tras recibir peticiones de campañas similares para proteger a los animales se le ocurrió encarar una propia para ayudar al hijo. “Todo bien con los perritos, pero ¿por qué no una campaña por Ezequiel y otros como él?”, razonó. “Te pido que me apoyes para que se prohíba la pirotecnia. Por cada cañita voladora, petardo, etc. que se tira, veo a mi hijo con cara de horror, tapándose las orejas y buscando, inútilmente, un lugar donde estar tranquilo. Realmente no lo puedo ver así, y ya probamos todo: tapones auditivos, auriculares. ¡Nada funciona! Cada vez que escucha una explosión su cara de pánico me parte el alma”, es el encabezado de la petición que Goldschmidt decidió crear en la plataforma Change.org y que se puede firmar en la url <https://www.change.org/p/comisi%C3%B3n-salud-senado-digamos-basta-la-tortura-de-la-pirotecnia-bastadepirotecnia>.

La iniciativa está dirigida al presidente de la comision de Familia, Niñez, Mujer y Adolescencia, de Asuntos Municipales, de Salud y Deportes y de Discapacidad del Senado de la Nación para que se prohíba la pirotecnia en todo el país como ya ocurrió en varios puntos (ver aparte). Al cierre de esta edición, la iniciativa ya había reunido más de 24 mil firmas. “Si a tantos nos hace mal, ¿no es hora de prohibirla de una vez? Declararé la victoria después del 31 de diciembre si se pudo pasar unas fiestas mucho menos pirotécnicas si no voy a seguir hasta que lo logremos. ¡Por unas fiestas sin pirotecnia! ¡Muchas gracias a todos por sumarse!”, expresa Marcos. “A Change.org le estoy eternamente agradecido porque me ayudaron mucho, pero estoy dispuesto a llegar a la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner)”, adelantó Goldschmidt. El hombre ya conoce de peleas. Hace unos años juntó 10 mil firmas para que el Ministerio de Salud de la Nación derogara una resolución que afectaba el ingreso de integradoras a las escuelas. Y fue luego de la intervención del Poder Ejecutivo.

La repercusión fue enorme. “Una explosión vaya paradoja, pero de las buenas”, dice. A las varias notas con radio y canales de TV se sumó en las últimas horas el llamado del defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires con quien se reunirá en breve.

En las redes sociales y foros de diarios digitales la iniciativa fue criticada por ciertas personas, pero en Change.org, la solidaridad es absoluta. “Mi hija padece de ligirofobia, es el miedo irracional a los ruidos fuertes. Ella no sabe lo que es pasar unas fiestas feliz sin lágrimas ni terror. Mi mayor deseo para las fiestas sería que no se tire pirotecnia… Me uno a tu lucha”, expresó Paula Vallejos. Pero no es cuestión de enfermedad. “Toda la vida lo sufrí con mi nena este miedo a la pirotecnia porque afecta sus oídos. Recién el año pasado pudo perder un poco el miedo, pero pasé muchas fiestas abrazada a ella en la habitación. Sé de lo que habla este papá porque lo vivo todos los años”, contó Marcela Fernández.

Goldschmidt todavía está impresionado por la repercusión, pero sabe que es apenas un comienzo en una ardua pelea que tendrá que dar para proteger al joven, que estudia en una escuela especial de la Ciudad de Buenos Aires. Mientras planea construirle una habitación en la casa y dotarla de la aislación de una sala de ensayo, ya se acercan las fiestas y sólo espera que los vecinos no utilicen mucha pirotecnia.

Un apoyo importante y de peso

 La Asociación Argentina de Padres de Autistas es una entidad civil sin fines de lucro nacida en 1994, en la ciudad de Buenos Aires, pero ya con 20 representaciones a lo largo de todo el país. Busca mejorar la calidad de vida de los autistas y de sus familias, “nucleándolos, conteniéndolos, orientándolos y asesorándolos en sus proyectos de vida”.

Cuando se enteraron de la iniciativa de Marcos Goldschmidt la apoyaron sin reservas y pronto lo harán público, según adelantó a Tiempo el presidente honorario Horacio Joffre Galibert.

“La hipersensibilidad sonora o auditiva es una de las características del autismo –recordó Joffre Galibert–. Y esto afecta también la conducta. Nunca hubo una campaña como la de este papá y la vemos con buen agrado. Hay que concientizar a la sociedad. No es buena la pirotecnia y los afecta muchísimo”. Joffre Galibert, padre de un joven con autismo, contó que los afectados por esta enfermedad también tienen problemas con los ventiladores funcionando o el ruido de las turbinas. “Ojalá se tome conciencia y el gobierno de la ciudad de Buenos Aires la prohíba”, finalizó Joffre Galibert.

Lugares prohibidos

 

En Neuquén decidieron suspender la apertura de la venta de licencias comerciales y establecer la prohibición. Lo mismo ocurre con varios municipios de la provincia de Córdoba, donde la municipalidad de Carlos Paz aprobó una normativa que prohíbe el uso y venta de pirotecnia. Trelew (Chubut), San Martín de los Andes (en Neuquén), Río Tercero (Córdoba), San Carlos de Bariloche (en Río Negro), la provincia de Tierra del Fuego, Cañada de Gómez (en Santa Fe), Florencio Varela (Buenos Aires), Villa La Angostura, Granadero Baigorria (Santa Fe), Casilda (Santa Fe), Puerto San Martín (Santa Fe) y Coronda (Santa Fe) también tienen su normativa prohibicionista.

Una mala costumbre

 

El año pasado, sólo en Nochebuena, se registraron unos 200 casos de heridos por pirotecnia en el país, 85 de ellos fueron niños y niñas, según datos aportados por las autoridades de Salud de las distintas provincias. El 24 y 25 del año pasado el Hospital del Quemado del barrio de Caballito atendió a 20 personas, 14 de ellos chicos. Y en la provincia de Buenos Aires fueron 18 las personas atendidas en los hospitales públicos. con heridas de distinta consideración por el uso de pirotecnia.

Con la llegada de este año, en la Ciudad de Buenos Aires se contabilizaron 68 heridos por el uso de pirotecnia y corchazos en los ojos durante los festejos de Año Nuevo. Comparado con el mismo momento del año anterior, cuando la cifra en la ciudad fue de 124 pacientes que llegaron a los hospitales por estas causas, fue un descenso. En la fiesta de Fin de Año el número de heridos en el país fue de 136 personas. En 2012 habían sido 300 las personas que sufrieron lesiones y en 2013, 263, siempre hablando de la víspera de Año Nuevo. En general, se ve una tendencia a la baja. Pero, como dijo el ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, “el uso de pirotecnia está muy arraigado en nuestras costumbres y, una vez más, muchos tuvieron que suspender la fiesta y recurrir a los servicios de emergencias”.

 

La lucha de un oftalmólogo

 

De la mano del oftalmólogo Héctor Álvarez, la ciudad de Concordia también tiene su campaña que plantea la situación que viven los hospitales locales e institutos oftalmológicos ante las heridas producidas por el mal uso de pirotecnia. “Nunca me voy a olvidar de un nene que atendí hace un tiempo. Tenía 8 años y se había lastimado con una cañita voladora. El nene nunca más iba a poder ver de ese ojo”, plantea Álvarez en su fanpage de Facebook.

Es una de las tantas campañas que se ven en la Web. Muchas son impulsadas por organizaciones amantes de las mascotas, que impulsan mensajes de concientización sobre los riesgos de utilizar pirotecnia. Algunos piden, directamente, su prohibición. Marchas virtuales y de carne y hueso, y cambios de pirotecnia por golosinas son algunas de las iniciativas surgidas en Facebook o Twitter para evitar los accidentes entre los humanos y el sufrimiento de las mascotas.

Proyecto4patas.org es una ONG del partido de Merlo impulsada por Carolina y sus amigos diseñadores gráficos que concientizan a través de Facebook con afiches. “Siempre hacemos campañas de concientización cerca de las fiestas, entregábamos volantes en la calle y ahora nos largamos por las redes sociales para generar sensibilidad”, apunta la joven. La campaña Pirotecnica Cero ya tiene más de 7000 adeptos en su fanpage de Facebook. Un grupo de profesionales veterinarios promueve la campaña sosteniendo que este es el momento en el que las autoridades sancionen, definitivamente, una ley que prohíba el uso, tenencia y comercialización de la pirotecnia que evite el sufrimiento y muerte en humanos y demás animales. En Jujuy, por su parte, por segundo año consecutivo, la asociación protectora de animales Cadena Mascotera realizará una campaña antipirotécnica para resguardar la salud de las mascotas. General Roca, en Río Negro, también hace lo propio y a partir de este fin de semana estarán dejando planillas en los comercios para levantar firmas que a fines de enero serán llevadas al concejo para tratar una “ley anti pirotecnia”.

 

SOCIEDAD • Jueves 18 de Diciembre de 2014 ◄ Por Diego  Igal para infonews.com

Mira también

DIA MUNDIAL DEL ACCIDENTE CEREBRO VASCULAR (ACV)

Las claves para detectar un ACV, según un experto en neurología En el marco del  …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *