miércoles , noviembre 22 2017
Inicio / Todas / Notas de Opinion / FRANCISCO RECIBIO AL PADRE PEPE

FRANCISCO RECIBIO AL PADRE PEPE

FRANCISCOEn la película Paco, Ninna, genialmente personificada por Norma Aleandro dice: “Si los valores es de dejar morir un chico en la calle consumido por las drogas, es tiempo de cambiar esos valores”

Y en esta sociedad del Don Pirulero donde hasta a la Biblia se la usa de papel higiénico, donde los pobres son descartables y el que no atiende su juego “una prenda tendrá”, el encuentro del Padre Pepe con Francisco  nos habla de la esperanza de un mundo mejor donde las palabras dejen lugar a los hechos. Donde ir  compartir un mate cosido las nochebuena con un hermano necesitado sea una práctica común y no una elección de vida de un sacerdote que asumió los votos de pobreza y dejó la sotana en el armario.

“El Papa se entrevistó esta mañana en el Vaticano con José María di Paola, más conocido como padre Pepe, quien participó en una reunión en Rimini. Di Paola le obsequió al máximo pontífice una maleta repleta de cartas y regalos de los barrios bajos de Argentina”

El Padre Pepe no habla de cristianismo, lo práctica. El Padre Pepe no se hace lavar los pies sino que los lava él mismo.

¿Y qué otra cosa es el cristianismo que un acto de servicio a quien lo necesita? Y qué otra cosa hicieron Novak, Angelelli y Hesayne y los cristianos comprometidos con los que menos tienen?

“El portal local Terre d’America, que ofrece noticias y análisis de la situación en América Latina, informó que el padre Pepe fue al Vaticano con una maleta enorme con cartas, objetos y pequeños regalos para el Sumo Pontífice de los habitantes del barrio de La Cárcova, villa que habita hoy día Pepe, realizando tareas sociales.

EL PADRE PEPEPero hubo un obsequio particular. El padre Pepe regaló al Papa una carta de dos jóvenes que Jorge Bergoglio conoce: Juan José y María Milagros. “Ellos vivían en un contenedor de basura, eran dos vidas que habíamos dado por perdido y en cambio en el Hogar de Cristo se han recuperado”, dijo di Paola”

Fue el mejor obsequio, represenativo de quienes padecen los sinsabores de una sociedad que no les da trabajo a los que habitan una villa pero si no trabajan son vagos.

Fue el mejor testimonio de quienes también pagan sus impuestos porque que se sepa, a un habitante de un asentamiento no les descuentan el IVA ni los ingresos brutos en sus compras.

El Hogar de Cristo de Buenos Aires asiste y contiene a jóvenes drogadictos, víctimas de abusos sexuales, delincuentes, desempleados y aquellos que viven como portadores del virus del Sida. El nombre Hogar proviene del chileno Alberto Hurtado, sacerdote jesuita como Bergoglio y santo a partir de octubre de 2005.

Hoy en día, Juan José y Milagros han formado una familia, trabajan y tienen hijos, y ambos también se desempeñan en el campo de la recuperación de otros jóvenes drogadictos de la villa.

Alguna vez dejaran de morir chicos consumidos por el paco, alguna vez volverán a ser los únicos privilegiados, alguna vez volverá la ciudad de los niños y conocerán las vacaciones y el tren sanitario que los atienda.

Alguna vez será cierto aquello que “donde hay una necesidad, existe un derecho”, alli será la resurrección de Jesús quien dijo que todos los hombres son iguales en un mundo aristotélico donde existían amos y esclavos…

Entonces, volverá y será millones. Como Jesús, como Evita, como la Madre Teresa y por todos aquellos que piensan en todos y no tan sólo en sus vacíos e inútiles intereses.

 

Mira también

HABLEMOS DE FÚTBOL…

HABLEMOS DE FÚTBOL, los tiempos cambian. Desde hace unos días amantes del deporte que se …

Un comentario

  1. No habia visitado tu sitio web por un tiempo, porque me pareció que era denso, pero los últimos posts son de buena calidad, así que supongo que voy a añadirte a mi lista de blogs cotidiana. Te lo mereces amigo. 🙂

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *