Inicio / Todas / Boletin Informativo / ESTUDIO CONFIRMA QUE LA MARIHUANA ES LA PUERTA DE ENTRADA A LA PASTA BASE

ESTUDIO CONFIRMA QUE LA MARIHUANA ES LA PUERTA DE ENTRADA A LA PASTA BASE

Informe sobre drogas

¿Qué es lo que lleva al consumidor de pasta base a probar la droga por primera vez?

Un estudio que será presentado hoy jueves, advierte que incide el contexto familiar, barrial y educativo, y que todos han probado antes marihuana o alcohol.

 
-Bueno, Javier, ¿te acordás cuáles fueron las primeras drogas que empezaste a probar?

-Sí, me acuerdo, tenía… ocho años, mirá lo que te cuento, ocho años y… me daban mis hermanos mayores marihuana y yo iba a la escuela, entonces pasaba durmiendo en la escuela o vomitaba o me dormía… me pasaban cosas…

-Por fumar marihuana.

-¡Claro!, yo tenía ocho años, iba a primer año de clase, entonces un día llamaron a mi padre, que era muy conocido mi padre, el Moneda, aparece mi padre y yo de ahí me enfermo en la escuela y me lleva al hospital y resulta que por ese consumo estuve internado dos años…

El testimonio de Javier, de 37 años, es uno de los que se desprenden del informe “Consumo problemático de pasta base de cocaína / Una aproximación a sus efectos y prácticas”, realizado por el Departamento de Antropología Social de la Facultad de Humanidades, que será presentado hoy por la Junta Nacional de Drogas (JND) en el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas de Naciones Unidas.

El estudio, que hace un acercamiento etnográfico de un universo de 320 consumidores habituales de pasta base de cocaína, y para el cual se realizaron 40 entrevistas formales a consumidores, intenta poner luz sobre algunos aspectos del consumo de esta droga. En este sentido advierte que la adolescencia es, frecuentemente, “el momento de los primeros consumos”. Aunque, de todos modos, como en el caso de Javier, hay algunos que probaron la pasta base antes de cumplir 12 años, como, excepcionalmente, hay quienes se iniciaron en esta droga pasados ya sus 25 años.

El informe también señala que “el momento inaugural de la trayectoria de consumo ocurre por lo general en circunstancias de reunión con amigos y fuera del ámbito familiar” y que “la mayoría (de los adictos a la pasta base) se inició en el consumo de drogas con la marihuana y el alcohol”.

En este sentido, los consumidores se han referido al alcohol como “la droga que siempre está” o como “la que te lleva a todo lo demás”, mientras que cuando hablan de la marihuana advierten que esta se utiliza para “achicar” o “bajar” luego de una dosis fuerte de pasta base.

Las entrevistas del informe fueron llevadas a cabo durante los meses de septiembre, octubre y noviembre del año pasado, en pleno debate sobre la ley de regulación de la venta y el consumo de la marihuana.
Entorno.

La familia, las amistades y el sistema educativo resultan determinantes para que un joven sea arrastrado por el mundo de la pasta base. El informe señala que “a medida que el consumo se vuelve un hábito cotidiano, cambian aceleradamente los vínculos con la familia y el grupo de amigos, y cuando hay trabajo, este acaba perdiéndose finalmente y aparecen vínculos esporádicos con el mundo del trabajo informal y/o las actividades ilícitas, la familia, las amistades y las instituciones de protección social o sanitaria. Asimismo, las relaciones de contención -afectivas e institucionales- se ven dificultadas por la movilidad en la que los sujetos desarrollan sus estrategias de supervivencia, pasando de uno a otro barrio”.

El estudio también presenta diferencias entre las actitudes tomadas por las mujeres consumidoras con respecto a los hombres. Y así advierte que las mujeres “mantienen durante mayor tiempo la residencia o las visitas frecuentes a su familia de origen, siendo este medio fundamental para el cuidado de sus hijos”. Esta situación no se da en el caso de los varones, que llegan a vivir en situación de calle más rápidamente.

También se señala que suelen ser las abuelas, o sea las madres de los o las consumidoras, quienes se hacen cargo de los hijos de estos, “pero son estas últimas las que visitan a su familia con mayor frecuencia manteniendo incluso una semi-residencia”. Para demostrar esto, el estudio expone el testimonio de Alicia, una consumidora de 33 años:

-… El bebé… el bebé tuvo la suerte que pobrecito es… era el único nieto, el único sobrino, el único todo, el primero de todo, entonces no le faltaba nada, gracias a Dios, alquilábamos a dos cuadras de la casa de mamá, entonces yo iba y venía, lo llevaba, lo dejaba, me quedaba consumiendo con él (con su pareja)… nunca quise… siempre me sentí como muy culpable…

-¿Y ahí tu familia ya sabía o se habían dado cuenta que ustedes habían empezado a consumir pasta base o no?

-No, fue después cuando ya terminamos en… fue a lo último, que ya quedamos en la calle y bueno…

-¿Hace cuánto entonces que ustedes fuman pasta base?

-Ah… dos años.

-Dos años, de los cuales hace más o menos uno que están en la calle…

-Sí, uno que estamos en la calle.
CARLOS TAPIA

junio 26 2014
Foto: AFP

Fuente El País

Mira también

BUENOSAIRES SE VISTE DE TANGO

Una vez más como todos los años, la ciudad se viste de tango cuya expresión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *