Inicio / Todas / Boletin Informativo / Historia de barbarie, persecución y muerte

Historia de barbarie, persecución y muerte

ARGENTINA ES UNO DE LOS POCOS LATINOAMERICANOS QUE LO RECONOCE

El 24 de abril de 1915 comenzó el genocidio de turcos sobre armenios, en el cual 1,5 millones de personas perdieron la vida.

Terrible – La historia mundial registra pocos casos de tamaña crueldad.

El genocidio armenio comenzó con un golpe de Estado. El que dieron los llamados Jóvenes turcos el 23 de enero de 1913 para lanzarse a concentrar poder y expulsar o exterminar a todos los que no fueran turcos del Imperio Otomano.
Así comenzaría la persecución contra los armenios y otras minorías que hasta entonces habitaban un vasto territorio.
Aunque la población resistió, hubo deportaciones forzosas masivas y masacres sangrientas que tuvieron el punto de inflexión el sábado 24 de abril de 1915 cuando se detuvo y expulsó a los máximos líderes religiosos, políticos, intelectuales, gente de la cultura de la nación armenia, que tras pasar una noche en la cárcel se los envió a distintos puntos del país donde fueron asesinados.
La misma mecánica se repetiría en los días y años siguientes y los homicidios se multiplicaron hasta superar el 1,5 millón de personas, medio millón menos que toda la población armenia hasta 1915.
Casi todos los países europeos reconocen el genocidio armenio, mientras que en Latinoamérica sólo lo hicieron Chile, Uruguay, Venezuela y la Argentina. El Congreso argentino lo hizo en 1985, durante la presidencia de Raúl Alfonsín, y en 2007 se sancionó la Ley 26.199 en el mismo sentido, que declaró además el 24 de abril “Día de acción por la tolerancia y el respeto entre los pueblos”.
¿Pero por qué Turquía aún lo niega? Responde Taner Akçam, el primer académico turco que investigó el tema: “Porque de aceptarlo tendrían que pagar muchas compensaciones. Pero también existe un tema social, el de admitir que durante años se le estuvo mintiendo y negando al pueblo turco lo ocurrido. Pese a que el creador de la Turquía moderna, Kemal Ataturk, dijo en 1915 que lo que se hizo con los armenios fue ‘un acto vergonzoso’, hacerlo hoy sería admitir que muchos de los padres fundadores de la Turquía moderna, especialmente los miembros del movimiento conocido como los ‘jóvenes turcos’, fueron criminales y ladrones.”
La obra de Akçam –titulada Un acto vergonzoso– le valió una condena a muerte de los ultranacionalistas turcos, que como muchos reconocen algunos hechos ocurridos, pero no con la dimensión de un genocidio.  «

Fuente:

Texto e imágen:

Tiempo Argentino, 29 de marzo 2015

Mira también

La CONAE busca nuevos expertos para el área espacial en Argentina y Latinoamérica

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales ofrece becas para que ingenieros, astrónomos y físicos de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *