Inicio / Todas / Notas de Opinion / EL RAP VILLERO: POESÍA DE LA CALLE, VOCERO DE LOS QUE MENOS TIENEN

EL RAP VILLERO: POESÍA DE LA CALLE, VOCERO DE LOS QUE MENOS TIENEN

Puede que moleste pero nuestra obligación es mostrar una parte, no menos importante, del periodismo vecinal inserto en la realidad de los barrios y de la ciudad en su conjunto.

Nuestra tarea no es quedar bien sino informar e incluso, emitiendo opinión cuando así las exigencias no los demande, sobre nuestro tema que es el periodismo de, con y junto al vecino.

Por supuesto que los barrios forman parte de la ciudad, del país y por extensión del concierto de las naciones –qué sentido tiene negarlo- pero aquello que consideramos el periodismo barrial debe tener en cuenta las distintas necesidades de cada sector o zona de los barrios quedándole exento la estigmatización de amplios sectores de vecinos que pagan sus impuestos y el IVA, entre otras obligaciones fiscales y, mal que pueda caer, son los primeros en reclamar una debida urbanización de los sectores en emergencia habitacional.

Estas en todos lados, como mostrando sus necesidades al sol, con sus caras curtidas por la miseria, y los estómagos tantas veces vacíos.

Son la prole de una ciudad que les da la espalda, de una sociedad que los estigmatiza, que no les da trabajo porque son villeros y si no trabajan, se les dice vagos o chorros, o paqueros que viven drogándose o paseándose por las noches, las pibas o pre-adolescentes, vendiendo sus cuerpos para escapar de la pobreza a la que se los condena o sino, como variante, se los asocian a los pibes de las “villas” discriminándolos por nacionalidades como si éstas pudieran tener una valor suficiente para los actos delictivos, como si fuesen tan sólo ellos, bolivianos, peruanos y o paraguayos, los responsables de la grieta que hace tantos años azota nuestro país, como si ellos fabrican o fabricaron la DEUDA ETERNA que nos carcome como país.

Allí están ellos y no escapan –no hay razones- a distintas creaciones literarias o para nuestra música ciudadana: “Chiquilín de Bachin” no cayó del cielo y mucho menos de una noche de tormenta. Allí están ellos juntándose en las esquinas y no para drogarse, claro está.

Así nació la cumbia villera, ahí está el RAP de las villas, donde muchos chicos y adolescentes, nos muestran una realidad que tantos no quieren ver o niegan con total impunidad.

El Rap es el encargado de mostrar las heridas, los sufrimientos de quienes por no tener vivienda, muestran sus realidades, los sufrimientos y por qué no decirlo, las bandas de narcos que le ofrecen un paraíso que más que paraíso son un infierno en donde algunos entran para no salir jamás.

Está a la vista de todo el mundo aquellos muchachos que nos muestran la realidad tal cual es.

Y esto también podemos decir que es periodismo vecinal si es que lo concebimos como una visión de las necesidades de todos: porque el RAP VILLERO nos habla de la marginalización a la que son sometidos y cuando dicen que también existen, de alguna manera nos están reclamando una sociedad que los incluya, que los tenga en cuenta, que les dé trabajo.

Aquí mismo, donde antes estaba el Albergue Warnes, hoy usando las paredes linderas al baldío, arman sus casuchas como pueden, con lo que encuentran (según nos muestra “LADO C” de Martín Cascioli en TN; Aquí mismo en la villa 1.11.14 se filmó la película “Barracas” y en donde muy a las claras, nos dice que también de las villas salieron profesionales, se formó algún maestro mayor de obra y otras ocupaciones.

El RAP muchas veces nos muestra en forma cruda la realidad que algunos niegan, que nos quieren ver.

También esto es periodismo vecinal porque muestra la realidad tal cual es y que no corre una cortina para que no se vea la miseria de aquellos que menos tienen y que alguna vez, lo damos como seguro, serán los primeros que serán saciados como Lázaro, el pobre de la Parábola de San Lucas, que comía de las migajas de las festicholas que caían de aquel que se guardaba todo para sí.

Mostrar esta realidad, no escondiéndola en donde no sea vea. Mostrar esa realidad también es periodismo vecinal…

 

 

 

Mira también

CAUSA Y EFECTO

La selección nacional de futbol una vez más desilusionó empatando con otra selección que al …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *