Inicio / Todas / Notas de Opinion / LA MUJER COMO MOTOR DE LOS CAMBIOS SOCIALES

LA MUJER COMO MOTOR DE LOS CAMBIOS SOCIALES

Lo decimos siempre y lo decimos ahora que este Siglo XXI debe consolidar los derechos de aquellos a los que les fueron negados desde las raíces mismas en el concierto de las naciones.

A pesar que en otras latitudes a las mujeres ni siquiera se les permite mostrar su cuerpo y se les exige, incluso, taparse la cara dejando sólo la visión, aquí en sudamerica la mujer fue protagonistas de grandes cambios luchando como en las guerras de la independencia de un modo ejemplar.

¿Quién puede negar el valor de Macacha Güemes o de Juana Azurduy? ¿Se puede pasar por alto las luchas femeninas por un mayor bienestar familiar? ¡Nada que ver con la cocina y los platos!

Mujeres universitarias que hicieron historia en temas medicinales y científicos que escribieron auténticos pergaminos  basados en su coeficiente intelectual.

Acaso, ¿figuras emblemáticas como Evita o Alicia Moreau de Justo pueden pasar desconocidas? La Dra Cecilia Grierson ha dejado una huella imborrable en el ideario sanitario.

Y, sin embargo, leemos que América Latina sigue siendo la región del mundo más peligrosa para las mujeres; a pesar de los avances en el ámbito político, la violencia contra las mujeres ha alcanzado niveles extremadamente preocupantes en la zona, nos dice el Pentágono norteamericano  el día 4 de enero de 2018.

Un simple vistazo de los dos últimos centenios ha demostrado fehacientemente que aquel dicho machista que las calificaba como sexo débil era tan sólo un construcción fantasiosa de alguna mente afiebrada.

Movimientos sociales como “Ni una menos” también nos está diciendo que han decidido salir del sueño pretendido al que siempre fueron sometidas antojadizamente ocupando sitios de primer nivel en empresas, gobiernos, instituciones y demás quehaceres de la vida.

Y a pesar de todo lo que venimos afirmando estamos convencidos que la lucha por la igualdad de derechos, por la equiparación con respecto a los hombres en el ramo laboral no debe detenerse.

Digamos más: si así fuese la especie humana caminaría como el cangrejo y de suyo cae que la evolución quedaría seriamente lesionada.

 

Publicado día 6.1.2018

 

 

Mira también

NOS DUELE LOS JUBILADOS COMO A FRANCISCO I

Una vez más como tantas otras veces en la historia argentina la violencia se instaló …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *