Inicio / Todas / Noticias de la ciudad / ¿EN QUE GASTÓ MEGAOBRAS LA DONACIÓN?

¿EN QUE GASTÓ MEGAOBRAS LA DONACIÓN?

¿De cuanto fue la donación, como se la gastó y en qué, son datos imposibles de saberlo? En la Empresa AUSA hay silencio de radio al respecto.

INTERPELACIÓN LEGISLATIVA REFERIDA

 A LA MASACRE DEL HOGAR PIEDRALIBRE

8 de julio de 2002 

COMISIÓN DE PROMOCIÓN SOCIAL Pág. 3

* TEXTO PENDIENTE DE CORRECCIÓN FINAL *

 

– En Buenos Aires, en el Salón Montevideo dela Legislaturadela Ciudad Autónoma, a los 8 días julio de2002, ala hora 18 y 25:

Iniciación

Sra. Presidenta (Serio).- Buenas tardes a todos.

Vamos a dar comienzo a la reunión dela Comisiónde Políticas de Promoción e Integración Social.

Agradezco la presencia de la señora secretaria de Desarrollo Social, Gabriela González Gass y de la señora directora general dela Niñez, doctora Sara Cánepa.

A continuación, dado el público presente, voy a leer el Artículo 147 del Reglamento Interno, que dice: “Las reuniones de comisión tienen carácter público. Una vez abierta la reunión de una Comisión, y durante la primera media hora, el Presidente o Presidenta debe invitar a los particulares o representantes de organizaciones no gubernamentales que acrediten interés acerca de un asunto incluido en el Orden del Día, a que expongan oralmente o por escrito sus opiniones sobre el mismo”.

También agradezco la presencia de los diputados Colombo, Campos, Oyhanarte, Gerch, Talotti, Peduto Pardo, González, Baltroc, Larrosa y Doy.

Leído el Artículo 147, como presidenta de la comisión invito al público presente a realizar algún tipo de exposición. Si así lo desean, lo pueden hacer ahora. Les pido a los que se hablen que, una vez que se les acerque el micrófono, digan su nombre, apellido y a qué organización pertenecen, a los efectos de que estos datos figuren en la versión taquigráfica.

Les recuerdo que el total de tiempo que dispone todo el público presente es media hora. Por lo tanto, si son varios los que deseen hacer uso de la palabra, tendrán que dividir la media hora entre todos.

También agradezco la presencia de la diputada Moresi.

 

Sra. Sánchez.- Mi nombre es María Sánchez, soy miembro dela Asamblea de Palermo Viejo.

Quiero transmitir una experiencia vivida junto con otras dos personas de la asamblea, miembros de la comisión de Salud el día viernes al mediodía. Es una asamblea que corresponde a la zona de donde estaba el hogar de niños. Hablando con los vecinos sobre lo que sucedió –que me parece tiene que calificarse como un crimen– nos enteramos que en ese lugar no había matafuegos ni salidas de emergencia. Al personal que trabajaba en ese lugar le debían 4 ó 5 meses de sueldo –no supo decirme exactamente el vecino. Ese lugar no tenía estufas a gas, por lo tanto, ese accidente –si puede llamarse “accidente”– se produjo porque el acolchado de los niños que dormían muertos de frío –porque se estaban calentando con una estufa a cuarzo– se cayó sobre esas estufas y se incendió. Entonces, los chicos murieron ahogados o quemados. Creo que la pericia dijo que murieron ahogados.

Los otros nueve pibes que estaban en ese hogar no están muertos hoy gracias –digo gracias entre comillas– a que a las 5 de la mañana un ciruja vio que se estaba incendiando el lugar y le golpeó la puerta al vecino de la casa lindante con el hogar, que sacó su propia manguera y despertó a su familia, De esta manera no se murieron los otros nueve chicos, que están en estado de shock. El incendio fue en la planta baja; las ventanas están enrejadas, por lo tanto, no podían salir por ahí.

Éstas son las declaraciones de este vecino, a quien hay que hacerle un monumento. En este país, todos sobrevivimos gracias a la solidaridad y buena voluntad de los habitantes, porque si fuera por los funcionarios que se ocupan de estas cosa, tendríamos que estar todos muertos.

Este vecino nos cuenta que él abrió una puerta para que pasaran a su casa. Luego estos dos pibes no fueron velados; no les permitieron hacer un velatorio. La opinión que tienen los vecinos es que se pretende tapar todo.

El objetivo de mi intervención es denunciar esto. Obviamente, me parece que en un contexto de movilizaciones populares donde exigimos que se vayan todos, éste es un hecho patente y palpable de por qué necesitamos que se vayan todos. No queremos más muertos por falta de matafuegos, por ejemplo. (Aplausos.)

 

Sra. Presidenta (Serio).- Si nadie más desea hacer uso de la palabra, paso a explicar la metodología a implementar: la señora Secretaria de Desarrollo Social hará una introducción sobre el tema; por lo tanto, les pido a los diputados que traten de no hacer interrupciones durante la intervención dela Secretaria. Luego, todos los diputados podrán hacer todas pregunta que crean convenientes.

Agradezco también la presencia de los diputados Santiago De Estrada y Enrique Rodríguez.

Le cedo el uso de la palabra ala Secretariade Desarrollo Social, Gabriela González Gass.

 

Sra. Secretaria de Desarrollo Social (González Gass).- Buenas tardes.

Voy a hacer una intervención muy breve para después, junto con las personas que tienen responsabilidad de gestión en el área, contestar las preguntas generales y concretas que se refieran a la institución y a la situación que se ocasionó.

Obviamente, queremos decir que para nosotros lo que ha sucedido es una verdadera tragedia, que ha costado la vida de dos chicos que estaban en lo que nosotros denominamos un pequeño hogar en el marco dela Ley114 de protección integral de la infancia y la adolescencia que esta Legislatura sancionó en su composición anterior.

Justamente, la tragedia para nosotros es que esto también se enmarca en una norma y en una modalidad de gestión que tiene que ver con lo que establecela Convención Internacionalde los Derechos del Niño y la manera de enfrentar la situación de chicos que están en situación de calle enla Ciudadde Buenos Aires. En el caso concreto de los dos chicos que murieron estaban enla Ciudadde Buenos Aires, y habían sido derivados por el CAINA, y además, en cumplimiento de los mandatos que impone la ley, el personal del hogar había contactado a sus familias. Después podemos ver las situaciones particulares de cada caso.

Concretamente, quiero decir que está interviniendola Fiscalía N°24 acargo del doctor Morin; interviene el Juez Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 18, doctor Grispo yla Secretaría156, acargo del doctor González Zavalía. Obviamente, hay secreto de sumario y todavía no se ha tomado declaración ni al personal, ni a los funcionarios.

Paralelamente,la Procuracióndela Ciudad, como corresponde, a pedido dela Secretaríala Instrucción del sumario administrativo.

Intervienela Defensoríadel Pueblo, que ha mandado un informe preliminar que fue inmediatamente contestado, de acuerdo con el requerimiento que en ese momento se formulara.

Corresponde decir que el Hogar Piedralibre había funcionado en ese sitio desde 1986 como un pequeño hogar para niños y niñas, administrado por organizaciones no gubernamentales; que fue adjudicada primeramente a la organización Colpi, adjudicataria por una ordenanza del ex Concejo Deliberante. Esa organización le transfirió la administración a otra organización no gubernamental bajo convenio y, cuando esa última organización no pudo sostener económicamente al pequeño hogar, la casa –que había sido dada en comodato–, le fue devuelta a la ciudad.

A fines de 1997, esta ciudad decidió hacer una remodelación y adecuación de sus instalaciones para que siguiera cumpliendo la misma finalidad, esta vez administrada directamente por la ciudad, y encargó esa remodelación a la empresa AUSA.

La empresa AUSA, a través de sus arquitectos –y después por una contratista– organizó esa remodelación. A las instalaciones se le agregaron dos baños. Se habilitó un garage, se refaccionó la cocina y se ampliaron las comodidades que había, siempre en la idea de funcionamiento como pequeño hogar para chicos en situación de calle.

El promedio de chicos albergados ha oscilado siempre entre los 9, 11 ó 12 chicos, dependiendo de la particular atención que estos chicos, en esta situación, requieren.

La instalación de gas fue habilitada por Gas de Estado in situ, en un expediente al que después nos podemos referir en detalle.

Estaban habilitadas las estufas; el caso particular que nos toca, se trata de una estufa a gas, de tiro balanceado, habilitada por Gas del Estado que, de acuerdo con informes que tenemos chequeados de diferentes lados –y del propio personal– funcionaba de manera adecuada, sin perjuicio de que como era un artefacto de 2.000 calorías, efectivamente la habitación requeriría seguramente una instalación de mayor cantidad de calorías. En este sentido, hay algunas constancias administrativas de pedido de cambio de artefacto, a la que también nos podemos referir puntualmente, porque están las notas, las contestaciones y la intervención de AUSA y dela DIRE.

Pero debe quedar claro y no hay dudas –lo digo por lo que ha dicho la ciudadana dela Asamblea– de que se trató de una estufa habilitada por Gas del Estado, de tiro balanceado.

Luego, las pericias, sobre todo la de Bomberos, determinará cuál fue la causa del incendio y del siniestro. Y también, por supuesto, indicará si el fuego pudo haber sido extinguido o no con un matafuegos.

Sobre el tema de las rejas –para referirme puntualmente a la intervención de la ciudadana– debo decir que se trata de un pequeño hogar que funciona como una casa de familia. Todos sabemos que la mayoría de las casas en los distintos barrios de la ciudad tienen sus ventajas protegidas por rejas.

Las referencias sobre lo que sucedió, de acuerdo con la información que tenemos de dentro y fuera del hogar, la voy a dejar sujeta a las preguntas de los diputados y, por supuesto, a resultas de la investigación final; hemos hecho un análisis y reunido alguna información que estamos brindando a los distintos organismos, pero en definitiva va a ser el Juzgado el que, a través de las pericias y de las declaraciones, deslinde cuál fue la situación y cuáles son las diferentes responsabilidades.

La otra cosa que corresponde decir claramente es que, inmediatamente después de producido el hecho, y al tomar conocimiento, los que tenemos responsabilidades de gestión en el área, nos constituimos inmediatamente en el lugar.

Se dispuso que el personal del hogar que se había contactado con las familias fuera el encargado de ir a buscar a esas familias –a Ezeiza y a Ciudad Evita–, y no se dieron a conocer las identidades de los menores hasta que ese contacto fue hecho.

Las familias fueron trasladadas –con asistencia y, dentro de las posibilidades que se podían brindar en ese momento– al Centro de Gestión y Participación Número 14 Oeste, y que es el lugar más próximo, tanto a la comisaría interviniente como al equipo que trabaja en el hogar. Y nos pareció que era conveniente instalar las oficinas que trabajaron allí en ese momento. Una de las familias fue la que decidió tomar contacto con los medios de comunicación. La otra pidió no hablar.

Y fueron las familias –con asistencia del personal y dela Secretaría– las que retiraron los cuerpos. Las que decidieron que los chicos fueran velados uno en el domicilio de la abuela y el otro en el domicilio de sus padres en los lugares de origen de la provincia de Buenos Aires.

Personalmente, con la directora del área y con el personal que había tenido contacto con los chicos participamos de las dos circunstancias. Y, además, se trató y se trata de hacer todo lo posible hasta que tomemos las decisiones adecuadas para brindar toda la contención en una situación de esta dimensión.

También podemos decir que los legajos, con toda la información respecto no sólo a los dos chicos fallecidos, sino a los nueve restantes, fueron secuestrados por el juzgado interviniente en el mismo momento del hecho. Por supuesto, obran las copias de las partes más importantes de ellos.

Sin perjuicio de las preguntas que profundicen sobre el tema, podemos decir que, por tratarse de un pequeño hogar que funciona haciendo similitud a una casa de familia, no requería de ningún tipo de habilitación municipal, ni de ninguna repartición del Gobierno dela Ciudad.

Por otra parte, por la información que tenemos recabada hasta ahora, podemos decir que, efectivamente, no había un extinguidor de incendios y, también, que el resto de los chicos inmediatamente fue trasladado por el SAME al Hospital Tornú, que es el hospital donde son habitualmente atendidos, y dados de alta. Fueron trasladados a otro hogar de administración directa de la ciudad, que es el hogar Andamio, en donde se les brindó asistencia, contención y en donde están alojados. Ahí mismo, por disposición de la fiscalía, se les tomó la primera declaración para que dieran la versión de lo ocurrido; fueron acompañados por una abogada dela Dirección de Infancia y por el doctor Gallo, que fue destinado a esa finalidad por el Consejo de Protección de Derechos.

También hay que aclarar que en el lugar del Centro de Gestión y Participación se constituyó, inmediatamente, la profesora María Elena Naddeo, que es la titular del Consejo de Protección de Derechos.

De la misma manera que en las primeras horas de ocurrido el siniestro se atendió –y a medida que se iba teniendo información– a los distintos medios de comunicación, a los distintos diputados o a sus representantes que se apersonaron al lugar, o establecieron alguna comunicación telefónica.

Me parece que ésta es una descripción los más objetiva posible de los hechos sucedidos hasta el momento, que pueden ser profundizados con las preguntas que nos formulen.

Tenemos aquí, a disposición de todos, los elementos que hasta el momento hemos reunido sobre la situación.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Los diputados que quieran hacer preguntas pueden anotarse o pedir la palabra en este momento.

 

Sr. Doy.- Quiero hacer una aclaración.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Para una aclaración tiene la palabra el diputado Doy.

 

Sr. Doy.- No me quedó claro la función que le cupo al Consejo del Menor, Niño y Adolescente. ¿Fue atender a la prensa?

 

Sra. Secretaria (González Gass).- Seguramente no me expresé bien.

Inmediatamente de producido el hecho, se apersonaron al lugar el presidente del Consejo, de acuerdo a la Ley114, ya que tiene funciones que tienen que ver con el seguimiento, el cuidado, la atención y el tratamiento de chicos/chicas de la Ciudad. También, prestó asesoramiento una persona que está acostumbrada permanentemente al trato con los chicos, que es el doctor Gallo, que ayudó a los chicos en la declaración que la comisaría ordenó tomar a los chicos en el hogar Andamio. Marco esto porque si hay un organismo al que la ciudad le ha dado la facultad de control y fiscalización de tratamiento de todas las políticas de infancia ése es el Consejo de Protección de Derechos.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Tiene la palabra la diputada Colombo.

 

Sra. Colombo.- Gracias señora presidenta; buenas tardes señora Secretaria.

Quiero hacer algunas preguntas sobre lo que usted ha informado.

En primer lugar, usted nombró a la empresa AUSA. ¿Se refiere a Autopistas Urbanas?

 

Sra. Secretaria (González Gass).- Sí, señora diputada.

 

Sra. Colombo.- Parece interesante saber por qué AUSA se ha ocupado de eso.

En segundo lugar, quiero preguntar si en el funcionamiento del hogar Piedralibre está previsto que haya personas al cuidado durante la noche que hubieran tenido que estar despiertos y tal vez hubieran podido detectar si pasaba algo como para tener algún nivel de prevención.

Por otro lado, usted ha dicho, señora Secretaria, que no es necesario que haya una habilitación. La verdad es que no me ha quedado claro el concepto que usted ha querido expresar con esas palabras. Creo que ha dicho como se trata de un “símil hogar”, no sé si para un “símil hogar” corresponde una habilitación comercial; pero no me cabe duda que para un establecimiento público del Gobierno de la Ciudad, tal como es el hogar Piedralibre, corresponde el cumplimiento de las normas básicas de seguridad, que desde ya en una casa de familia, sin necesidad de que esté escrito en ninguna norma, se tratarían de garantizar como, por ejemplo, no dormir con las estufas eléctricas prendidas o cosas de ese tipo, porque todo el mundo duerme y no hay quién vigile y prevenga un accidente.

Desde ya, que la no existencia de un extinguidor de incendio no parece ser un tema menor, y aunque yo creo que usted no ha hecho la referencia explícita –por lo menos a mí no me ha quedado claro– tenemos noticias de que ha habido reclamos y demandas por parte, tanto del hogar Piedralibre –en este caso en relación a poder contar con extinguidores– como en otros casos hemos tenido noticias a lo largo de estos años de que los hogares dependientes dela Secretaría de Promoción Social funcionan con menos de la mitad de su capacidad porque tienen problemas edilicios quela Secretaría no les resuelve o no les ha proporcionado ningún tipo de solución como ha sido planteado y como ocurre en otras dependencias públicas, lo que también ha ido llevando a que las instalaciones del Gobierno dela Ciudad no se puedan utilizar.

Esto es solamente para empezar a preguntar a la señora Secretaria.

 

Sra. Secretaria (González Gass).- Diputada Colombo: voy a ir contestando por orden así no queda ninguna pregunta.

Si hay alguna omisión, hágamelo saber. Algunas las voy a contestar yo, otrasla Directoradel Área.

En primer lugar, desconozco –porque en ese momento no estaba en la gestión– cuál fue la razón por la cual el Gobierno de la Ciudad, en el año 1997, le encargó la remodelación de lo que sería después del hogar Piedralibre a la empresa AUSA. Lo que sí tenemos es la fecha del pedido original, la descripción de las reparaciones realizadas, el plano de las obras y los nombres de los arquitectos intervinientes.

En aquel momento, el plano de la remodelación lo hizo el arquitecto Fracinelli que era empleado de AUSA y el arquitecto Margosi, y, aparentemente, de acuerdo también con la información que AUSA nos brindó cuando la recabamos, se subcontrató una empresa Megaobra, e intervino el arquitecto Miguel Figlio.

El expediente, que para nosotros tiene significación, es el 97.236/98, que es a través del cual se solicitó la habilitación de las instalaciones de gas, tanto por la remodelación de la cocina y el cambio de artefactos como por el tema de las estufas. De acuerdo con lo que surge del expediente de Metrogas, están habilitadas las estufas; las estufas son de tiro balanceado. Repito: no había ningún artefacto eléctrico. Las estufas son de tiro balanceado y, por ser estufas de tiro balanceado específicamente habilitadas en los dormitorios, está claro que pueden ser utilizadas no solamente durante el día, sino también durante la noche.

Con respecto al tema de la habilitación, recién aparece en la última reforma del Código de Planeamiento Urbano el uso Hogar o Albergue Transitorio de Niñas/Niños en el cuadro de usos, con la última modificación que realizóla Legislaturaen el período anterior. Por supuesto, el hecho de que funcione como un hogar asimilable a una casa de familia, no obsta para que se cumpla con todas las disposiciones que tienen que ver con la prevención de incendios, entre ellas –luego se profundizarán las explicaciones– la necesidad de contar con un extinguidor de fuego de acuerdo con lo que dice la normativa, es decir, por lo menos uno cada doscientos metros cuadrados.

Pero quería que quede claro que no existe ninguna norma en el Código de Habilitaciones que sea aplicable a este tipo de instituciones. En ese sentido, así se expidióla Direcciónde Verificaciones y Habilitaciones al momento que le fue requerida esa información por parte del juez interviniente.

Con respecto a las modalidades del hogar y al personal que trabajaba, y a la función que cumplían los convivientes, le voy a ceder la palabra a la doctora Cánepa, que además va a poder ampliar toda la información.

 

Sra. Colombo.- Pido la palabra.

Señora presidenta: antes de que pasemos a las preguntas para la doctora Cánepa, quiero decir que el lugar no sólo no tenía extinguidores, sino que no tenía prevista una salida alternativa, una salida de emergencia. Y no tengo conocimiento sobre si la construcción de madera que tiene el hogar tenía su revestimiento tratado en prevención de incendios, cosa que debería tener.

Quería quela Secretariame dijera cuál es la investigación y la evaluación sobre la situación que la propia Secretaría ha hecho de lo ocurrido. Porquela Secretariaha hecho una narración. Yo quisiera saber cuál es la evaluación quela Secretaríahace con respecto a la responsabilidad que tiene la propia Secretaría y su línea,la Direcciónde Niñez y el Propio Consejo con relación a lo ocurrido, que se hace difícil poder llamarlo accidente.

 

Sra. Secretaria (González Gass).- Si me permite, dejo esa pregunta y esa valoración para el final, porque me gustaría ir agregando toda la información objetiva disponible, que es lo que he tratado de hacer.

Además, en ningún momento he usado la palabra “accidente”. Para nosotros es una verdadera tragedia, y estamos tratando de saber si fue una fatalidad, un accidente, un homicidio por negligencia o una omisión objetiva de la administración. Hablo de una situación absolutamente trágica y estamos haciendo todas las averiguaciones y tomando todos los elementos a nuestro alcance para poder suministrarlos a los distintos organismos que intervienen y a esta propia Legislatura.

Por supuesto, tengo una valoración que es absolutamente subjetiva, y la voy a plantear con total honestidad al final de la reunión. Pero, me parece que en primer lugar debemos brindar a las señoras y señores diputados toda la información objetiva, o más o menos objetiva, que disponemos. Después, en todo caso, entraremos en ese otro terreno.

Quiero repetir que no se trató de ningún artefacto eléctrico; no he hablado de accidente en ningún momento y tenemos la firme voluntad de llegar hasta la última cosa que podamos hacer para dilucidar qué es lo que ha pasado con estos niños.

Por supuesto, también estoy abierta a discutir, a sostener y a defender esta modalidad de atención que de ninguna manera quisiéramos que por esta tragedia se pusiera en cuestión.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Tiene la palabra la doctora Cánepa.

 

Sra. González.- Le pido, por favor, antes de comenzar, que nos dijera cuál es la fecha en que accede a esa Dirección.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Estoy en funciones enla Dirección desde principios de septiembre del año 2000.

Con relación a la modalidad de trabajo en el hogar, como espacio convivencial, su equipo está integrado por una coordinación, por personal que desempeña funciones de convivientes, por un equipo profesional, por auxiliares en las áreas de limpieza y cocina y por el área administrativa.

Con relación a los convivientes, que son las dos personas que estaban en el hogar el día del hecho, son personas que mantienen relación con los chicos, con permanencia, siempre garantizando la presencia de dos personas a lo largo del día, que cumplen con distintas funciones de acompañamiento de los chicos, ya sea para la asistencia escolar, para la promoción de la recreación y del juego, como también para acompañarlos en el momento de la noche.

Con respecto al horario que han venido cumpliendo los convivientes en el hogar, creo que aquí hay que plantear la referencia con relación a la historia, desde el origen del hogar. Desde el comienzo el horario de los convivientes se extendía en una permanencia durante varios días de la semana para el mismo conviviente.

Con respecto a la modalidad de trabajo de los convivientes, puede haber dos situaciones diferentes para plantear este trabajo. Se puede realizar una distribución horaria que responda a una concurrencia de un horario limitado, a una jornada laboral, acotada, ordinaria, o puede plantearse la modalidad de una extensión horaria mayor, como hay en el caso del Hogar Piedralibre. Esto tiene que ver con diferencias en cuanto al abordaje y a la relación que se plantea con los chicos. Tanto una como otra son igualmente válidas. De lo que se trata tanto en una como en otra es de garantizar la articulación que tiene que existir entre los equipos profesionales, la coordinación del espacio y los convivientes para, justamente, tener noción de todo lo que va sucediendo con los chicos a lo largo del día.

En el caso particular, de los dos convivientes que estaban presentes esa noche, uno de ellos había ingresado el día lunes a las 8 de la mañana, e iba a continuar su permanencia en el hogar hasta las 8 de la mañana del día siguiente. La otra conviviente había ingresado el día lunes a las 20 horas, extendiendo su continuidad en el hogar hasta las 20 horas del día siguiente.

Esto quiere decir, y en todo caso les podemos acercar a ustedes los datos en particular del cumplimiento horario, que cada conviviente desarrolla un turno de 24 horas, y en otro momento de la semana un turno de 12 horas, completando de esa manera las 36 horas.

 

Sra. Colombo.- La pregunta concreta que me interesa que se me contestara es si la indicación por parte dela Dirección, o sea la rutina esperable y la manera en que funciona tiene previsto que haya alguien de noche despierto. Esto es lo que estoy preguntando.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Por eso estaba aclarando el horario que cumplían su labor los convivientes. Está previsto que alguno de los convivientes tiene que estar en un estado de vigía. Lo cierto es que en el desarrollo ordinario de actividades, dentro de la valuación que se hace en el marco de actividades del hogar, esto se estima que está garantizado por la dinámica que van teniendo los convivientes en esta dupla que tienen en cada una de las noches de permanencia.

Lo que también es cierto, y por eso lo apunté previamente, es que acá estamos frente a una franja horaria de trabajo que se extiende de las siete horas, y que el descanso entre los convivientes también tiene que estar organizado. Por eso hice el desarrollo inicial acerca de cómo estaba planteada la modalidad, y dije que ésta es una modalidad posible. Hay otra modalidad que tiene horarios más acotados, que es por ejemplo la modalidad que se utiliza en el hogar Andamio.

 

Sra. Baltroc.- Pido la palabra.

Quisiera que esto se aclare bien, más allá de cual sea el horario. Para decirlo claramente, se supone que en todo momento del día y de la noche debe haber alguien despierto. Ésa sería la modalidad. No importa si hace veinticuatro horas o doce. La modalidad es que de noche tendría que haber alguien despierto.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- No es estricto que esta persona esté despierta permanentemente, salvo que lo coordinen los mismos dos convivientes. Por eso marqué los horarios de ingreso. Uno está ingresando a las 8 de la mañana y el otro a las 8 de la noche. Tiene que haber, obviamente, un estado de vigía que permita prevenir situaciones. Pero, la relación cotidiana que se va dando entre los convivientes, hasta ahora, ha sido valuada desde la coordinación del hogar como una alternativa positiva.

El equipo técnico del hogar permanece durante el día y es donde hace este contacto con los convivientes. Luego, durante la noche, obviamente tiene que existir esto que ustedes plantean. Pero esto tiene que ver con el arreglo que se haga entre los dos convivientes en cuanto a este estado de vigía. Con relación al día del hecho, esperamos los resultados de la investigación y de lo que surja de la declaración de cada uno, y de lo que fue sucediendo en el relato de ese día.

Con relación a lo que usted plantea de la salida de emergencia, tenemos entendido que no es necesaria la salida de emergencia en este tipo de inmuebles. Y sí afirmamos –lo dijola Secretaria– que no compramos el matafuego. El matafuego no estaba en el hogar; pero en el caso de la salida de emergencia, es una salida que no está contemplada como indispensable en el marco de lo que es el hogar, y más cuando nos ceñimos a lo que es la historia de la habilitación del hogar y su puesta en funcionamiento.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Agradezco la presencia de los diputados Marino, Bisutti y Echegaray.

Tiene la palabra la diputada Oyhanarte.

 

Sra. Oyhanarte.- Señora presidenta: hasta ahora, he escuchado una cantidad de explicaciones que en la mayoría de los casos no terminan de explicarme todo, y ni siquiera gran parte, de lo que quisiéramos saber.

En primer lugar, reafirmo que quienes estamos aquí y hemos pedido la semana pasada la participación de la señora Secretaria en esta reunión lo hicimos justamente porque entendemos que más allá de las investigaciones que pueda hacerla Justiciaque ya está participando, y dela Defensoríay dela Procuraciónque también lo están, de una vez por todas se deben establecer las responsabilidades desde la administración ejecutiva para se apliquen las sanciones correspondientes.

Quiero hacer preguntas con respecto a dos aspectos. Uno tiene que ver específicamente con el siniestro y otro va un poco más allá y que creo que ata nuestra labor como diputados, que tienen que ver con el programa donde esta Secretaria ha estado trabajando.

Con relación al hecho concreto, quisiera saber cómo se está manejando desde el Gobierno dela Ciudadla situación con los familiares, concretamente, de los chicos Eduardo Rodríguez y Luis Dimeno; cuál es la situación y qué tipo de contención hay. Algo ya dijo, pero me gustaría que esto se especificara un poco más sobre los nueve sobrevivientes. Con respecto a lo expresado por la señora Secretaria en el sentido de que las estufas eran de gas, de tiro balanceado, la versión que tenemos nosotros, reafirmada hace unos momentos por una de las vecinas de la zona, es que había una estufa de cuarzo, que además fue vista por el vecino que intervino en ese momento.

Respecto de los horarios que cumplen los convivientes, aquí se dijo que eran de 24 horas a las que luego se sumaban otras 12, para sumar las 36. Sin embargo, nada de eso aparece en la página web del Gobierno de la Ciudad con relación a esto. Por ejemplo, la señora Andrea Batastini, quien aparentemente es la misma persona que dice que en reiterados reclamos le pedía a la Secretaría que entregaran los extinguidores. Quisiera saber si se trata de la misma persona, Andrea Batastini, la que hace el reclamo de los extinguidores y la que figura en la página web como personal del hogar desde los lunes a las 8 horas hasta los miércoles a las 18.

Reafirmando lo dicho por la diputada Colombo, parecería casi como una explicación inaceptable el hecho de que no hay ninguna norma que exija habilitación y verificación o control. Si no hay una norma, habría que crearla. Pero, aunque no la hubiera, ¿qué tipo de control ha realizado el Gobierno de la Ciudadcon relación a esto? ¿Cuáles son las condiciones habitacionales y la salida de emergencia que no estaba? Son tan rigurosos en la verificación de condiciones para funcionar en otros ámbitos bajo control de la ciudad, y en este caso, en el que la propia página web define que en estos hogares se trabaja el cuidado, la responsabilidad, la organización en un marco de afecto, respeto, dignidad y libertad de los chicos, ¿cómo se controla que eso efectivamente sea así?

Además, quiero referirme al programa en su conjunto, porque esto es lo que nos permitirá profundizar sobre el uso de los fondos que deberían aplicarse, en este caso, a los niños y los adolescentes.

El programa 252 “Niños y adolescentes en situación de calle”, para el 2001, tenía asignado 2.044.707. Suponemos que para 2002, según la Ley70, cuenta con la misma cantidad. Entonces, ¿cómo se reparte esta cantidad entre los cuatro efectores que se mencionan en la página Web, que son: unidad móvil, la UDESde Constitución, el CAINA y el Hogar Piedralibre? Éstos son los cuatro efectores que figuran en la página Web que deberían ser atendidos con más de 2 millones de pesos.

Respecto del Hogar Andamio, donde fueron derivados los nueve sobrevivientes, también quisiéramos algunos datos. ¿Cuándo comenzó a funcionar? ¿Qué gastos mensuales tiene? ¿Cuántos chicos puede albergar? ¿Qué persona está trabajando en el Hogar Andamio? ¿Qué cantidad de personal hay en el CAINA? ¿Qué cantidad trabaja en la unidad móvil y enla UDEI? ¿Pertenecen al programa 252 o es personal dependiente de otros programas? ¿Cuál es la cantidad de beneficiarios que tiene actualmente el programa de Chicos dela Calle, discriminado por cada uno de los cuatro efectores que mencionaba? ¿Cuánto tiempo permanecen en promedio los chicos en un hogar de tránsito dependiente del Gobierno dela Ciudad? ¿Cuáles son los otros 15 hogares para alojar a chicos de la calle que usa el Gobierno dela Ciudad?

Esta información surge de declaraciones de la señora Julieta Pojomovsky, que es la directora del CAINA, en un artículo publicado por el diario La Nación. Si no tiene todos los datos en este momento, quisiera que por favor nos haga llegar un listado de esos lugares, con los respectivos domicilios, los nombres de los responsables, la capacidad máxima del lugar, la cantidad de chicos que alberga, el monto de beca o subsidios que reciben, los servicios que se brindan a los chicos, desde hace cuánto que trabajan con el Gobierno de la Ciudad, quiénes son las personas para controlar su correcto funcionamiento. Todos estos datos también los solicito para el hogar Piedralibre.

¿Quiénes son las personas responsables? Porque esto es lo que siempre nos falta saber: las personas responsables, los nombres y los apellidos de los que tienen que controlar el funcionamiento.

Voy a formular otra pregunta general. En la descripción del programa 4528 “Niños, Adolescencia y Familia”, programa integral del proyecto 2002, que no fue aprobado, se incluye para el segmento Niñez y Adolescencia en situación de alta vulnerabilidad social, es decir, de 0 a18 años, otros recursos además del CAINA, Unidad Móvil y el Hogar Piedralibre: la cooperativa de protección y aprendizaje y el proyecto del Bajo Flores. Sobre esto quisiera saber si se trata del mismo proyecto y en qué etapa se encuentra.

Es decir, lo que vamos viendo, a medida que nos metemos en este tipo de cosas, es la enorme dispersión de recursos. Quisiera que hagan alguna referencia con relación a qué políticas tienen pensadas, justamente, para que este tipo de cosas no ocurran: que se vaya el dinero vaya uno a saber dónde y que por eso no se compren los extinguidores.

Mi próxima pregunta se refiere a lo siguiente. En julio de 2000,la Legislaturavotóla Ley445, que es la que creó el programa “El Parador, Casas Abiertas para Chicos de y enla Calle”. Quisiera saber en qué etapa de la aplicación de esa ley estamos. ¿Está reglamentada? ¿Qué es lo que se está haciendo al respecto?

Por el momento, éstas son todas mis preguntas.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Con relación a la atención de los familiarestenemos dos historias familiares diferentes, si se quiere con el mismo problema: uno es el caso de Luis Alberto Dimeno y otro el de Nahuel Eduardo Rodríguez.

En los dos casos estamos hablando de la existencia de otros hermanos. La familia Dimeno está integrada por ocho hijos. En el caso de Luis, él era el principal sostén de su familia. Llegó al CAINA, centro de atención diurno para chicos de la calle, diciendo que era huérfano; manifiesta maltratos, conflictos familiares y problemas económicos. Desde el CAINA se trabajó con Luis el ingreso en el Hogar Piedralibre en el mes de marzo de este año. Estaba escolarizado. Entonces, se tomó contacto, justamente, con la escuela. A partir de ahí, el padre y la madre lo vinieron a buscar y se lo llevaron.

Al día siguiente de que lo vinieran a buscar, volvió diciendo que nuevamente había recibido maltrato y que se quería quedar en el Piedralibre. El contacto con la familia, de acuerdo con los informes que existen en el hogar, fue muy difícil por la predisposición de la familia y por las observaciones que hacían de la conducta de Luis. Las conversaciones con la familia eran de tono violento. Luego los padres hicieron la denuncia por fuga de hogar e intervino el Juzgado de Menores N° 1 de Lomas de Zamora.

 

Sra. Oyhanarte.- Esta información no agrega demasiado; por el contrario, parece que estamos buscando la responsabilidad de la víctima.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Para nada. Estoy haciendo una descripción del grupo familiar, porque a partir de ahí…

 

Sra. Oyhanarte.- Pero quiero saber qué están haciendo con las familias.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Con respecto a las familias, casi desde el momento del hecho, concurrieron dos equipos del mismo hogar, integrado también por profesionales del CAINA que tuvieron contacto con las familias. Fueron a visitar a las dos familias y las trajeron a la ciudad de Buenos Aires. Las dos familias fueron trasladadas, siempre acompañadas por los equipos, al CGP 14 Oeste, que es donde estuvimos todos ese día. Las familias estuvieron allí.

Por el conocimiento que teníamos de las actuaciones, la autopsia de los cuerpos de Luis y de Nahuel iban realizarse a las 19 de ese día. Entonces, en el primer anuncio a las familias también se buscó el acompañamiento del SAME por si hubiera sido necesario. Las familias se mantuvieron en el CGP hasta que, viendo que todavía no se podía lograr el anticipo de la realización de las autopsias, se les dio a elegir entre quedarse en el CGP o volver a sus casas, pero luego volveríamos a buscarlos para traerlos en el momento del retiro de los cuerpos.

Las dos familias decidieron volver a sus casas. En el caso de la familia Dimeno, volvieron a su casa particular; en el caso de la familia de Nahuel, fueron a la casa de una tía en Lugano. Hasta allí fueron acompañadas. Luego, cuando se realizaron las gestiones para anticipar las autopsias, se volvió a buscar a las familias con el equipo profesional del hogar, que acompañó a las familias ala Comisaría29, donde tuvieron lugar las actuaciones, para el retiro del oficio pertinente y luego ala Morgue Judicial.Personalmente, acompañé a cada una de las familias en el momento de la entrega de cada uno de los cuerpos.

Teníamos previsto –esto lo hicimos antes de llegar a este momento– la contratación de distintas empresas que fueron las que se encargaron del traslado de los cuerpos hasta sus lugares de residencia. Las familias decidieron qué hacer en cada caso. La familia de Nahuel decidió ir a lo de una abuela y la de Luis al lugar de residencia de la familia.

 

Sra. Oyhanarte.- Esto ya lo explicóla Secretaria González Gass. Quisiera saber qué ayuda se le está brindando hoy a las familias.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Hago el relato completo porque tiene que ver con la ayuda que desde ese momento, se le brindó a las familias.

Pasado el momento del velatorio, lo quela Direcciónle garantizó a las familias es el acompañamiento profesional, y se les fueron entregando los elementos que resultan necesarios para acompañarlos en su subsistencia.

Sobre este punto, se trabajó de acuerdo con la realidad general de cada familia, y vimos cuál era el acompañamiento desde lo económico y lo profesional que cada una necesita para poder acompañarlas mejor en la situación por la que están atravesando. Y el contacto con ellas es permanente.

Desde lo sucedido y hasta ahora, no se ha cortado el contacto por parte dela Direccióncon cada una de las familias. Y ésta es la propuesta que hemos conversado con ellos y es el planteo que pensamos ejecutar, a medida que lo podamos armar. En el término de esta semana vamos a tener un estado de situación.

Lo que planteo es que las familias no sólo necesitan recursos económicos, sino también un acompañamiento profesional para poder sostener las distintas situaciones. La familia Dileno vive con sus hijos, y tiene cercanía familiar en el lugar de su vivienda. La familia de Nahuel vive una situación diferente. Recién en el último tiempo ha habido una recomposición de la relación entre la abuela y la madre de Nahuel. Un hermano de Nahuel está en un instituto de menores enla Provinciade Buenos Aires. Hay situaciones familiares que no hacen sencillo provocar una reunión entre todos los hijos con su madre, y eso también de requiere un acompañamiento profesional especial.

Con relación al planteo de la existencia de una estufa de cuarzo, debo decir que hasta ahora, por lo que sabemos, solamente existían las estufas colocadas; y hasta ahora, ninguno de los responsables del hogar ha indicado la existencia de una estufa de cuarzo en ese dormitorio.

Igualmente, a resultas de la investigación, se verá si este artefacto ha existido o no. Pero nos manejamos con el único dato que nos indica que, en el dormitorio en donde se inició el fuego, había una estufa de tiro balanceado, con las características e instalación que detallóla Secretaria.

En cuanto a lo que marca la diputada sobre la diferencia de horarios en la página Web, debo aclarar primero que esta página está desactualizada; y con relación al horario de la señorita Batastini, el horario que está planteado no tiene que ver con el horario que habitualmente cumple en el hogar.

Quiero marcar ahora algo que mencioné anteriormente: históricamente, desde el comienzo del hogar se habían marcado horarios de días completos, en una carga horaria que implicaba mayor carga que las 24 horas. Entonces, quizás, haya quedado una referencia relacionada con este tema del horario. Pero estos horarios que hoy se cumplen han sido replanteados el año pasado, y estos son los horarios con los que nos manejamos en la actualidad.

 

Sra. Oyhanarte.- Quisiera hacerle una pregunta respecto del personal. ¿Es personal contratado?

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Es todo personal contratado. El grupo de convivientes es todo personal contratado.

 

Sra. Oyhanarte.- Está claro.

 

Sra. Secretaria (González Gass).- Podemos dejar en la comisión una copia de los legajos de todo el personal que interviene en el hogar, donde constan las fichas, los currículum y la preparación que esta gente tiene para desempeñar esta tarea; me refiero a información tanto de los convivientes como el equipo profesional que interviene.

Asimismo, también tenemos la opinión sobre el desempeño de los que trabajan en vinculación con los chicos dela Defensoría, dependiente del Consejo de Protección de Derechos.

De manera tal que toda esa documentación puede quedar para que sea examinada. Nosotros hemos analizado cada uno de los legajos de ese personal, y la mayoría es personal que tiene experiencia y en algunos casos formación profesional y, en otros, en el caso de los operadores y de los convivientes, algunos tienen experiencia en el desempeño de esas funciones tanto en el ámbito público, como en el ámbito privado. Y, en la mayoría de los casos, salvo excepciones, ese personal se viene desempeñando en esa tarea desde hace tiempo, a pesar de la relación contractual.

 

Sra. Oyhanarte.- Pueden dejarnos copias de esos legajos.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Toda la información que necesite mandarla Secretaría va a ser recibida y unificada enla Comisión de Promoción Social para que luego sea remitida a todos los diputados.

Antes de seguir conla Directora Cánepa, le damos el uso de la palabra al diputado Doy, para una interrupción.

 

Sr. Doy.- Es una interrupción sobre la respuesta que se está dando.

La pregunta de la diputada Oyhanarte avanzaba sobre el tema de las responsabilidades. Me parece que se están fijando mucho las responsabilidades en el análisis de las personas que prestaban servicios en el lugar. Yo quiero, puntualmente, para determinar las responsabilidades, saber sila Secretaríade Hacienda, en algún momento, negó los fondos para elementos que fueran necesarias en el hogar. Hago esta pregunta porque así, a lo mejor, el tema de las responsabilidades va tomando el camino que corresponde.

A veces, es mucho más homicida un sistema económico y de finanzas, que funciona buscando acordar el principio de caja. (Aplausos). Entonces, dilatamos esto viendo la responsabilidad de un funcionario.

Realmente, a los chicos no los podemos revivir. Lamentablemente, los chicos están muertos. Entonces, tenemos que tratar que esto no pase más. Y, si podemos aprender también los legisladores, quisiera saber si esto se debió a falta de fondos.

La pregunta concreta, para buscar responsables, es si hubo notas dirigidas ala Secretaríade Hacienda pidiendo elementos, y si no fueron respondidas. Si eso pasó así, me doy por satisfecho, y ya sé dónde está la responsabilidad.

 

Sra. Secretaria (González Gass),- Estamos siguiendo el orden de las preguntas que hizo la diputada Oyhanarte. Repito que, por lo menos yo, trato de manejarme con la máxima imparcialidad posible, y sin hacer ninguna valoración.

Quiero que quede establecida esta modalidad de trabajo con chicos en situación de calle, la manera en que trabaja el personal, el esfuerzo que hace y el vínculo que construye con los chicos; tienen que darse cuenta de eso; ese personal convive la mayor parte del tiempo con los chicos, los acompañan a la escuela, los llevan a actividades recreativas y a que se hagan los controles médicos. En los casos en que es posible, además, intentan reconstruir el vínculo con sus familias y, además, con todas las limitaciones de este tipo de situaciones, tratan de que vuelvan al sistema de escolaridad, etcétera.

Por lo tanto, para nosotros, el personal que está a cargo –su idoneidad, su formación profesional, su capacidad de atención, más allá del tema del horario–, demuestra el cuidado que esta ciudad le ha dado a este tipo de modalidad de funcionamiento, que es alternativo al de la institucionalización.

Entonces, quiero remarcar que los convivientes no son celadores ni guardias como los que existen en otros institutos del conurbano, que dependen del Consejo Nacional del Menor yla Familia.

Nos parece pertinente que toda la información respecto del personal, y que no tiene que ver con su responsabilidad en lo que ha sucedido, sea también puesto a consideración y valoración de las señoras y señores diputados, porque hace también a la responsabilidad del Gobierno de la Ciudaden la designación de las personas a las que se les da el cuidado 
–vuelvo a decir– de niños y adolescentes que tienen características y particularidades muy especiales.

Entonces, sin perjuicio de la pregunta del señor diputado que vamos a contestar a medida que avancemos sobre las demandas de refacciones, adecuaciones, instalación de estufas, equipamiento, etcétera –que, por supuesto, tenemos también para dejar en la comisión los pedidos, las respuestas, lo que fue satisfecho o lo que no lo fue– y obviamente del tema central, quiero señalar las modalidades con las que tenemos que gestionar en el marco de la crisis económica que atravesamos, de la emergencia, de la limitación de recursos y de la prioridades que estamos obligados a tomar en cada una de las situaciones.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Continuando con los temas planteados por la diputada Oyhanarte respecto del tema del uso de fondos, usted planteaba lo que es el programa 252 del año 2001.

El marco general de ejecución, tanto del presupuesto 2001, como lo que podemos ponderar y que ya está sucediendo y va a seguir sucediendo en el año 2002, es que en el marco de esta exigüidad de recursos, desdela Dirección Generaltenemos que atender distintos centros que significan diferentes modalidades de atención.

Estrictamente con el programa 252, lo que podemos estimar y remitirnos a la documentación de la ejecución del presupuesto 2001, es que los montos asignados ante cada una de las partidas resultan totalmente insuficientes para satisfacer la demanda cotidiana. En general no se puede hablar –y los invito a que hagan un análisis partida por partida– comparativamente ya en el año 2001 de estos montos que solamente daban para distribuir y comprar la gran emergencia de distintos lugares que están atravesados en muchos casos por condiciones edilicias serias.

En muchos casos –y esto es real– ante cada una de las situaciones siempre nos encontramos frente a la disyuntiva de un servicio que se cierra y no se presta, o la de cuánto cuesta ponerlo en condiciones para ese problema. Los invito a revisar lo que es la línea de consumo de obras y mantenimiento, que en el presupuesto dela Direcciónno existía, y lo instalamos el año pasado.

Además cuando concluimos el presupuesto para este año lo estimamos en una cifra importante porque es así la importancia que tiene la necesidad de recursos para garantizar el mantenimiento de edificios. Y, sin embargo, se nos asignó un presupuesto cercano a los 50 mil pesos para el mantenimiento de veinte jardines, tres casas de niños-adolescentes, dos hogares, un lugar que es el CAINA, que queda en la calle Paseo Colón, un COPA, sin contar los talleres para adolescentes del bajo Flores que se realizan en espacios comunitarios.

Estos talleres están en distintos espacios, por ejemplo, el Comedor Angelelli, Comedor Niños Felices, COPA, sin contar que en otros lugares se desarrollan espacios comunitarios en los cuales podemos pensar que el mantenimiento no es nuestra responsabilidad; pero así y todo tenemos 33 espacios para mantener con estos montos.

Para la línea de obras nos dieron cien mil pesos, y desdela Direcciónofrezco a la comisión el documento de cómo se construyó este presupuesto desde este lugar, con los fundamentos que se ofrecieron y que tienen que ver con la demanda que no se podía satisfacer en el momento de construirlo. Fue construido en el mes de julio o agosto del año pasado, y hoy estamos hablando de otro país, de otra ciudad, donde se ha triplicado la demanda.

 

Sra. Oyhanarte.- Quiero pedir una aclaración.

El programa 252 en el año 2001 tenía 2.044.707 pesos; usted dice que en el año 2002 eso bajó a 50 mil. Evidentemente, hay un error.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Voy a explicarle, diputada, cuál es la diferencia.

En el año2001, anivel presupuestario,la Dirección Generaltenía dividido el presupuesto en cuatro programas. Entonces, ustedes tienen el presupuesto 2001 dividido por programa con líneas de actividad diferentes, iguales, pero divididas por programa.

Para el presupuesto 2002 presentamos un programa único de atención para poderlo medir al programa así presentado en la lógica de que los distintos espacios de la dirección atiendan una misma franja de población, en diferentes franjas etarias o con diferencias de modalidad de atención. Para esto, en el planteo que hicimos de este programa único, diferenciamos las franjas etarias de atención y la otra modalidad –como usted bien lo dijo usted diputada– está registrada como de alta vulnerabilidad social, apuntando a esta construcción de presupuesto y con los recursos que íbamos a atender a estas franjas etarias y a esa modalidad de atención, pero lo que medíamos era en un programa único.

De esta manera, no tenemos un símil de los programas existentes en el año 2001 con lo que está planteado el programa único del año 2002. Así y todo, si nos guiamos por los totales de las partidas en cada uno de los casos del año 2001 y del año 2002, las que corresponden al año 2002 son todas menores, salvo la línea de transferencias. Igualmente en los totales seguimos siendo fieles en lo que fue el año 2001. La diferenciación después se da en parciales por programa.

Pero tomando aún los totales para poderlo cotejar con lo que es el año 2002, estamos hablando de que en todas las líneas disminuye el monto, que es lo que apunté en cuanto al mantenimiento de edificios ya que era una línea no instalada en el presupuesto dela Dirección.

Cuando en el planteo inicial quisimos trasparentar la necesidad de mantenimiento de todos los espacios dela Direccióny nos fue refutado desdela Secretaríade Hacienda que era una línea inexistente que no podía crecer a montos importantes. Ahí se asignaron 50 mil pesos para esa línea, que es una de las que atiende el mantenimiento de edificios; la otra es de obras, pero tiene que ver con obras nuevas o refacciones que forman parte de una licitación, pero no del mantenimiento.

Con relación al requerimiento de la fecha de iniciación del hogar Andamio, empezó a funcionar en septiembre del año 2001. Comenzó reuniendo los recursos y con un esfuerzo muy grande, pero nos impusimos que era necesario que empezara a funcionar, pero quiero remarcar que no había en el registro presupuestario una garantía para el funcionamiento del hogar Andamio.

Comenzó a funcionar con un equipo mínimo, con un gran esfuerzo por parte de ellos, con un acompañamiento permanente por parte dela Dirección Generalpara lograr la incorporación de chicos.

Otra modalidad de trabajo que instalamos ya desde el año pasado fue la integración de una comisión de ingreso. En esta comisión están representados y se sientan semanalmente la responsable de cada uno de los hogares, también la de CAINA, del grupo de operadores de calle, personal dela Dirección, para poder establecer, justamente, un criterio en cuanto a los ingresos y el seguimiento de la situación de los chicos en cada uno de los espacios dela Dirección.

Respecto de la cantidad de operadores de la unidad móvil, se integra con cinco operadores. Históricamente la unidad ha sido creada y sigue respondiendo a llamados telefónicos frente a la situación de chicos de la calle. Frente a estos llamados, por un lado toman comunicación con la persona que llama y, por otro lado, se traslada y toman contacto con los chicos en cada situación de calle. Además, los operadores de unidad funcionan en coordinación con cada uno de los hogares restantes, CAINA y demás. Están permanentemente en el registro que se va haciendo. En el seguimiento de cada uno de los chicos aparece el registro de los operadores que resultan referentes positivos para ellos y el operador es activado por cada uno de los centros en el momento que resulte necesario. Muchas veces ocurre que aún ante la incorporación de uno de los chicos, ya sea en el hogar Piedralibre o en Andamio, así y todo se necesita que vuelva el contacto del operador, para algún contacto familiar o por alguna situación a resolver con cada uno de los chicos.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Para una interrupción, tiene la palabra la diputada Oyhanarte.

 

Sra. Oyhanarte.- Deberían chequear la telefonía de la unidad móvil, porque hoy hemos tratado de comunicamos al 0-800-777-6242, que es el número que aparece en la página Web, donde se dice que atiende las 24 horas de todos los días. Pero la comunicación era imposible. Intentamos desde distintos lugares. Aparecen ruidos, pero era imposible comunicarse.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Tomo nota de su reclamo. De todas maneras, hay un registro por escrito de los llamados que van recibiendo los operadores. También se hace por escrito el seguimiento y la persona de contacto. Toda esta información existe y puede ser consultada por ustedes, pero también se la podemos remitir.

La diputada Oyhanarte preguntaba sobre la cantidad de beneficiarlos discriminada por efectores. ¿Usted está planteando la cantidad de beneficiarlos por modalidad de atención: jardines y CAF?

 

Sra. Oyhanarte.- Sí, así es.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Justamente, en la propuesta realizada para el presupuesto 2002 planteábamos, por un lado, la atención que se venía desarrollando y, por otro, la estimación que hacíamos de la demanda insatisfecha. En el caso del nivel de atención en jardines maternales y CAF, se atienden 2.050 chicos; en el caso de la atención brindada en hogares y por el dispositivo de chicos de la calle, 400; en el caso de niños y adolescentes, 260; en juegotecas, 300.

Igualmente, lo que estimábamos eran distintos porcentajes en esta documentación que puedo dejar en la comisión. Allí nos referíamos a la demanda insatisfecha, que es actualmente alta; específicamente en chicos de la calle, planteábamos que en abril y mayo de 2001 realizamos un censo de chicos en situación de calle. Trajimos una síntesis de ese censo.

También podemos darle a la comisión el relevamiento total. El censo significó la división de la ciudad en más de 70 zonas. El número total de chicos en calle que arrojó el censo fue de 1.643 chicos, en abril-mayo de2001. Apartir de este censo, que implicó un instrumento de cerca de 80 preguntas que la mayoría de los chicos accedió a contestar, se conocieron datos relativos a su lugar, escolaridad, salud, etcétera.

Para nosotros, fue necesario realizarlo para tener una dimensión exacta. Ahora tenemos una dimensión aproximada y una gran cantidad de datos se basa en lo que estamos tomando de los datos de los chicos que pasan por CADI y hogares, por ejemplo, en cuanto a la cantidad de varones y mujeres, y la situación en cuanto a sus lugares de residencia y demás.

Lo cierto es que el censo así planteado nos brinda una apertura de datos mayor. Justamente, fundamos en el censo el pedido presupuestario para plantear que se necesitaba crear en la ciudad 12 paradores o casas abiertas, de acuerdo con las modalidades dela Ley445. En cuanto a su pregunta, respecto de la reglamentación, ésta se realizó y está en trámite en este momento.

En el presupuesto para el año 2002, planteábamos la necesidad de crear 12 paradores, 2 propios de la dirección y10 aconvenir con organismos no gubernamentales. A resultas de lo que fue el presupuesto otorgado, en el cual sólo tuvo un crecimiento la línea de transferencias, y el resto de las líneas tuvieron una disminución con respecto al 2001, obviamente, vamos a poder abrir los paradores propios, y estamos planteando convenios con organismos no gubernamentales para la ejecución de paradores en la ciudad.

Con relación a este tema, también les podemos hacer llegar las distintas gestiones que hemos realizado con distintos organismos de la ciudad, en búsqueda de inmuebles para poder implementar la modalidad de paradores, porque tienen que estar cercanos a los lugares de circulación de los chicos.

 

Sra. Oyhanarte.- ¿Esos paradores son los 15 lugares que la directora del CAINA mencionó en un reportaje?

 

Sra. Directora General (Cánepa).- No lo sé, tendría que preguntar.

No sé como fue el reportaje a la directora del CAINA. Quizás ella hizo referencia a 15 hogares –quizás sean éstos– que son los hogares que todos ustedes conocen, con los cualesla Secretaríadel Gobierno dela Ciudadrealiza convenios para la atención de chicos en la modalidad de pequeños hogares. Quizás sea esto. Lo tenemos que confirmar. De acuerdo a esto, vamos a girar la información que usted solicitó.

 

Sra. Oyhanarte.- Además, le solicito que a través dela Comisión, por favor, nos envíe la reglamentación dela Ley 445.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Así se hará.

En el presupuesto 2002 también hicimos el planteo de dar cumplimiento ala Leyde Salud Mental en cuanto a la creación del efector referido a niños. A resultas de la evolución presupuestaria, tampoco será posible una creación propia, pero lo estamos presentando con la modalidad de convenios con organismos no gubernamentales para poder dar cumplimiento a esta ley.

Con relación al planteo de responsabilidades de control de funcionamiento, también podemos dejar la documentación en cuanto a los niveles de responsabilidad, que tienen que ver con la doctora González Gass; quien habla, a cargo dela Dirección Generalde Niñez; y la jefa de departamento específicamente de esta área; y la coordinadora del hogar. Ésta sería la línea de responsabilidades.

También creo que con relación a este tema de responsabilidades, quisiera apuntar quela Dirección Generales responsable de que no existan artefactos como matafuegos. También podemos dejar copia de como fue pedido y cómo fue el trámite que se dio a esta compra, o “no compra”.

Lo cierto es que quiero manifestar que necesitamos saber cómo se desarrolló el proceso del incendio. Además, que el tema de los artefactos no significa que ésta sea la causa del incendio, y que el matafuego es un recurso que se utiliza para calmar un fuego incipiente. Esto no lo digo para exculpar responsabilidades –para nada–, porque la asumo totalmente.

Lo que es cierto también es que tenemos que revisar entre todos el sistema de control que está instalado en cuanto a los sistemas de seguridad. Desde que llegué ala Dirección, he recibido periódicamente, de cada uno de los centros, estudios de Bromatología, que analiza la elaboración de la comida y la situación de los demás elementos y materiales.

Frente a esta situación, tengo un dictamen de un área específica que me informa de la situación en que estamos, aunque también debo decir que está afectada, en cuanto a su puesta a punto, por toda esta condición presupuestaria, que siempre nos lleva a atender de urgencia y la superurgencia.

No hay un gasto que se pueda replantear o planificar. Hasta ahora, durante toda mi gestión, no recibí ninguna inspección del área de seguridad que me diera noticias de cuál es la situación de infracción en este sentido. Y con esto que digo no pretendo eliminar mi responsabilidad en el tema.

Lo que digo es que a nivel de lo que ustedes pueden ver acá –que les podemos dejar–, se han hecho pedidos y distintas áreas del gobierno han tomado conocimiento de los elementos que hacían falta.

Entonces, creo que en esto hay una situación que cada uno de nosotros, desde su lugar, tiene que tratar de resolver para tener un esquema claro de reglamentación y de organismos de control; y, en tal caso, en principio, esa no es misión de esta Dirección General, si se quiere.

Nosotros hemos puesto el énfasis en la práctica y en cómo se puede sostener un sistema de protección integral en estas condiciones; en la forma de sostenerlo en el tiempo y en la manera de fortalecerlo.

 

Sra. Presidenta (Serio).- El diputado Doy le solicita una interrupción. Tiene la palabra.

 

Sr. Doy.- A partir de lo que usted está explicando pregunto: ¿cuál es la razón para la no compra de los matafuegos. ¿Quién lo ha decidido?

 

Sra. Directora General (Cánepa).- La compra de los matafuegos se ha planteado desde el inicio de las actividades…

 

Sr. Doy.- ¿Por qué no se han comprado?

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Porque en el momento en que el departamento se lo pide a la Dirección, la Dirección envía el pedido al área de servicios de la Secretaría 
–específicamente, ala Subsecretaría–, de servicios contestan que esta compra se va a tener en cuenta dentro de las prioridades de compra del próximo ejercicio y que cuando se compren se procederá a su colocación.

Yla Dirección Generalremite esto al departamento para que tome conocimiento de la respuesta. Esto es lo que puedo decir respecto de las actuaciones.

Luego también, desde el hogar, se han hecho otros pedidos dirigidos ala DIRE, y no tenemos…

 

Sra. González.- ¿Y enla Dirección cobran sueldos para contestar esto? ¿Cuántos son los sueldos que se pagan para que contesten que no pueden comprar matafuegos?

 

Sra. Presidenta (Serio).- Estamos respetando el orden de las interrupciones. Luego de la interrupción que solicitó el diputado Doy, le tocaba a usted hacer uso de la palabra.

Le solicito que se dirija ala Presidencia, porque hay muchos diputados anotados para hablar.

Tiene la palabra la diputada González.

 

Sra. González.- En primer lugar, le quiero preguntar lo siguiente a la directora: ¿cuántas veces estuvo en el Hogar Piedralibre, desde que asumió su función?

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Varias veces estuve en el lugar. ¿Por qué lo pregunta?

 

Sra. González.- ¿Cuántas estuvo? ¿Dos, tres, cuatro o cinco?

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Debo haber estado cuatro o cinco veces.

 

Sra. González.- Además de recurrir a alguna Dirección de Seguridad: ¿nunca pensó que chicos al lado de una estufa corren riesgo de incendio?

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Le voy a contestar.

Si se debiera atender sólo esta situación yo aceptaría que me pregunte eso en esos términos y le contestaría en esos términos. Pero debo hacer una aclaración.

El sostenimiento de la vida cotidiana de cada uno de los centros de cada uno de los hogares tiene que ver con lo que determinan los recursos presupuestarios con los que contamos, significa sostenerlos con los aportes de los empleados –y de mí misma–, en distintas circunstancias. Por ejemplo, se hacen aportes para garantizar la concurrencia de los chicos a la escuela; por ejemplo, para garantizar la compra de ropa y de distintos elementos para los chicos.

Con esto estoy diciendo que la partida de consumo, por tomar una partida genérica, significa la compra de distintos elementos y que en ese marco presupuestario no podemos garantizar la compra de materiales didácticos que marquen una diferencia en la atención que se le brinda a los chicos.

En cualquiera de las áreas dela Direcciónes importantísimo el aporte que hace el mismo personal para el mantenimiento y para la puesta en situación de cada uno de las áreas. Esto significa años de falta de atención y de presupuesto; históricamente, puede comprobarse esto y, en tal caso, en otro momento habrá que ver cuál fue el control que se ha hecho de la ejecución.

Se puede decir que en lo que va de mi gestión, ninguno de los recursos ha sido escatimado, y siempre se está pensando en cuál es el gasto más urgente para hacer. Porque además, debemos coordinar las necesidades de mantenimiento de los espacios que garanticen condiciones mínimas.

Y digo “condiciones mínimas”; como ustedes saben, hay una cantidad de lugares que están funcionando en sitos incorrectos y siempre, como lo dije anteriormente, la dilucidación de esto está en cerrar un espacio o atender en estas condiciones.

Puede decirse que hay irresponsabilidad en mantener abierto algún espacio en estas condiciones, pero la situación es conocida por todos. No es una información cerrada y está a la vista de muchos funcionarios del Poder Ejecutivo y legisladores.

Ahora se ha presentado esta situación en la que nunca pensamos. No pensamos que iba a costar muertos; y los muertos calan hondo en todos. Porque, además, el trabajo que se viene realizando tiene cercanía con los chicos. Los chicos no son números. Hay un registro completo de lo que pasa con cada uno de ellos. No lo pensamos. Realmente, no lo pensamos. No pensamos que se iba a dar una situación tan grave como ésta.

Lo cierto es que nos podemos exponer en una cantidad de lugares y, a partir de ahora, creo que todos nos vamos a comprometer a tener una visión de la realidad para discutirla; una discusión sin papeles porque, cuando uno hace una propuesta presupuestaria, luego viene la devolución presupuestaria; en la discusión, podemos dejar fijadas las propuestas que hemos hecho, en el término de este año, ala Secretaríade Hacienda para mejorar la posibilidad de recursos dela Dirección. Ysin embargo, seguimos con cosas pendientes de respuesta.

Entonces, ninguna de estas cosas nos resultan graciosas. No sólo se trata de discernir lo del matafuego.

Quiero invitarlos a todos a que vengan a presenciar una jornada de labor en algunos de los espacios de trabajo dela Dirección, o en la dirección misma, que tampoco tiene un niel de trabajo que sea diferente al del resto de las áreas en cuanto a espacio físico, la disponibilidad de recursos y las condiciones en las que se trabaja. Entonces, verán la cantidad de situaciones cotidianas a las que no se pueden dar respuestas planificadas.

Hoy resulta sumamente importante lo que se refiere al matafuego pero, sinceramente, pueden hacer un rastreo de la situación general en los espacios del gobierno para ver si realmente, se puso el énfasis en lo que significa invertir en sistemas preventivos. Estamos hablando de que el presupuesto no alcanza ni siquiera para enfrentar el compromiso legal que tenemos de garantizar la efectividad de los derechos de los niños. (Aplausos).

 

Sra. Secretaria (González Gass).- Vuelvo a repetir.

Repito que, en este caso, había una estufa que fue instalada, que era de tiro balanceado. Su instalación fue habilitada por Metrogas y cumple con las normativas legales que corresponden.

Entonces, quiero que quede claro esto, más allá de la situación en la que se gestiona.

Para que ustedes tengan una idea de la situación que tenemos en esta casa y en los hogares quiero decir que en estos días también pensamos en alguna persona que se puede morir de frío en las calles, porque no tenemos condiciones para cobijar a todos; todos los días pensamos en ancianos en hogares que tienen problemas estructurales y de mantenimiento muy importantes.

Todos los días, como planteaba la diputada Colombo, hay algún espacio especial de algún jardín comunitario que podría funcionar mejor si tuviéramos mejor equipamiento o si tuviéramos más personal en ese espacio físico. El otro día, antes de que pasara esta tragedia, visitamos algunas casas-nido, en las villas donde hay mamás cuidadoras que tienen bebés que gatean y se proveen de fuego a través de una garrafa.

Quiero decir, además, que todos los días y permanentemente, estamos dando prioridad a la emergencia alimentaria para que no se caiga la provisión de algún hogar y a cualquier situación parecida.

La tragedia ocurrió en dos lugares que por distintos motivos –y más allá de las críticas que podamos hacer– habían sido remodelados, uno en el año 1998 y otro en el año 2001, que tenían su personal y que, en términos muchas veces desde la derecha, se cuestiona cuánto cuesta cada uno de los chicos altamente capacitados y enfrentados a atender este tipo de situaciones. Además, los dos convivientes que estaban en el hogar Piedralibre se encontraban uno durmiendo en la habitación con las niñas –la persona que era mujer– y el otro había tirado, a horas de la madrugada, un colchón en las puertas de las habitaciones que, además, por disposición y mayor seguridad, y dicho sea de paso, permanecen abiertas, con su estufa habilitada y funcionando en condiciones.

Tenemos una hipótesis de lo que pasó y tenemos también la obligación de saber que cada uno hizo lo que tenía que hacer en ese momento trágico. Murieron dos chicos y se salvaron nueve; y también tenemos que mirar que esas dos personas a pesar del destino que intervino tuvieron condiciones y presencia para llamar a los bomberos y para sacar al resto de los chicos de ese lugar.

Vuelvo a decir: los dos lugares eran los que habían tenido desde el punto de vista del presupuesto y del mantenimiento, más allá del reclamo de reparaciones puntuales, de mejorar el nivel de calefacción y algunas situaciones, inversiones presupuestarias diferentes de las de cualquier otro lugar dela Secretaríay ahí ocurrió la tragedia.

 

Sra. González.- Creo que, a veces, uno es autor del hecho simplemente por no haberlo impedido. Esto es así.

No necesariamente los chicos estaban ahí. Si hubieran tenido los matafuegos probablemente no hubiera ocurrido este hecho. Entiendo que no necesitaba la habilitación, pero también es cierto que si hay muchos chicos durmiendo al lado de una estufa, la situación es complicada.

Fui al hogar donde mandaron a los demás chicos del hogar. En el hogar Andamio, por licitación están contratados los matafuegos y deberían haber estado colocados, porque fueron contratados y pagados.

El otro día, cuando fui al hogar, había una habitación que sería la mitad de ésta, estuve con el personal y dos o tres de los chicos que entraban y salían; y voy a mostrar algunos dibujos donde se refleja muy claramente el terror que sienten en este momento después del incendio. Y puedo afirmar que esos matafuegos no estaban y estaban contratados por licitación.

Le pregunté a uno de los chicos que hacen los matafuegos allí en el fondo y me contestó que los habían traído ayer. Los matafuegos estaban dentro del pliego de licitación y no habían llegado en septiembre del año pasado: habían llegado el día anterior.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Diputada Alba González: le solicita una interrupción la diputada Moresi. ¿Se la concede?

 

Sra. González.- Sí, señora presidenta.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Para una interrupción, tiene la palabra la diputada Moresi.

 

Sra. Moresi.- Gracias señora presidenta y por su intermedio a la diputada González.

Quiero hacerle una pregunta a la diputada respecto a lo que dice de que si hubiesen existido los matafuegos, la tragedia no hubiese ocurrido. Quiero saber si la diputada hizo una investigación seria del caso como para darse cuenta de que existiendo los matafuegos, la tragedia no hubiese ocurrido.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Continúa en el uso de la palabra la diputada Alba González.

 

Sra. González.- No hice una investigación, pero realmente me parece que si estoy bajo techo es más probable que no me moje cuando llueve, y esto es simple sentido común. Me parece que un hogar donde hay chicos y pongo frazadas de plástico con una estufa cerca, como ama de casa le puedo decir que hay un gran riesgo, y para esto no hace falta ser técnico. Simplemente, es cuestión de sentido común y de tener ciertos cuidados.

 

Sra. Moresi.- Entiendo, pero lo que sí me parece es que de lo dicho porla Secretaria al comienzo de la reunión ella justamente se refirió a que la estufa era de tiro balanceado, que creo que es la que poseemos en la mayoría de nuestras casas, además, estaba habilitada por Metrogás. Por eso, digo si realmente usted realizó una investigación exhaustiva para decir que existiendo los matafuegos, la tragedia no se hubiese desatado.

 

Sra. González.- De todas maneras, señora presidenta, le quiero hacer algunas preguntas ala Secretaria.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Diputada González: ¿va a realizar todas las preguntas seguidas y después se la contestan o una por una?

 

Sra. González.- Como usted prefiera, señora presidenta. A mí me da igual. Voy realizando de a una las preguntas.

Respecto de la contención de los chicos, ¿qué medidas se tomaron, teniendo en cuenta el trauma sufrido y, obviamente, hablando de los chicos que sobrevivieron al hecho?

 

– Hablan varios diputados a la vez.

 

Sra. González.- Perdón yo estuve en el hogar Andamio y los chicos no habían hablado con nadie; los convivientes tampoco y estaban destruidos. Esto lo digo a título informativo ya que puedo mostrar uno de los dibujos que realizaron los chicos y se puede observar el terror que revelan.

 

– Hablan varios diputados a la vez.

 

Sra. González.- Lo que estoy queriendo decir es si a los convivientes se les otorgó algún tipo de sostén, porque ellos tienen que seguir con esos chicos y lo que tuvieron que afrontar es muy duro también para ellos.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Solicito un poco de silencio y que por favor se dirijan ala Presidencia.

 

Sra. González.- Quiero saber también cuáles fueron las medidas que se tomaron para con los chicos que sobrevivieron.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Con relación a los convivientes, se pidió la presencia del SAME desde el mismo día del hecho para que atendieran a todas las personas. Uno de los convivientes tuvo asistencia por parte de profesionales del SAME después de desencadenado el incendio. Luego seguimos en comunicación con el SAME y ellos nos informaron que en el día de hoy iban a tomar contacto con todo el grupo y concurrieron al hogar Andamio para continuar en contacto con el personal para la contención.

Esto también se planteó a nivel de la atención de los chicos y no escapa a la atención de todos nosotros, del grupo de convivientes, del personal del hogar Piedralibre, como así también del hogar Andamio, que comparten el mismo espacio, como dela Dirección General, tanto la situación que atravesaban todos los chicos como la situación del personal.

Particularmente, esto se tuvo en conocimiento del SAME y a partir de hoy se hizo una reunión con todo el personal para que exista una continuidad en lo que se refiere a la atención.

Respecto a si existían los matafuegos en Andamio, sí existían. El día del hecho, una de las personas del hogar Andamio, frente al escozor que le produjo la noticia del hogar Piedralibre, hizo una recarga innecesaria de los matafuegos, ya que éstos habían sido recargados en el mes de noviembre del año pasado y se realizan una vez por año.

Cuando la diputada González estuvo en el hogar Andamio vio que los matafuegos estaban sobre el piso; lo que venía sucediendo era que los chicos descargaban los matafuegos en las habitaciones y por eso es que el personal del hogar Andamio estimó que había que correrlos del alcance de ellos.

Lo que quiero dejar en claro es que el hogar Andamio tenía matafuegos y se había hecho una recarga en noviembre del año pasado; todo esto se puede comprobar porque las recargas se certifican y también fueron recargados el mismo día del incendio. Esto fue porque uno de los empleados del hogar Andamio se inquietó frente al problema que hubo y los mandó a que los recargaran. Pero esos matafuegos existían.

Creo que con esto contesto a la pregunta formulada por la diputada.

 

Sra. González.- ¿Cuál es la responsabilidad del Gobierno dela Ciudad frente a la muerte de dos chicos que son menores a los que está tutelando?

 

Sra. Moresi.- Creo que un funcionario no puede preguntar cuál es la responsabilidad del Gobierno dela Ciudad.

 

– Hablan varios diputados a la vez.

 

Sra. González.- Existe la seguridad de que le vamos a pagar a los padres de los chicos. ¿Cuál es la responsabilidad frente a la familia?

 

Sra. Presidenta (Serio).- Tiene la palabrala Secretaria de Desarrollo Social.

 

Sra. Secretaria (González Gass).- Cuando la diputada Oyhanarte hizo la pregunta con respecto a la asistencia que estaban recibiendo las familias –la Directora la condujo específicamente–, fuimos muy prudentes con las familias en el sentido de ayudarlas frente a los requerimientos que ellas nos hacían y asistirlas en términos de su situación económica, personal, y con relación a las situaciones familiares de hecho que tiene cada grupo.

Lo que no queremos que de ninguna manera pueda parecer es, o que estamos tratando de que estas familias no hagan el reclamo que estimen pertinente hacer, si hay derecho a hacerlo, o que estamos interfiriendo en alguna de las investigaciones que se están llevando a cabo, tanto desde el punto de vista dela Procuracióncomo desde el punto de vista dela Justiciao dela Defensoría.

Repito: estamos tratando de actuar con la máxima responsabilidad en esta situación que enfrentamos, sin perjuicio de que a requerimiento de las familias, tanto por ayuda directa, por ayuda de materiales o por los elementos que nos han venido requiriendo hasta ahora, más la contención psicológica, se ha obrado a sus requerimientos y con absoluto respeto. Luego,la Ciudadse hará cargo de la manera que corresponda, con los mecanismos quela Ciudadtiene, de las reparaciones, que también están deslindadas desde el punto de vista de las responsabilidades.

 

Sra. González.- Por último, quería preguntarle si Andamio reúne las condiciones para que los chicos trasladados se queden ahí. ¿Hasta qué fecha se pueden quedar ahí? ¿Qué es lo que tienen previsto para los chicos?

 

Sra. Directora General (Cánepa).- La medida del traslado de los chicos a Andamio se tomó en el marco de la emergencia. Obviamente, en este momento estamos trabajando con los equipos, y seguramente en el curso de esta semana vamos a hacer un análisis pormenorizado, porque tenemos que analizar la situación de cada uno de los chicos. Estimamos que en un comienzo no era prudente ni conveniente separar al grupo de chicos. Esto nos permitía hacer un replanteo de los recursos humanos de la Dirección, si el grupo de chicos estaba alojado en Andamio, y esto era lo que buscamos.

En cuanto a los niveles de atención, se reforzó todo lo necesario como para que los chicos pudieran estar en Andamio. Además, se dispuso de un móvil de la Dirección, que está a disposición de Andamio para el traslado de los chicos de Piedralibre a sus escuelas; también debo mencionar que a los dos días de sucedido el hecho, ya personal del Programa Puentes de Educación, que venía trabajando con los chicos en Piedralibre, se hizo presente en Andamio para continuar esta relación con los chicos que estaban incluidos en el programa.

Estamos evaluando cómo se va a continuar. Pero, por el momento, todos estamos haciendo todo el esfuerzo para que los chicos puedan tener el desarrollo de su vida en Andamio y continuar la escolaridad en las escuelas a las que asistían en el barrio en donde estaba instalado Piedralibre.

Estamos a resultas de una investigación que todavía está en desarrollo; la casa en donde estaba ubicado el hogar se encuentra cerrada. A pesar de no tener acceso a la casa, tenemos que ir viendo cómo se va organizar el refuncionamiento del lugar y cómo éste va a continuar.

Estimo que en el curso de la próxima semana vamos a tener un estado de situación y una organización más acabada, que hasta ahora la hemos venido sosteniendo para la permanencia de los chicos en un mismo lugar.

 

Sra. González.- Por último, en realidad quería decir que sería muy importante para todos nosotros entender quién es responsable de todo esto que pasó. Porque, de alguna manera, lo que nos quedó a todos los que estamos acá y a todos los que pensamos todos los días en ello, es que hay dos chicos que perdieron la vida.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Aclaro que están presentes los diputados Dosch y Casabé.

 

Sra. Baltroc.- Pido la palabra.

En primer lugar, quiero dar una pequeña opinión. En realidad, creo que cuando ocurren estas cosas hay muchas responsabilidades diversas; hay muchos niveles de responsabilidad, y es difícil centrar esto en un área o en una única persona. De todos modos, me parece que, sin duda, la mayor responsabilidad tiene que ver, no con la falta de presupuesto, que evidentemente ha disminuido mucho, sino con respecto a qué prioridades se fijan para la utilización de ese presupuesto. En realidad, creo que ése es el punto central y, tal vez, sea la máxima responsabilidad: el manejo presupuestario central, y no hablo en particular del área.

Con respecto a este tema concreto, quisiera preguntar algo. Me parece que lo que siempre falta cuando ocurren estas cosas son, sin duda, las áreas de control. Me refiero a las áreas de control generales, al poder de policía del Gobierno. Esto es lo que me parece que falta. La doctora Cánepa hablaba con respecto al control que ellos hacen con Bromatología; me parece que debería existir algún organismo que controle ediliciamente, que controle si están o no los matafuegos, más allá del reclamo que ustedes puntualmente puedan hacer. Pero, evidentemente, faltan controles de ese tipo y la verdad es que por eso después terminan ocurriendo estas cosas. Pero, además, creo que éste es un tema estructural del Gobierno dela Ciudadque viene de hace años. Porque, por ejemplo, si uno recorre cualquier hospital se da cuenta de que faltan lugares, por ejemplo, para emergencias de este tipo. A veces faltan salidas de emergencia; hay reclamos permanentes. Es un tema estructural de los edificios que dependen del Gobierno dela Ciudad.

Creo que ese tema es algo que hay que revisarlo en general. Acá estalló un tema concreto, pero en esto existe una cuestión estructural. No se cumplen las normas que a veces se exigen en lo privado. Existe esta tendencia en general en el Estado a no cumplir las normas que sí se exigen en otros lados.

Respecto a la modalidad de función, hay una cuestión que no me quedó clara. Aquí no hay que caer en cortar por lo más fino. Me parece que, más allá de que todo el mundo tiene su responsabilidad en el lugar que ocupa, lo que sí creo es que para avanzar en esto habría que ver si realmente en un grupo –por más que sea de pocos chicos, de once chicos, que a lo mejor tienen problemas más o menos pesados– tal vez no debería quedar tan librado a una especie de organización interna la fijación de horarios internos y responsabilidades manejadas por el mismo personal, y la determinación de si debería existir de noche alguien que esté permanentemente despierto. Esto es lo mismo que ocurre en los hospitales, en donde uno va a una guardia, busca por todos lados, y todo el mundo está durmiendo; eso pasa muchas veces. Y está mal que pase eso.

Entonces, si existe esta modalidad, a lo mejor habría que revisar el hecho de que no haya una persona permanentemente que esté atenta a lo que pasa. A pesar de que es un grupo chico, son once chicos; y once chicos, de edades diversas; pueden tener algún problema o inconveniente, y pueden pasar cosas como éstas.

Si existe esa modalidad, y no está muy clara, habría que revisarla de ahora en más, más allá de que comparto la filosofía de los hogares abiertos y de los grupos pequeños.

Lo que quisiera saber –aunque en realidad ya lo dijo– es si ustedes no han tenido inspecciones por el tema de seguridad edilicia, o si las tienen, en este tipo de hogares. Quisiera saber si existe algún organismo que controle los demás hogares, los jardines o todo lo que depende de su área.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Yo apuntaba que periódicamente recibimos visitas del área de Bromatología, que formula informes y hace ponderaciones. Reitero: no lo hacen diciendo “Está todo fantástico y bien”, sino que notifica los puntos en los cuales hay que mejorar tanto la situación del personal como la elaboración de alimentos. Nunca concurrió a ninguno de los centros dela Dirección un área que realizara este tipo de dictámenes con relación a la seguridad.

 

Sra. Baltroc.- Tengo una pregunta respecto al presupuesto. El presupuesto de 2 millones que mencionaba la diputada Oyhanarte, ¿es un presupuesto total? ¿Incluye al personal?

 

Sra. Directora General (Cánepa).- No sé cómo está leyendo el presupuesto 2001. Tenemos el comparativo por cifras totales, no por programas.

 

Sra. Baltroc.- Sí.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- No sé si para cada caso específico se incluyen todas las líneas o la de personal está separada.

 

Sra. Baltroc.– ¿Lo tiene por incisos? Son cinco incisos. Si tienen esa información, sería útil que nos la acerquen.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Lo tengo aquí, pero no tengo el esquema del presupuesto de acuerdo al 2001. Pero lo podemos remitir, porque de ahí surgirá la respuesta a esta pregunta.

 

Sra. Baltroc.- Esto no tiene que ver con el hecho de que a veces, en hogares de este tipo, se necesite mucho personal. Eso lo tengo claro. No tiene que ver con eso, pero me interesaría si pueden mandar el detalle del gasto de personal en general dela Dirección. O sea, la administración en la parte central y en todas las áreas. Si existiera una discriminación de ese tipo, nos gustaría que nos remitan estos datos.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Esto lo podemos dejar en este momento. En estas líneas está hecha la discriminación. Pero en este momento no puedo hacer una comparación de cómo está planteado el programa 252 en 2001, comparándolo con 2002. Pero sí están discriminadas las líneas de personal, bienes de consumo, servicios no personales, bienes de uso y transferencias.

 

Sra. Baltroc.- ¿Podría dejar esta información para ver cuál es el gasto?

 

Sra. Directora General (Cánepa).- En cuanto al monto de personal, veníamos con un original de 2001 de 7.043.666; un actualizado del 2001 de 5.710.106; y el anteproyecto de 2002 preveía 5.567.906. En esto se incluye la línea de personal de todala Dirección General.

 

Sr. Presidente (De Estrada).- Doctora Cánepa: el diputado Doy pregunta si puede ver esa planilla.

 

Sr. Doy.- Mientras, sigue contestando. ¿O la necesita para otra cosa?

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Sí, cómo no. En caso de necesitarla, se la pido.

 

Sr. Presidente (De Estrada).- Tiene la palabra el diputado Enrique Rodríguez.

 

Sr. Rodríguez.- En primer lugar, no me voy a referir a responsabilidades penales, porque esto se determinará enla Justicia penal, ni al sumario administrativo, porque no está cerrado, pero sí quiero referirme a algunas cosas para tratar de superar.

La primera gran cuestión es que se está violando la ley de empleo público de la ciudad al tener contratado a personal que hace trabajo permanente. Esto implica, entre otras cosas, que ese personal tendría que tener para sí medidas de seguridad que, cuando está contratado, ni siquiera las tiene.

Si hubiese muerto alguno de este personal –por suerte no ocurrió, pero por muy mala suerte, ocurrieron otras muertes– tendríamos una responsabilidad espectacular de la ciudad; esto hay que resolverlo.

La segunda cuestión es la siguiente. Ésta es una valoración que me planteó la directora por el tema de la modalidad de los horarios. No hay nada más retrógrado en derecho laboral que extender la jornada laboral. Como el personal no es ni permanente ni transitorio, su régimen es la ley de contrato de trabajo, y es obligación de ustedes conocerla. En esta ley se establece que una persona no puede trabajar 24 horas, sino que debe tener, como máximo, 12 horas de trabajo y 12 horas de descanso entre jornada y jornada.

Si el personal trabaja 36 horas, háganlo trabajar las horas que corresponda. Tengan la habilidad de que todo el mundo esté trabajando en el horario que corresponde; no establezcan un sistema de acumulación horaria, que ya trae problemas, incluso, en el SAME o en las guardias de hospitales.

Éste es un tema que se tiene que resolver, porque los contratos lo están resolviendo en cada caso. Éste es un tema de fondo. A partir de la séptima y octava hora, los riesgos son más importantes: la gente desatiende sus obligaciones. Éste es un tema que puede ser resuelto.

El tercer tema que quiero plantear es que el Gobierno dela Ciudades único, pero tiene una especialidad en los temas de seguridad, que es bueno para el sector privado. Entonces pidan la colaboración para que les indiquen los manuales, que son de fundamental importancia para un sistema de protección. No estoy planteando que esto sea la causa de la muerte de los chicos, porque sería infantil asignar responsabilidades. Lo estoy planteando como alusión a un planteo integrador para el futuro, para que no haya aspectos parciales que puedan plantear responsabilidades absolutamente individuales.

Otro tema al que me quiero referir es que hay una concepción reaccionaria sobre las rejas, que no sirven para nada. Las rejas en una ventana pueden obstruir la posibilidad de tirarse en caso de incendio. Esto se plantea en la gran discusión sobre rejas en los balcones que, por un lado, resuelven que los chicos no se tiren, pero, por otro lado, pueden plantear otro tipo de problemas en otras cuestiones. Enrejar la ciudad y encarcelar los espacios genera una cosa reaccionaria. Que la gente lo haga individualmente, es un tema cultural. Ellos creen que si se enrejan y se aíslan, resuelven el tema de la inseguridad. Creo que no es así. Es preferible que roben 20 veces antes que en caso de incendio no se pueda escapar. Éste es un tema que tenemos que analizar.

 

– Hablan varios diputados simultáneamente.

 

Sr. Rodríguez.- Los chicos no se pueden escapar, porque son libres.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Diputados, no dialoguen entre ustedes, por favor.

 

Sra. Secretaria (González Gass).- Solamente quiero hacer un comentario sobre este tema.

Éste es un tema absolutamente opinable, sobre todo porque no solamente existen robos y actos de violencia, sino que además el robo está acompañado con violencia, secuestro y daño a las personas. Esto nos está generando una enorme dificultad para enfrentar el tema de la seguridad, no sólo en este tipo de lugares sino también en lugares de la administración

 

Sr. Rodríguez.- Sobre este tema tengo mi propia valoración. Me parece que en el caso específico de los chicos, creo que poner rejas en las ventanas debería ser una valoración. Aquí enrejaron toda la ciudad.

Hay gente que vive en countries por cuestiones de seguridad, pero las bandas entran

cuando quieren por las puertas. Es decir, las ventanas enrejadas no sirven para nada.

Esto lo quiero plantear como un tema de valoración personal; no es un cuestionamiento porque uno ve que la ciudad vive enrejada, pero muchas veces no existe tal protección.

Otro tema que me preocupa es el siguiente: la prevención contra incendios; prevenir contra incendios no debería costar un peso más. Están los manuales. Hay miles de cosas hechas. Existen ONGs que se dedican a esto. Habría que enseñar socorrismo y prevención contra incendios en cada uno de estos lugares. Junto con Juliana Marino hemos visto que sobre temas de socorrismo en cualquier lugar público es muy fácil entrenar a una persona para resolver determinados problemas. Incluso se puede enseñar a atender en una emergencia hasta que llegue la atención médica.

Me da la impresión que hacer un diagrama de ese tipo no es muy difícil. Con la nada se pueden dibujar los lugares y establecer los mecanismos de salida. Hasta podría ser un juego de los propios chicos que viven en el lugar. Comprendo que la prevención no se plantea en nuestro país. Y sería injusto plantear que usted se responsabilice. Por ejemplo, en esta Legislatura no tenemos normas de prevención ni de evacuación. No es que esté planteando un tema de este tipo, referido a responsabilidades personales. Pero me preocupa que sea un concepto metido en la cabeza de todos nosotros.

 

– Murmullos en la sala.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Antes de que haga uso de la palabra el diputado Peduto Pardo, le solicito a los asistentes que hagan silencio para que podamos escucharlo.

Tiene la palabra el diputado Peduto Pardo.

 

Sr. Peduto Pardo.- Más que hacer alguna pregunta concreta, quiero hacer algunas reflexiones respecto de algo que me parece que ha atravesado toda la reunión. A lo mejor, por una obsesión profesional, me gusta tener claros los niveles de análisis.

Antes de asumir como diputado, estuve trabajando enla Defensoríadel Pueblo dela Ciudadde Buenos Aires, que es un organismo que, casualmente, interviene en esta investigación.

Por todas las cuestiones vertidas aquí en la mesa por diputados y diputadas, les aclaro que ésta no es una imputación, sino una descripción. El edificio dela Defensoríadel Pueblo fue reciclado a nuevo; fue inaugurado en el mes de marzo de 1991, y no tiene salida de emergencia. Tampoco tiene una rampa especial para la salida de discapacitados si éstos se encuentran en una planta superior y, durante la noche, si se iniciara un incendio, quien podría eventualmente detectar el foco sería el agente de seguridad privada que cumple horario nocturno y que, normalmente, enla Defensoría, se encuentra en la planta baja. Y es un edificio que tiene planta baja y cuatro pisos.

Simplemente, quería hacer una comparación, en coincidencia con lo que señalaba el diputado Rodríguez. Y aclaro que también en coincidencia con la advertencia o reflexión que aportaba la diputada Baltroc.

Pero decía que hay una cuestión que atravesó toda la reunión, que tiene como detonante lamentable, la tragedia de la que hoy nos estamos ocupando.

¿Cuál es la cuestión que atraviesa esta reunión? Estamos hablando de un hogar; casi de una casa. Por lo tanto, estamos hablando de un programa que se inscribe en una línea de pensamiento que arranca en la década de 1980, y que se consolida en los ’90 y que, a través dela Secretaríade Promoción Social se está llevando a cabo y que tiene que ver con el tema de si nos volcamos a la desinstitucionalización respecto de la atención de la población en situación de riesgo o en la calle, o si mantenemos el anacrónico servicio institucionalizado. Y no es una cuestión menor, porque la desinstitucionalización implica también algunas variables arquitectónicas y de convivencia que se inscriben de manera más cercana en los hábitos y costumbres de nuestra sociedad civil, que de los hábitos y costumbres de viejas estructuras del Estado, supuestamente muy seguras, pero muy parecidas a institutos penitenciarios.

No conozco una casa de estas características, que podría ser una casa o departamento homólogo al que nosotros habitamos –en el que habita la mayoría de nosotros– que tenga una salida de emergencia. Ni tampoco que tenga matafuegos en el interior de sus viviendas. No existe, más allá de que alguien pueda revisar todo esto y plantearlo desde un esquema de seguridad y prevención distinto de nuestros hábitos, usos y costumbres.

 

– Hablan varios asistentes a la vez.

Sr. Peduto Pardo.- No soy necio ni cerrado y puedo aceptar visiones diferentes. Simplemente, trato de subrayar algunos rasgos.

Aquí había once chicos, con un grupo de convivientes de dos personas mayores. Es decir, cinco chicos por cada mayor. Es una relación excelente en cualquier nivel de atención del que estemos hablando. Ni pensar si estuviéramos hablando del plano educativo.

Pero ahora me gustaría formular algunas preguntas. En primer lugar, a pesar del secreto de sumario y de la investigación en el ámbito penal, me gustaría saber sila Superintendenciade Bomberos –o quien estuvo a cargo de los Bomberos– ha producido algún avance respecto de las hipótesis que están manejando en relación con esta lamentable tragedia.

En segundo lugar, quiero plantear una cuestión que creo que tampoco es menor. Quisiera saber sila Secretaría–o, concretamente,la Dirección General– ha hecho una evaluación cuantitativa, en términos presupuestarios, de la distancia que hay entre el ser que vivimos hoy y el deber ser que nos debieran plantear en un plan de aquí a tres años.

 

Sra. Secretaria (González Gass).- La primera pregunta la voy a contestar yo, y aprovecho también para decir algo respecto del análisis que me planteó la diputada Colombo al comienzo, en la introducción.

Nosotros podemos decir, por todas las averiguaciones que hemos hecho, tanto en Metrogas por las habilitaciones, como por la experiencia que ellos tienen en este tipo de pericias, lo que hicimos en la propia Dirección de la ciudad que se dedica al tema de normas para incendios y prevención de incendios, por el relato de los convivientes y de los propios chicos al momento en que se pudo hablar con ellos, por conversaciones informales mantenidas en el momento mismo del siniestro con personal de bomberos que estaba haciendo las primeras actuaciones que, en general, había coincidencia en que el siniestro se produjo por el contacto con una ropa o un acolchado, no con la llama de la estufa, que es de tiro balanceado y que fue instalada como corresponde, no por contacto directo con la llama sino, supuestamente, por contacto con el calor, que fue lo que generó el fuego.

También la pregunta directa que hicimos en el momento ala Procuración, que es la que hace el seguimiento del tema en el Juzgado, respecto de qué hubiera pasado si hubiera habido un matafuego en un incendio de estas características; queríamos saber si hubiera podido enfrentarlo.

Por los datos coincidentes, tenemos una hipótesis sobre cómo se inició el fuego. Lo que no sabemos es si un matafuego hubiera logrado extinguirlo.

Y otra es la situación respecto de los convivientes, sobre si hubieran hecho lo que el sentido común manda, con el conocimiento que tenían y ante la situación que enfrentaban. Un conviviente puso inmediatamente a salvo a las niñas que tenía a su cargo y llamó a los bomberos. El otro intentó apagar el fuego con agua y cuando eso no fue posible, trasladó los chicos del patio a la terraza. El tema es, ¿qué es lo que pasó con los dos chicos que no pudieron salir? Para eso no hay respuesta.

Hemos estimado que la pericia de Metrogas ya debe estar realizada y ya estarán agregadas al expediente. Por otra parte, entendemos que los bomberos demoran alrededor de 15 días en producir la pericia definitiva, pero el origen presunto del fuego fue el contacto de una prenda de vestir que por el calor se incendió.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Como dije anteriormente, respecto de la evaluación presupuestaria, puedo dejar en este momento la propuesta que se hizo el año pasado en la construcción del presupuesto y sí me comprometo a remitirles el desagregado de todas las líneas de presupuesto respecto de esta valoración total que tiene que ver con algunos de los recursos que ya mencioné y que estimamos deberían crearse.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Señora Directora: le solicita una interrupción el diputado Peduto Pardo. ¿Se la concede?

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Sí, señora presidenta.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Para una interrupción tiene la palabra el diputado Peduto Pardo.

 

Sr. Peduto Pardo.- A lo mejor no fui claro en mi pregunta, pero eso ya lo había escuchado.

Si mal no recuerdo, creo que esa construcción presupuestaria la habían trazado alrededor de los meses de agosto o septiembre del año pasado.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- En realidad, fue en julio y agosto del año pasado.

 

Sr. Peduto Pardo.- Justamente usted estaba diciendo que era otra situación y otra Argentina. Mi pregunta apunta a la situación de hoy y a lo que me imagino, desde el sentido común, ha sido un crecimiento geométrico de la demanda desde aquel momento hasta ahora.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- El tema es el siguiente: por eso apunté que esto fue construido en julio y agosto donde ya planteábamos la situación social y económica que se vivía y también la demanda insatisfecha de los distintos servicios y cómo teníamos que lograr una mayor atención.

Así y todo el presupuesto, salvo la línea de transferencias, fue menor en todas las líneas. Además, si ahora le sumamos el estado de situación de estos primeros meses del año, obviamente, se multiplica en cuanto a su necesidad.

Por otra parte, quiero dejar establecido que en el marco de la emergencia no se modificó para nada la disponibilidad presupuestaria dela Dirección General.Esto lo podemos cuantificar en cuanto a la demanda actual, para no sumarlo a las demandas estimadas en julio y agosto del año pasado con la dimensión que fue teniendo en este año.

 

Sr. Peduto Pardo.- Si pueden alcanzar el informe a la comisión luego.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Tiene la palabra la diputada Talotti.

 

Sra. Talotti.- Lo que me preocupa es lo que estuvimos hablando varios diputados, yla Secretaria también lo manifestó, sobre el tema de las habilitaciones, en cuanto a que no hay habilitaciones porque se lo considera como casas de familia.

Creo que existe una gran diferencia entre casas de familia y estos hogares que albergan hasta 11 chicos. Pienso que deben reunir determinados requisitos para funcionar. Entonces, ¿quién determina si se reúnen estos requisitos para poder funcionar? Por ejemplo, en los hogares ancianos he visto que han levantado varias actas y que han hecho inspecciones por mal funcionamiento de estos hogares. Entonces, ¿quién realiza esas inspecciones en los hogares de ancianos y por qué no se realizan en los hogares de menores?

Por otra parte, si no existen habilitaciones creo que a través dela Direccióndeberían hacerse inspecciones bastante asiduas para comprobar el estado en que se encuentran las instalaciones. Pregunto: ¿cada cuánto se realizan esas inspecciones?

Si bien se manifestó que la estufa funcionaba correctamente, querría saber dónde estaban ubicadas, porque si se encontraban entre dos camas, de haberse realizado una inspección se hubiera observado que una estufa no puede colocarse en esos lugares.

No se pueden colocar entre dos camas, sino en otro lugar, pero de haberse hecho las inspecciones correspondientes creo que eso se podría haber determinado.

 

– Hablan varios asistentes a la vez.

 

Sra. Talotti.- No sé si la doctora Cánepa se acuerda cuando hablábamos hace tiempo del hogar Andamio y cuando pregunté si funcionaba el hogar y para esto tengo aquí la versión taquigráfica en donde usted dice que: “…al momento de nuestra asunción…” –así es su contestación–, “…el hogar Andamio ha tenido refacciones. Todavía no pudimos dar el final de obra porque justamente estamos comprobando si las obras que supuestamente debían hacerse estaban realizadas en forma correcta”. O sea, que sí se hacían inspecciones para ver si el hogar podía funcionar o no. Por eso, quiero saber si continúan realizando las inspecciones y cada cuánto tiempo las realizan.

Le comento esto porque es mi preocupación, desde hace tiempo, cuando hablé con usted, doctora Cánepa, en varias oportunidades, respecto de todo el tema de jardines maternales en donde existía una serie de problemas. Con fecha 25 de septiembre del año 2001 solicité un informe y en ese entonces estaba el doctor Daniel Figueroa; después hablé con usted y se me mandó un informe sobre las condiciones en que se encontraban cada uno de los jardines y había una serie de problemas, algunos bastante graves, en donde luego el doctor Figueroa después me manda una nota en la cual expresa: “En virtud de las observaciones efectuadas por la señora diputada Talotti en la fotocopia de la nota adjunta se solicita…” –eso se lo manda ala Dirección Generalde Niños y Familia–, “…que con carácter de urgente se procure subsanar las situaciones planteadas en la misma a través dela Dirección Generalde Niños y Familia y sus áreas dependientes, solicitando especial compromiso ala Jefaturade los distintos jardines y la colaboración del Departamento de Servicios Generales de esa Subsecretaría”.

Lo que no sé es si se dio cumplimiento a todos los requerimientos que se habían hecho en ese momento, porque había problemas de cables y estufas y para evitar males mayores.

 

Sra. Secretaria (González Gass).- Voy a contestar la primera parte y luego la doctora Cánepa va a hacer los complementos que sean necesarios.

En el tema del hogar Andamio había una contratista y no había final de obra y esto tiene que ver con los procesos de construcción de la obra y no con el proceso de inspección. Por eso marco esto que en el tema del hogar Piedralibre la remodelación se hizo a través de AUSA con intervención de los arquitectos –de los que di los nombres–, con un plano de habilitación de la instalación de gas; incluso, de acuerdo a la información y a la memoria de quienes estuvieron en ese proceso, se demoró la habilitación del espacio durante alrededor de un mes porque hubo que hacer algunas adecuaciones requeridas por Gas del Estado.

Vuelvo a repetir: no hay ninguna norma en el Código de Habilitaciones que reglamente la actividad para hogares de niños, niñas y adolescentes. Recién en la reforma del Código de Planeamiento del año 2000 aparece el uso “hogar de tránsito”, pero eso no está reflejado ni en el Código de Habilitaciones, ni en el Código de Edificación. Por supuesto, esto no elude a la responsabilidad del Estado respecto a extremar las medidas y precauciones que se deban tomar, sobre todo cuando se tiene alojados –en algunos casos en custodia y en otros en cuidado– a chicos que son menores de edad y que el Estado se hace responsable en términos de lo que planteala Ley114.

Una cosa –y esto lo vuelvo a repetir– es la habilitación y otra cosa es la responsabilidad y el extremo de cuidados en este tipo de situaciones. Además, quiero decir que esto no es aplicable sólo a los hogares que administramos directamente, como el Hogar Andamio o el Hogar Piedralibre, sino la mayoría de los pequeños hogares que administran organizaciones no gubernamentales, que se manejan por las mismas normativas. Incluso, hace muy poco tiempo, en compañía de la diputada Irma Gerch, hemos hecho una recorrida y visitamos dos o tres instituciones que tienen las mismas condiciones. Es decir, son pequeñas casas de familia en donde se albergan chicos en este tipo de situaciones y con equipos profesionales que tratan de hacer el proceso de transición para que puedan volver a sus familias, crear vínculos, o poder incorporarlos a la vida activa y social desde otro lugar. Y en general se trata de chicos que, por supuesto, han estado en situación de calle y que obligan a todo un trabajo de un equipo profesional.

Y la última cosa que quería decir también está vinculada con los dibujos a los que hacía referencia la diputada Alba González. Nosotros vimos en los legajos de los chicos de Piedralibre los dibujos que hicieron sobre el hogar en donde vivían, y lo dibujaron como una casa y como que era la primera vez que habían tenido un lugar así para vivir. Porque también esto hay que decirlo. Esto forma parte de los legajos. Es la propia valoración que los chicos hacían del espacio en donde estaban viviendo.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Señora diputada Talotti: le solicita una interrupción la diputada Colombo. ¿Se la concede?

 

Sra. Talotti.- Sí, señora presidenta.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Para una interrupción, tiene la palabra la diputada Colombo.

 

Sra. Colombo.- Gracias, señora presidenta, y por su intermedio a la diputada Talotti..

Voy a hacer una observación y una pregunta. La observación es que si bien antes no estaban contemplados estos hogares en el código de habilitación, sí estaban contemplados, por ejemplo, albergues para madres solas y demás, que perfectamente podrían haber funcionado por equiparación como norma para la habilitación. Digo esto porque se ha repetido varias veces que no había normas.

En segundo lugar, le quería preguntar a la señora Secretaria si ya tiene la Secretaríael acta final de recepción de la obra del Hogar Andamio, porque cuando vino para el tratamiento de Presupuesto, a fines del año pasado, tenía con fecha de agosto una recepción provisoria.

 

Sra. Secretaria (González Gass).- Con respecto a la interpretación que hace la diputada Colombo, quiero decir lo siguiente. Se imaginan que nosotros revisamos exhaustivamente el Código de Habilitaciones, el Código de Edificación, el Código de Planeamiento; pedimos información por escrito a las distintas áreas de gobierno. Y lo que nos plantearon es esta situación de que no requería habilitación porque no hay norma que sea aplicable a este tipo de “instituciones”, entre comillas, por decirlo de alguna manera, y que en todo caso, las normas a las que podrían asimilarse son las referidas a un jardín infantil o a una situación de hotel u hospedaje. Obviamente, ninguna de estas dos situaciones son aplicables por analogía a este tipo de viviendas, que cuanto más se aproximan o más se parecen a una casa de familia, más cumplen con la finalidad para la que fueron tomadas y tenidas en cuenta.

Por supuesto, está toda la documentación a disposición y también, por supuesto, repito, esto no elude la responsabilidad del Estado de extremar las medidas de seguridad y de precaución para evitar incendios, siniestros, robos o cualquier cosa que ponga en riesgo la seguridad de los chicos.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Falta la contestación a la diputada Talotti.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Voy a señalar dos cuestiones. Una tiene que ver con la información referida a los jardines. Justamente, en aquél momento, anteriormente a la visita que usted y sus asesores realizaron a los jardines, yo había remitido una información sobre la situación en la que estaban éstos. Luego, yo tuve conocimiento de esta contestación del doctor Figueroa, en este año, cuando se vuelve a remitir un pedido de informes ala Dirección General.

En realidad, yo creo que aproximadamente hace un mes volví a contestar con el informe completo de lo que había girado el año pasado a su requerimiento. Me llama la atención, en la oportunidad en que lo conocí este año, que el doctor Figueroa le haya contestado a usted en esos términos, porque él estaba en conocimiento de la disponibilidad presupuestaria que teníamos a nivel de obras. Nosotros, para el año 2001 contábamos para obras con una suma de 100.000 pesos. Por ejemplo, para este año, de tres obras planteadas el año pasado: remodelación del jardín Quinquela Martín, remodelación del CAF 3, y otro proyecto de licitación de obra en el cual se resumió la situaciones de varios techos de distintos edificios, ahí nomás tenemos una estimación de una necesidad presupuestaria de más de 300.000 pesos. Incluso, cuando hicimos este planteo presupuestario, el año pasado, estimamos una necesidad, para el rubro de obras, de 1.200.000 pesos, y para este año en realidad nos adjudicaron 166.000 pesos para esta partida del 2002.

Todo esto lo podemos documentar. Pero me vuelvo a remitir al informe que ya le giramos a usted en este año, completo y, además, a la situación general. Tenemos estimación de costos de todas las refacciones necesarias, específicamente en el tema de jardines, pero también las tenemos en cuanto al CAF y al resto de los espacios dela Dirección.

Con relación a la recepción de la obra de Andamio les podemos remitir a ustedes toda esta documentación. Se hizo el final, y por eso se habilitó a Andamio cuando se tuvo la recepción de la obra. Esto tiene que ver con que la empresa que hizo la remodelación en Andamio no tuvo relación con el área de servicios de la Subsecretaría. Entonces, para pedir el final de obra hubo que poner en conocimiento, y creo que esto fue lo que yo planteé en su momento aquí, de Servicios para que se haga un análisis de cómo había sido la ejecución de la obra. Al momento en que se lo hizo se solicitó a la empresa que corrigiera algunas cuestiones que estaban relacionadas con elementos entregados incorrectamente y, además, con la corrección en un tema de calefacción en Andamio con relación a la empresa contratista, y luego fue dado el final de obra.

A partir de tener el final de obra es que –no tengo aquí la fecha exacta, pero se las puedo remitir porque la tenemos documentada– hicimos la apertura en setiembre del 2001, y esto fue porque el final de obra ya estaba.

 

Sra. Colombo.- ¿Ése era un final provisorio?

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Creo que había un final de obra provisorio en Andamio en meses anteriores pero al momento de abrir en setiembre teníamos el final de obra. Igualmente, lo corroboro porque es documentación, esto no lo podemos eludir. El final de obra está. Será una cuestión de diferencias de fechas, pero existe.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Continúa en el uso de la palabra la diputada Talotti.

 

Sra. Talotti.- Discúlpeme, pero usted dice que me mando una contestación, ahora, hace poco. Yo no recibí ninguna contestación.

El día 22 de abril de 2002 yo mandé ala Secretaríade Promoción Social, a la doctora Gabriela González Gass, una información; creo que hablé esto con Gabriela y le comuniqué todo lo que había hablado con. Figueroa y todas las notas que me había enviado. Pero yo no recibí la contestación que está señalando la doctora Cánepa; no sé si se habrá confundido.

 

Sra. Secretaria (González Gass).- De acuerdo con lo que me informan dela Dirección General y Técnica, y por supuesto ahora lo recuerdo, la doctora Cánepa elevó un informe. Como había tres o cuatro situaciones que la diputada había remarcado, estamos haciendo una verificación complementaria para poder contestar con todos los datos tal como correspondía.

 

Sra. Talotti.- Conozco el tema de falta de presupuesto. Pero lo que me preocupa es que tal vez haya cosas urgentes que, por ahí, no cuestan mucho, como el tema de las estufas, de las pantallas o de los cables que están sueltos; es decir, cosas que quizás son mínimas.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Tiene la palabra la diputada Moresi.

 

Sra. Moresi.- Quiero hacer algunas referencias sobre los temas que escuchamos en esta reunión. Se dijo que se trataba de una estufa de tiro balanceado con habilitación de Metrogas. Creo que el Juzgado Nacional Criminal de Instrucción N° 18 está interviniendo, quien hará las averiguaciones del caso.

Quiero hacer el siguiente planteo. El Código de Edificación no establece que este tipo de hogares debe tener salidas de emergencia; el Código de Habilitaciones no exige que estos lugares deban ser habilitados. Entonces, ¿de quién es esa responsabilidad? También es nuestra, como diputados, porque nosotros establecemos las reglas permanentemente. Creo que se trata de una responsabilidad compartida, que le duele tanto a los funcionarios que en este momento se encuentran en esta reunión, como a los nosotros, los diputados o vecinos…

 

Sr. Rodríguez.- ¿Por qué no discutimos estos temas en otro momento? Ahora tratemos de recabar información.

 

Sra. Moresi.- Vos hablaste sobre las rejas, tema sobre el cual yo no comparto. Eso lo charlábamos. Solamente estoy planteando un resumen; voy a las preguntas concretas.

Creo que tenemos responsabilidades como diputados que debemos asumir. Tenemos que modificar el Código de Habilitaciones e introducir reformas en el Código de Edificación. Eso compete al trabajo nuestro de todos los días.

Respecto a la parte concreta, quiero hacer la siguiente pregunta. Desde el momento del llamado a los bomberos hasta la llegada de éstos, ¿cuánto tiempo transcurrió?

 

Sra. Secretaria (González Gass).- Acerca de este tema, queremos ser cuidadosos, porque hay varias versiones. La conviviente que hizo los llamados manifestó, tanto en los medios como en las conversaciones que tuvimos, que ella hizo tres –perdón– dos intentos hasta que obtuvo una respuesta. Y según las estimaciones que hicieron algunos vecinos en los medios, dicen que la demora fue de media hora.

Por supuesto, esta situación la tendrá que averiguar el juez. Se lo puede hacer fácilmente, porque Bomberos tiene un sistema de registro de llamadas similar al del SAME. Además, el juez podrá pedir a la empresa telefónica los horarios y la cantidad de llamadas que se hicieron desde el hogar.

Si nos atenemos a los comentarios de los vecinos y de la calle, el tiempo que tardaron los bomberos parece una eternidad. Esta apreciación es subjetiva, pero con los elementos que mencioné se podrá clarificar.

 

Sra. Moresi.- O sea que hasta el día de hoy no podemos saber cuánto tardaron los bomberos en llegar, desde el momento en que el tercer llamado logra comunicarse hasta la llegada al lugar.

 

Sra. Secretaria (González Gass).- Reitero lo que dije, porque éstos son temas delicados: fue en el segundo llamado cuando se hizo contacto.

Por supuesto, quienes vivimos por esa zona sabemos que hay dos cuarteles de bomberos muy próximos. Seguramente se podrá hacer la estimación pertinente en el juzgado.

 

Sra. Marino.- Con relación a la pregunta que recién planteaba la diputada Moresi, quiero exponer como marco que cada vez que ocurre una tragedia de esta naturaleza, el oficialismo y la oposición juegan un rol que en ninguno de los casos me parece correcto.

Hemos compartido con la diputada González Gass y otros diputados otras situaciones terribles, en las que ella ha tenido un comportamiento muy serio al respecto; siempre así la he visto.

Por cierto, recuerdo la muerte de la niña a quien se le cayó una estatua. De vez en cuando leo en los diarios sobre el procesamiento del arquitecto Pasinatto, excelente persona, quien ya en ese momento atravesaba una situación penosa y luego de ese accidente se agravó más.

También ocurrió la muerte de una nenita en juegos; la caída de una grúa con dos trabajadores; dos jóvenes electrocutados en un festival de rock, en este gobierno. Con esto no quiero decir que porque las tragedias suceden no haya que buscar responsables, porque acá se está planteando el tema y creo que vamos a recibir en el momento correspondiente los resultados de las pericias y de la justicia para conocer exactamente la escala de responsabilidades, y si hubo o no negligencia, lo que no está en nosotros determinar en este momento.

Por eso, no me voy a referir puntualmente a este tema, porque creo que los diputados han hecho las preguntas suficientes. Pero voy a hacer la siguiente pregunta –que quizás ya la formularon antes de que llegara– que se refiere a la manera en que se ponen en contacto. A veces, esto a uno lo lleva a pensar en la falta de continuidad enla Argentinade políticas que tienen que ver con la seguridad; la falta de campanas, la falta de una cultura generalizada de las personas, no sólo de los niños, sino también de grandes, acerca de las consecuencias de la manipulación de ciertas cosas. De hecho, en nuestras propias casas tenemos cada uno de nosotros costumbres distintas acerca de cuáles son las conductas de riesgo: algunas casas mantienen las estufas prendidas, otras, apagadas; algunos persiguen a los miembros de la familia en relación con determinados temas. Yo no me canso de decir en esta Legislatura que el primer motivo de accidentes por incendio es el cigarrillo, y los diputados no dejan de fumar, ni siquiera en los lugares donde está prohibido,

Quiero decir esto, porque muchas veces hemos vivido y atravesado en diferentes instituciones y en nuestros propios hogares la descalificación y la falta de preparación que las generaciones van teniendo a partir –creo yo– de la crisis general del país, donde la formación de las personas acerca de estos temas cada vez es peor.

Esto podría o no en este caso estar en relación con los conocimientos y las nociones que los trabajadores responsables tenían en ese momento. Sobre esto se ha dicho que eran calificados, pero todavía está en etapa de investigación.

A diferencia de los otros casos, en este caso en particular debo reconocer que el comportamiento de esta Secretaría es, a mi juicio, muy distinto al comportamiento que tuvola Secretaríadela Direccióndela Mujer–que yo critiqué mucho– en el caso de un abuso producido en uno de los hogares.

Hasta ahora, por lo que estoy viendo, se está tratando de deslindar 1as responsabilidades. Estoy conforme con las preguntas que, en este sentido, hicieron los diputados, más allá de la pregunta que tengo sobre cómo esa ropa se estaba calentando o secando , para poder entender lo que digo sobre las nociones, que se van perdiendo.

Yo vivía a la vuelta dela AM1A cuando explotó. Recuerdo las jornadas que tuvimos en esta Legislatura en relación a la conducta que debía tenerla Argentinaen adelante y, en particular la ciudad de Buenos Aires, en revisión de este tipo de atentados y catástrofes. Cada vez que recuerdo esto, veo que al tiempo de que ocurren los atentados abandonamos, en términos generales, esta preocupación de sistematizar un conjunto de acciones que funcionen como un reloj frente a cada una de estas cuestiones. Y ésta es la falta de continuidad que tenemos nosotros, en general, en las políticas.

Entonces, no quiero dejar de tratar este tema en particular, frente al cual, obviamente,la Secretaríayla Subsecretaríason responsables, pero no se sabe en qué medida hasta tantola Justicialo haga.

Sin embargo, quisiera señalar algunos otros puntos, que son de mi preocupación. Le pediría ala Secretaríaque aprovechara la oportunidad para hacer algún tipo de cambio. En particular, a la señora Cánepa le quiero decir que durante muchos años los diputados objetamos en las reuniones de presupuesto el asignado a Promoción Social. Y también lo objetamos ala Secretaríade Hacienda y logramos muy pocas veces cambiar la partida o aumentar la partida para estos temas. Durante muchos años, también nosotros objetamos alguna de las políticas de la conducción dela Secretaría.

Creo que, en alguna oportunidad, y a partir de esta tragedia, esto sería motivo de discutir el presupuesto de la ciudad porque hay una cosa en la que coincido con la diputada González, independientemente de que a lo mejor un matafuegos hubiera podido o no impedir la tragedia o el incendio. Lo cierto es que no podemos dejar de comprar matafuegos por falta de recursos. Después podrá o no funcionar como elemento de seguridad.

En ese sentido, los legisladores podríamos llevar, en conjunto, al Gobierno dela Ciudadla conciencia que tenemos de que en la crisis han colapsado los servicios que prestala Secretaríade Desarrollo Social, que venimos criticando desde hace años, tanto en su conducción, como en el tema presupuestario. Pero, ante el colapso de la ciudad, debemos replantear el presupuesto para ponerlo a disposición de las áreas de Salud, de Educación y de Desarrollo Social.

También es cierto que los servicios que presta la administración dela Ciudadde Buenos Aires son de una magnitud y de una obsolescencia de la infraestructura tales, que cuando no hacen “agua” los colegios secundarios, hacen “agua” los efectores hospitalarios. Y más en la actualidad, con el presupuesto recortado, debemos nosotros discutir puntualmente las prioridades en la asignación de recursos. Porque si hay algo que no debe faltar es un matafuegos. Después veremos qué más nos falta.

No digo que ustedes no los hayan pedido. Señalo la posibilidad de que le acerquemos al Jefe de Gobierno dela Ciudad–y también al Secretario de Hacienda– la necesidad que vemos nosotros de que se atiendan estas cosas.

Con respecto al tema de las habilitaciones, puede ser que tenga razón la diputada Moresi, pero no es el momento oportuno para hablar de esto, porque ninguno de nosotros
–nila Secretaria– quiere tapar la responsabilidad y el dolor frente a esta tragedia. Así es que no importa si esto está en el Código o no. Debería estar, como deberían estar las casas de medio camino que hemos creado a través dela Ley de Salud Mental, y tantas otras cosas.

Cuandola Secretariahablaba, yo trataba de asimilar esto a esa modalidad de geriátricos. Cuando votamos la ley, veíamos la posibilidad de alquilar. Pero, de hecho, hay un gran desorden, y en ese caso somos todos responsables.

Puntualmente, creo que son temas que deben afrontarse desdela Legislatura, pero conjuntamente con el Poder Ejecutivo. Y lo miro al diputado Campos porque puede hacer mucho desde su comisión, para hacer un abordaje de todo aquello a lo que le falta habilitación. Y allí podríamos incluir a los hospitales públicos, que todavía no la tienen. Y aquí puedo dar el ejemplo de la sala de neonatología del Hospital Fernández que hizo el PRESSAL cuando estaba el doctor Lombardo; se puso el tablero de la electricidad en una pared delante del pasillo, y se taparon los balcones. Y la sala es de neonatología: hay niños pequeños y puede haber cualquier problema. Y eso se refaccionó y era el PRESSAL.

Tampoco yo quiero tapar esta tragedia; pero, mientras esperamos conocer las responsabilidades cada uno de los diputados, podríamos nosotros tomar alguna de estas acciones en nuestras manos.

Y quiero agregar algo a lo que mencionaba el diputado Rodríguez respecto de la modalidad de contratación. A mí tampoco me parece que lo de las 36 horas sea una modalidad apropiada.

No conozco puntualmente ese tema. Una de las áreas que menos conozco es la de Promoción Social porque no he estado integrando la comisión –recién me integro–. Pero no me parece que sea una modalidad apropiada. Tal vez, tenga que ver con muchas otras cosas que ocurren en el Gobierno dela Ciudad, y por eso es algo que voy a preguntar. Los trabajadores, en muchos casos, tienen sueldos bajos como, por ejemplo, en el caso de los enfermeros, etcétera. Quizás sea una modalidad de horario que les permite a los trabajadores mantener otro trabajo y cubren esas 36 horas en esa semana. No sé si es el caso, o si es una modalidad que se ha apreciado como correcta para este caso.

En relación con el tema de los trabajadores y trabajadores debo decir que durante algún tiempo –no sé qué quedó de eso– se señalaron deficiencias en el área y conversamos conla Secretaríade Hacienda la categorización o la incorporación de algunos trabajadores a la categoría de profesionales.

Entonces, si hacemos un resumen de todas las cuestiones, podría acercarme a las verdaderas decisiones políticas que debe afrontarla Ciudadde Buenos Aires, en el ámbito del Jefe de Gobierno, y dela Secretaríade Hacienda.La Legislaturatiene vocación de revisar las habilitaciones, revisar las modalidades de trabajo –si correspondiera–, revisar todo el presupuesto teniendo en cuenta que, para nosotros, eso es prioritario. Y espero que nunca más recibamos como respuesta que un matafuego no se compra por cuestiones presupuestarias.

 

Sra. Secretaria (González Gass).- Luego le voy a ceder la palabra a la doctora Cánepa, porque ella planteó ya muy claramente el tema de la responsabilidad respecto del matafuegos; pero antes quiero decir que, cuando todavía la diputada Juliana Marino no se había incorporado a esta reunión, habíamos dicho que, efectivamente, nosotros gestionamos en un área que tiene una enorme debilidad institucional.

Una gran parte del personal ha visto de hecho disminuido su sueldo, porque los módulos han caído y todavía no se ha puesto en práctica la carrera profesional, porque aunque se ha firmado el acta de paritaria, no se ha hecho el encasillamiento.

Es necesario el encasillamiento para poder reordenar la situación. Estamos gestionando, en la mayoría de los casos, con programas que datan de varios años y que no dan respuesta adecuada ni a la crisis ni al crecimiento de la pobreza. Y, si bien hay voluntad política de dar prioridad a las áreas sociales, atender la educación, la salud y el desarrollo social demanda enormes esfuerzos y la mayor parte de nuestros servicios son muy particulares porque trabajamos para un sector de la población que ha sido excluido del resto de los sistemas, y cada día excluido en mayor cantidad. Entonces, con los mismos recursos, estamos tratando de atender a un sector más importante de la población, en peores condiciones de capacidad de respuesta y con algo que ha caracterizado a muchas administraciones desde los años ’80: ha resultado más redituable, en términos políticos, exhibir, inaugurar u organizar obras y servicios nuevos que invertir en mantenimiento, reparaciones o arreglos.

Y voy a poner el patético ejemplo de un hogar de ancianos donde es necesario reparar un piso porque, permanentemente se tropiezan y eso genera un montón de situaciones en personas grandes. Y es imposible hacerlo, salvo con planes trabajar –o con subsidios de jefes o jefas de hogar–, y con materiales que se consiguen de la manera en que se puede.

La otra cosa que hoy no quedó planteada, porque al momento de la discusión del presupuesto que planteaba el diputado Doy la fuimos postergando, es que otro mecanismo que alteró muchísimo el funcionamiento del área fue la bancarización obligatoria. Esto dificultó enormemente el tema de las operaciones con cajas chicas en jardines del CAP y pequeños hogares, porque es imposible –y hasta ahora no lo hemos logrado– convencer ala Secretaríade Hacienda de que nuestra capacidad de atención de estos lugares exige compras de todo tipo, como por ejemplo, papel higiénico, o cuando se acaba un jabón, o, también pagar un viático.

Existe una tendencia a no aceptar la habilitación de cajas chicas múltiples en distintos lugares de efectores. Y aunque esto puede parecer un tema menor o secundario, genera enormes dificultades de funcionamiento. Cuando logramos la habilitación de los fondos rotativos, generalmente estamos o pagando a proveedores que prestan servicios en los lugares más grandes que se caen, o atendiendo permanentemente a la emergencia.

Quiero decir que coincido con la diputada Marino en cuanto a la caracterización que se ha hecho de las condiciones en las que permanentemente gestionamos y las dificultades que enfrentamos. Y digo que no es solamente un problema de asignación de recursos, sino de encontrar mecanismos en la emergencia que nos permitan ser más operativos; gestionar, pero a su vez tener una gestión transparente. La mayoría de los procesos licitatorios se ha caído. Si no hay licitación, hoy no podemos comprar alimentos, no podemos realizar obras, ni podemos comprar colchones.

Estamos permanentemente gestionando contra el pago en efectivo o imposibilidad de que no sostengan la oferta de precios, porque el proceso inflacionario incide en la gestión. A su vez, el personal y la gente que está trabajando en el área atiende cada vez más una mayor cantidad de demanda, mayor conflictividad social y estamos teniendo situaciones donde el personal y los asistentes sociales han visto en riesgo sus vidas.

Hasta ahora no hemos tenido situaciones que no hayamos podido resolver, pero no sabemos hasta cuándo podemos controlar el hecho de que personas sean amenazadas con cuchillos o sevillanas por alguna situación de este tipo. Esto no da ninguna explicación de lo que pasó y, en el mismo sentido de lo que planteaba la diputada Marino, estamos esperando todos los resultados para hacernos cargo de la responsabilidad y consecuencias que lo que el caso tiene. Pero se está gestionando de esta manera.

Respecto del tema de la reglamentación y de revisar la normativa, nosotros quisiéramos trabajar con mucha precaución en este tema, porque, justamente, la posibilidad de este mecanismo de atención alternativa a chicas y chicos en este tipo de situaciones, si hiciéramos reglamentaciones excesivas, si pusiéramos normativas, no solamente afectaría la modalidad de trabajo que el Estado tiene para este tipo de situaciones, sino también la de organizaciones no gubernamentales que permanentemente enfrentan situaciones de todo tipo para sostener sus hogares y sus casas.

Habría que hacer un trabajo con muchísimo cuidado para que cualquier reglamentación no funcione como un obstáculo o un debilitamiento de esta modalidad de trabajo.

Finalmente, para el tema concreto de las horas y de la modalidad con que trabaja el personal de Piedralibre que, además, es distinta de la del hogar Andamio o alguna otra institución que depende del Consejo de Protección de Derechos, le cedo la palabra a la directora del área, la señora Cánepa.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Con relación al tema del horario del personal yo hice una mención a la situación histórica del horario que se venía desarrollando. Lo hemos consultado y discutido internamente en la Dirección, con el departamento y con la misma gente del hogar. En cuanto a esto podemos tener distintas actitudes frente a este trabajo: si privilegiamos la permanencia y la convivencia durante cantidad de horas para poder, justamente, tener el acompañamiento a los chicos en distintos momentos del día, o si implementamos otro tipo de horario. Por ejemplo, si comparamos la situación de lo planteado con el hogar Piedralibre está diferenciado respecto del hogar Andamio. En Andamio, los convivientes que cubren el turno de la noche cumplen un horario total que es de doce horas espaciados dos días durante la semana, y luego un día durante un fin de semana, que es rotativo.

Lo que puede traer esto como objeción es que el conviviente que hace su ingreso a las ocho de la noche toma una parte de la vida que se desenvuelve con una dinámica diferente a la que prevalece durante el día y la tarde; la dinámica de la noche es totalmente diferente.

¿Y esto de qué manera se articula con el equipo de cada hogar, para poder reconstituir lo que son los puntos importantes al trabajar con cada uno de los chicos, tanto de una modalidad como de la otra?

En el caso del hogar Piedralibre cuando se inicia en noviembre de 1995 empezó con dos turnos que cubren los convivientes, en donde, por ejemplo, un turno de dos personas comenzaba el lunes a las ocho de la mañana y terminaba el viernes a las catorce horas. Así comienza el tema de los convivientes y el horario que cubren en este hogar.

Esto se fue cambiando en distintos momentos de su historia hasta que llegamos a este replanteo que es el actual, de una jornada de 24 horas y otra de 12, con una diferencia de 3 y 4 días para retomar la jornada, que fue evaluado por la misma gente del hogar como beneficioso y que podía permitir una situación no de continuo trabajo o dedicación a los chicos del mismo conviviente. ¿Por qué? Porque en el espacio diurno también está el equipo profesional como otros integrantes del plantel del hogar. Esto hace que el horario, quizás, de más exigencia para el conviviente sea el horario en que los dos convivientes quedan con los chicos en el turno noche. Frente a esto podemos seguir evaluando y viendo los beneficios de uno y otro planteo.

En los hechos concretos estamos implementando dos modalidades diferentes, y específicamente con relación al hogar Piedralibre comparativamente a lo que fue la historia de los horarios que los convivientes vienen haciendo desde el origen, es un horario más aliviado que no corresponde en este caso a tener que ajustar la cantidad de días en cuanto a la disponibilidad de ingreso.

En general, si ustedes toman el promedio de lo que es el costo de un contrato dela Dirección, no llega a pasar los 700 pesos; estamos en 600 pesos y pico de costo promedio del contrato. Pero en este caso no nos estamos manejando en cuanto a ajustar días por la disponibilidad del ingreso, sino por una práctica que viene planteada en cuanto a garantizar un espacio mayor de cercanía de convivientes con los chicos.

A la luz de todo esto, podemos replantearlo. De hecho, estos dos planteos en cuanto al aspecto convivencial están dados, y lo hemos visto con los responsables del área. El tema es que frente a todo esto lo que pensamos es si en tanto esta modalidad cierra porque alivia mucho más a lo que ya es el área convivencial para este hogar –como les dije en el comienzo tiene que ver con un ingreso el día lunes a las ocho de la mañana y un retiro el viernes a las catorce horas– esto está vislumbrado como una posibilidad de modalidad que vale implementarla.

Simplemente, la podemos revisar y presento aquí dos esquemas con fundamentos diferentes que apuntan a que esta división horaria no tiene que ver con el tema de los recursos de personal.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Tengo anotados para hacer uso de la palabra a la diputada Colombo y al diputado Campos. Si ningún otro diputado se quiere anotar, con ellos dos haríamos el cierre de esta reunión.

Repito: toda la información que necesiten los diputados, que desdela Secretaríay desdela Direcciónvan a acercar a la presidencia ala Comisiónde Promoción Social, obviamente va a ser distribuida a todos los diputados.

Tiene la palabra la diputada Colombo.

 

Sra. Colombo.- Señora presidenta: quiero plantear un par de cuestiones, que en este intercambio me parecen que son las más gordas.

La primera está relacionada con algunas expresiones de la funcionaria y más explícitamente con la intervención del diputado Peduto. No me parece ésta una buena vía para discutir la mejora en el funcionamiento de las instituciones dela Secretaríay particularmente de las que dependen dela Direcciónde Niñez. Como si aquí estuviera en discusión la doctrina de protección de derechos de los niños y las niñas respecto del modelo del patronato.

No me parece que tenga nada que ver con la doctrina de la protección de derecho el hecho de que no se haya equiparado esta institución con el cuadro de usos 5.2.1, que es el que corresponde a las residencias para madres solas, a la hora de ver qué cosas debían cumplirse para la habilitación y funcionamiento del hogar, o para ver qué no se hubiera hecho, o si no hubiera habido verdaderamente un control de los tabiques de madera en el sentido de que estuvieran tratados para protección contra incendio. No veo que tenga que ver eso con la doctrina de la protección de derecho. No me parece que sea saludable ni conveniente convertir esa discusión en este tema.

De tal manera que el hecho de que por más que uno intente que ese hogar sea lo más parecido a un vida de familia, eso no quiere decir que en esa casa, teniendo en cuenta que ahí va a vivir más gente de la que posiblemente vive habitualmente en una casa de familia, pudiera contar con más de una salida para el caso de una emergencia, o que eso estuviera previsto. De todas maneras supongo que también en las casas de familias sería razonable que estuvieran previstas alternativas.

Igualmente, señora presidenta, he preguntado y ahorala Directoradel área ha explicado sobre el tema, sobre cómo es el funcionamiento durante la noche; yo lo he preguntado insistentemente. Sin embargo, he tenido una pequeña discusión, por llamarle así, con vecinos de Palermo afuera hace un rato, cuando tuve que ausentarme unos minutos. Y quiero dejar claro cuál es mi punto de vista, o mi preocupación, con respecto a este hecho.

Cuando yo he preguntado insistentemente respecto a cómo es la rutina y cómo es la organización, lo hice precisamente porque me parece que se desprende del informe que hacela Directora, que no tiene y hasta ahora no tienen previsto –y éste es uno de los aspectos que debería reconsiderarse– que en un hogar de este tipo durante la noche haya alguien a cargo, alguien que deba estar despierto. Porque si hubiera habido alguien despierto podría haber detectado, tal vez prontamente, cómo ocurrió el hecho, o cómo ocurrió lo que preguntaba la diputada Marino recién: cómo fue a parar una colcha, una frazada, una sábana o una camiseta, no sé qué fue lo que se calentó demasiado, a la estufa, y originó el incendio. Pero si hubiera habido alguien a cargo, despierto, que tuviera esa responsabilidad, tal vez esto no hubiera pasado.

Señora presidenta, mi compañera Alba González ha manifestado esa preocupación, una preocupación en el sentido de que esto no se convierta en una responsabilización del personal contratado que está a cargo y que tiene el nombre funcional de conviviente.

La impresión que uno tiene, es que la rutina, el modo en que está organizada esta institución, probablemente deba ser revisado, sin que esto tenga que contrariar la doctrina de protección de derecho. Igualmente, pudiera haber una acción más cotidiana de prevención y entrenamiento para las emergencias, como ha sido planteado por otros diputados, y por supuesto, como también se ha dicho aquí, esto no es solamente para los casos de instituciones. Además, seguramente, cada vez que ocurre una tragedia como ésta a uno se le actualiza el tema

Señora presidenta, este caso es particularmente doloroso y preocupante porque se trata de niños que porque tienen alguna clase de dificultad para tener su propia familia de origen y estar cuidados ahí, quedan al cuidado y para la protección de sus derechos a cargo del Estado. Desde ese punto de vista creo que es particularmente importante que el Estado, nosotros,la Secretaría, el Gobierno, extreme las condiciones.

Y eso me remite inmediatamente, por supuesto, al segundo punto fundamental, que es el presupuesto. Esta Legislatura ha votado una demanda al Ejecutivo para que remita al tratamiento dela Legislaturael Presupuesto del año 2002, que no se sustituye con carteles en los que se anuncia que están discutiendo aparentemente los presupuestos de 2002 o de 2003 en los Centros de Gestión y Participación.La Legislaturavotó esto para que pudieran venir aquí, tal como cuando vino aquí el año pasado, que luego se suspendió el 19 de diciembre, fecha en que estábamos aquí mismo, empezando nuestra conversación sobre cómo debería ser el presupuesto.

Y una de las cosas que teníamos era el presupuesto elevado por el Ejecutivo de 166 mil pesos para obras, y el planteo dela Secretaríade Promoción decía que eran necesarios 675 mil pesos.

Entonces, creo que esta situación nuevamente pone en el tapete lo que nosotros en aquel momento dijimos: que queremos ser parte, que queremos discutir y que queremos tomar la decisión sobre cómo se asigna el presupuesto.

Acabamos de ver publicado en el Boletín Oficial que se asigna la suma 100 mil pesos para transportar niños con necesidades especiales a colonias de vacaciones de invierno. No es poca plata. 166 mil pesos era el monto total parala Direcciónde Niñez. Por supuesto, vamos a pedir informes acerca de cómo se aplican estos 100 mil pesos. Creemos que estos son los casos que demuestran que el hecho de que la demanda presupuestaria y el tema presupuestario sea enviado ala Legislaturapara su tratamiento no es ni caprichoso ni es politiquería, sino ni más ni menos que asumir nuestras responsabilidades, como aquí se ha demandado.

A estos dos aspectos que ahora están en juego, que creo que son los dos más gordos –por supuesto, quiero insistir con que nos parece que hace falta revisar la rutina del funcionamiento–, quiero agregarle, por un lado, una solicitud ala Secretaríaen el sentido de que quisiéramos que se remita a esta Legislatura el informe producido porla Superintendenciade Bomberos con respecto a la inspección anual que hace a los establecimientos dela Secretaría, tanto de niños como de tercera edad, como de mujer, es decir que hace a todos. Quisiéramos saber cuál es el informe que Bomberos tiene con relación a este lugar.

También quisiéramos recibir un informe acerca de cómo está cuantificandola Secretaríael aumento de demanda, que se ha mencionado hoy durante toda la reunión y que uno puede intuir que es bastante razonable que así esté ocurriendo, y cuáles son los planteos o replanteos quela Secretaríase ha hecho para atender esta creciente demanda, habida cuenta de que estamos hablando de un área en la que el presupuesto asignado por el Ejecutivo dista mucho de ser suficiente para la demanda preexistente, y con esto me refiero a la propuesta de presupuesto que teníamos hace siete meses.

 

Sra. Secretaria (González Gass).- Seré breve, porque, por supuesto, la diputada ha hecho algunos comentarios que nos exceden.

Nosotros quisiéramos gestionar con un presupuesto aprobado, porque es muy difícil hacerlo con un presupuesto de prórroga en un área que tiene las dificultades que estamos enfrentando. Además, tenemos un proceso de judicialización creciente; por ejemplo, por amparos derivados de distintos jueces en lo contencioso que sostienen que los derechos consagrados enla Constituciónson operativos, y por lo tanto, nos demandan obligatoriamente atender personas. También hay que decir que así como en el caso de la ley de salud mental, la responsabilidad de construcción de casas de medio camino estaba puesta en Desarrollo Social, en el proceso de externación de pacientes de hospitales geriátricos, nos están obligando a internar a esos pacientes en los hogares de ancianos, lo que está deteriorando fuertemente la calidad de vida y la situación del resto de los residentes y produciendo, de hecho, cambios en la modalidad de atención.

Éste es uno de los temas que seguramente, si tuviéramos la posibilidad de discutir las asignaciones presupuestarias y la manera en que diagramamos los programas, lo podríamos enfrentar mejor.

De la misma manera, tenemos permanentemente pedidos de informes dela Defensoríay opiniones de la auditoría acerca de la gestión de los programas y de la propia Sindicatura de la ciudad. Administrar recursos en emergencia, con las normas que tiene la administración del Estado, se hace absolutamente dificultoso, y pone en cabeza de los funcionarios que tienen que pedir esas asignaciones y rendir cuentas una enorme responsabilidad. O sea que para nosotros, obviamente, en un momento como éste, lo razonable sería tener presupuesto, normas presupuestarias y mecanismos de gestión que nos permitieran enfrentar la crisis de mejor manera. Pero ésta es la situación que tenemos y debemos gestionar así, con una enorme fragilidad, pero con una enorme responsabilidad para tratar de dar respuestas y priorizar situaciones.

Se nos preguntó cómo estamos intentando atender la mayor demanda de los chicos en situación de calle. Estamos tratando con el Consejo de Protección de Derechos y con las distintas áreas del Gobierno dela Ciudad, sobre todo Salud, Cultura y Educación, de articular transversalmente un programa que aunque nos permita brindar la cantidad de alojamiento requerida, se pueda lograr una mejor articulación de respuestas para hacer más operativos en algunos lugares como Constitución, Retiro y Once.

Además, mediante convenios con organizaciones no gubernamentales logramos, en algunos casos, instalar los paradores que están previstos por la ley, como decía la doctora Cánepa. También logramos hacer convenios para instalar defensorías de derechos en los puntos más álgidos y tratar de hacer, por lo menos, atención ambulatoria. En estos temas veníamos trabajando semana tras semana, hasta que se nos planteó esta situación. Seguramente esto no resolverá el problema estructural, pero nos permitirá atender a chicos en Once, Constitución y Retiro; hacer rápidamente convenios para la instalación de dos paradores; poner la defensoría de derechos en los lugares más críticos que tengan necesidad de una intervención más directa; y articular recursos de Salud, Educación y Cultura, que de hecho se están dedicando a esa situación para hacer más eficaz la gestión.

Hemos firmado un convenio conla Asociación Cristianade Jóvenes y el Consejo de Protección de Derechos para atender esa situación en Liniers, en un edificio muy próximo a San Cayetano. A través de una transferencia de recursos a esa zona, que también es crítica, se pretende trasladar el funcionamiento de la defensoría para estar en mejores condiciones de dar respuestas.

Por supuesto esto es insuficiente. Algunas cosas se están poniendo en funcionamiento, pero también estamos intentando crear un programa que permita articular mejor los recursos.

 

Sra. Colombo.- Solicito una interrupción, señora presidenta.

Seguramentela Secretariase acuerde, porque las dos compartíamosla Comisiónde Promoción Social enla Legislaturaanterior, que nuestra comisión y la de Mujer habían dictaminado a favor de un proyecto –aunque luego murió en la comisión de Presupuesto– para que la ciudad dispusiera de un subsidio que llamamos “becas para madres de niños en situación de riesgo”, con la idea de prestar una atención directa a la familia y generar una exigencia a esa familia para que esos niños no estén en la calle y tengan la posibilidad de ejercer sus derechos de ir a la escuela y tener su salud controlada, entre otras cosas.

Yo pregunté cómo estábamos enfrentando la mayor demanda y de la respuesta dela Secretariano veo que se esté trabajando en la dirección de aquella ley –que como ley fue fallida– pero corno criterio respecto de la atención pareció haber obtenido bastante consenso, en el sentido de que forma parte de las políticas posibles para prevenir esta situación de que cada vez más niños convertidos en adultos sostienen sus familias en la calle.

 

Sra. Secretaria (González Gass).- También estamos intentando reconducir algunos programas. En ese sentido, próximamente, vamos a enviar ala Legislatura una propuesta de modificación de la operatoria de hoteles, con la idea de trabajar en el fortalecimiento del ingreso familiar a jefes y jefas de hogar con chicos en situación de calle. A su vez, a través de esta articulación de programas y en la medida que podemos, utilizamos los recursos del programa Nuestras Familias, en el sentido de lo que plantea la diputada Colombo.

Una de las mayores dificultades que tenemos, sobre lo que luego la doctora Cánepa podrá abundar, es que la mayoría de los chicos en situación de calle en la ciudad de Buenos Aires tienen su familia de origen en la provincia de Buenos Aires, o en el primer y segundo cordón del conurbano. Por lo tanto, es muy difícil, salvo pocas excepciones, el trabajo conjunto. Primero, por la debilidad que tienen las gestiones de los municipios del segundo cordón y también por la escasez de recursos con que cuentan para enfrentar este tipo de situaciones. En el caso de estos dos chicos fallecidos, la ciudad había tomado a su cargo la generación del vínculo, el trabajo con la familia, y la búsqueda de algún mecanismo de contención que permitiera resolver estas situaciones.

Obviamente, tanto en el caso del Piedralibre como en Andamio, la cantidad de chicos atendidos en esta situación es muy baja en comparación de la cantidad de chicos que tenemos en la ciudad.

 

Sra. Directora General (Cánepa).- Con relación a este tema, quiero decir que esto tiene que ver con la práctica que se lleva a cabo cotidianamente, en cuanto a los chicos situación de calle que llegan al CAINA y a los que también están en los hogares. Esto forma parte del trabajo; es ineludible. En todos los casos se realiza la búsqueda de la potencialidad que trae el chico, ya sea en relación con su familia o con los referentes comunitarios vinculares que tenga.

Esto quiere decir que cuando hablamos de todo lo que implica el abordaje de cada historia familiar, vemos que la mayor parte de los chicos que transitan por la ciudad son de provincia de Buenos Aires. Esto ha sido una práctica histórica que se sostiene. Además, se tratan de garantizar todos los recursos para esta concurrencia en la búsqueda de recursos familiares.

Cuando contestabala Secretaria, la diputada Colombo hablaba de convenios.

Durante el año pasado participé de varias reuniones que se hicieron con gente del área de infancia dela Provinciade Buenos Aires y de los dos consejos de provincia.

Desde nuestra Dirección en particular, siempre manifestamos nuestra intención de lograr mayor articulación con los municipios y con los consejos provinciales para resolver esta situación. ¿Por qué decimos esto? Porque, históricamente, salvo alguna excepción, no nos pudimos manejar orgánicamente, de organismo a organismo, porque el tema fue en qué punto hacemos la articulación entre un organismo de la ciudad y uno de la provincia.

Y lo cierto es que, al cabo de estas reuniones que se realizaron con gente de áreas de infancia de los municipios, ellas mostraron disponibilidad, aunque tengo que decir que en reuniones de este año, en ninguno de los municipios ha aparecido un programa de acción que resulte completo para la atención de los chicos en situación de calle.

Las áreas de infancia manifestaron a lo largo de este tiempo, dificultades desde el punto de vista presupuestario, y también a nivel de la descentralización. Y en esto tenemos un ejemplo concreto: cuando se logra el acuerdo dela Cámaraenla Provincia, que dio lugar ala Leyde Protección Integral, a los pocos días, el Poder Judicial,la Procuracióndela Provincia, planteó la inconstitucionalidad de la ley.

Todos los que tenemos conocimiento de esto podemos imaginar lo que ha costado lograr este acuerdo. Llevó años llegar a acuerdos mínimos que se presentaran en una ley. Y duró pocos meses.

Al partir del planteo de inconstitucionalidad dela Procuración, la situación se ha salvado enla Provinciade Buenos Aires –a nivel social– porque el Poder Ejecutivo aplica el Decreto 2067, que es el equivalente ala Leyde Patronato de nivel nacional. No están garantizados los mecanismos, a partir de una resistencia muy importante que se ha venido ejerciendo el Poder Ejecutivo.

Una de estas resistencias tuvo que ver con la descentralización municipal, que implicó también la descentralización de servicios y de recursos. Esto surge del planteo que vienen haciendo las áreas de infancia. De hecho ha sucedido que, incluso antes de plantearse la inconstitucionalidad, las áreas de infancia de los municipios que estaban más comprometidas con esta Ley de Protección Integral empezaron a recibir del Juzgado todas las demandas judiciales al cabo de una semana. ¿Por qué? Para hacerlos responsables por el protagonismo que habían adquirido en la sanción de la ley.

Digo todo esto porque tiene que ver con una modalidad de trabajo que desde aquí se sigue haciendo, buscando recursos en cada uno de los municipios, a partir del conocimiento que tiene cada una de las áreas dela Direccióny la concurrencia permanente con los distintos espacios de referencia que los chicos nos van brindando. 

Y queda el tema de la inspección, planteado por la diputada Colombo.

En cuanto a este informe anual que la diputada planteaba dela Superintendenciade Bomberos, lo que quise fue hacer una comparación con los informes de Bromatología. No hay ningún área que, habitualmente, realice inspecciones a los espacios dela Dirección General, sobre el tema de la seguridad; nila Superintendenciade Bomberos ni ningún área de gobierno realiza relevamientos ala Dirección General, ni produce informes como el de Bromatología –relacionado con los alimentos–, que nos dé noticias de en qué marco estamos elaborando los elementos y las condiciones.

 

Sr. Campos.- En primer lugar, voy a recoger una inquietud que la diputada Marino planteaba muy bien respecto de cómo se pueden encarar estos acontecimientos –que son bastante tristes–, para que cada uno de nosotros pueda ir encontrando una propuesta o un camino que vaya marcando una tendencia para que no se susciten más estos casos como el que nos tocó vivir.

Conozco perfectamente la gran dificultad que tienen los equipos multidisciplinarios para abordar los diferentes matices que deben considerar para llevar adelante una tarea para la que tienen pocas herramientas de gestión y bajos recursos presupuestarios y con casos de emergencias que día a día se multiplican, con una contención que es insuficiente.

Aquí se ha hablado –y me parece correcta la apreciación– del problema de la habilitación. Se ha dicho que no estaba habilitado. Después voy a dar mi punto de vista, pero adelanto que esto no tiene que ver con la falta o no de una habilitación.

Si uno mide y compara las actividades y servicios que se desarrollan en la ciudad, verá que las habilitaciones dadas son vetustas porque hay reglamentaciones que tienen 52 años y otras alrededor de 40.

En este cuerpo está en tratamiento un proyecto de ley –que voy a proponer considerar– que incumbe al área de Promoción Social. Tenemos que ver cómo, conjuntamente, abordamos temáticas en este Parlamento para encontrar una alternativa de solución que se pueda dar a corto plazo.

Evidentemente, cuando la ciudad incorpora este tipo de actividad al cuadro de usos –junto con otras–, proponía políticas progresistas, más activas y dinámicas en el marco de la contradicción que se plantea entre si debe o no haber institucionalización. Y, a partir de la convicción que se tiene sobre ir hacia la desinstitucionalización progresiva, nosotros incorporamos esta actividad para que sea reconocida.

Independientemente de que esta actividad no se halla reflejada en las disposiciones que deben regir desde el Código de Edificación, el Código de Planeamiento o desde el Código de Habilitaciones, se puede asimilarla a otras normas, que también son vetustas. Hoy se están modificando las trayectorias de salida, las escaleras, sus anchos, las rampas, los cubajes y las condiciones ignífugas o no de algunos elementos.

De ahí volvemos a esta cuestión en el marco del fallecimiento de estos dos chicos; y la responsabilidad no pasa por si tiene habilitación o no; tampoco sabemos si el matafuego, de haber estado, hubiera impedido esta tragedia; si la reja estaba o no, o si una frazada debe ser o no de poliester, o de un material que no entre en combustión.

Evidentemente, perdimos la vida de dos chicos y estamos todos bastante tristes por esta situación. Y tenemos que buscar un camino que, en el futuro, impida estas cosas.

No voy a hacer ninguna pregunta específica porque la responsabilidad la tendrá que determinarla Justicia. Además, estoy seguro de que el equipo multidisciplinario está capacitado para llevar adelante la tarea. Y, si hubo impericia, omisión, imprudencia o negligencia, se determinará en la causa judicial.

Yo dejo una propuesta que conversaré con otros diputados, que también tratarán de encontrar una solución para que en el futuro, estas actividades tengan las condiciones que correspondan, independientemente de que creo que no deben ser tan exigentes porque en el marco de la modalidad de atención y en el marco de lo que es casa de familia, evidentemente, se puede adaptar este tipo de actividades dentro de las condiciones con algún margen de seguridad que estará dado sobre todo para las instalaciones, para los cubajes o para algunas cuestiones relacionadas con sustancias ignífugas. La propuesta la dejo a los funcionarios dela Secretaría.

Voy a realizar junto con otros legisladores una cuestión que ustedes analizarán y podrán ver si la podemos incluir en la segunda sanción dela Leyde Accesibilidad, que marca en su Sección IV y en su Sección VI, sobre todo lo que rigen en escuelas y en establecimientos geriátricos, las condiciones para que en el futuro tengamos, por lo menos, alternativas de solución a esta problemática.

 

Sra. Presidenta (Serio).- Tiene la palabra la diputada Marino.

 

Sra. Marino.- Quiero hacer un agregado respecto de lo que decía el diputado Campos.

Hace poco leí un artículo en un diario y no me acuerdo el nombre del arquitecto que dijo que la pobreza no es psicológica; tampoco es ignífuga, porque el problema de estas cuestiones es el costo.

Entonces, hay que tener mucho cuidado en esto de los requisitos, por lo menos en el uso de los materiales. Y ya sé que no es barato, pero en algunas cosas no se puede transar en lo que tiene que ver con el tema de la seguridad.

Finalización

Sra. Presidenta (Serio).- Como Presidenta dela Comisión de Promoción Social dela Legislatura voy a tomar la propuesta del diputado Campos y trabajaremos en conjunto.

Creo que los diputados que integran esta comisión también van a trabajar en conjunto para la propuesta que hizo el diputado respecto de las mejoras que se puedan incluir dentro de la modificación del Código de Accesibilidad.

Como no hay ningún otro diputado anotado para hablar damos por finalizada la reunión de comisión agradeciendo la presencia de la señora Secretaria de Desarrollo Social, dela Directora Generaldel Área dela Niñezy, obviamente, a todos los diputados y al público presente.

 

– Es la hora 22 y 02.

 

 

Héctor F. Pastorino

Subdirector General de Taquígrafos

 

Mira también

ILUSTRACIONES ORIGINALES…

De tapas, ilustraciones originales de portadas de revistas   La muestra "De tapas" exhibe las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *