Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / HISTORIA DEL HOSPITAL UDAONDO

HISTORIA DEL HOSPITAL UDAONDO

El Hospital de Gastroenterología «Dr. Carlos Bonorino Udaondo » es uno de nuestros hospitales especializados,
público, con la Administración del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
                                         
 Su origen se remonta al año 1938, cuando el Dr. Carlos Bonorino Udaondo comienza las gestiones para la creación del mismo. El 1º de agosto de 1938 se creó el Dispensario Nacional para Enfermedades del Aparato Digestivo. Junto con colegas de prestigio, se inició en la calle Tucumán 1978. El Proyecto se llevó a cabo por la Comisión Asesora de Asilos y Hospitales Regionales.
                                           El Dr. Udaondo fue Decano de la Universidad de Medicina y titular en la Cátedra de Semiología, de la Universidad de Buenos Aires. Ya en 1933 su desempeño era el de Consejero, rodeado de especialistas de renombre como lo eran: los doctores Ramos Mejía, Sanguinetti, Portela, López García, Pinedo, Centeno, Cerviño, Perrazo y Ricchieri.
                                           Adquieren terrenos para la ampliación del hospital que luego fueron vendidas durante el gobierno de Ortíz  y miembros del partido radical. El dispensario sguió creciendo mientras tanto, con equipos de última generación, no lograban tener el espacio suficiente para realizar las operaciones que se realizaban por derivación en el Hospital Rivadavia y Hospital Rawson.
                                          En 1947, se decretó su elevación a Instituto de Gastroenterología . El predio que les fue cedido pertenecía al Hospital Militar Central, y éste contaría con el espacio e insumos necesarios para el correcto desempeño del establecimiento.
                                          El Dr. Udaondo fue nombrado Director del Instituto, que tuvo que dejar al ser ascendido a Director Nacional de Gastroenterología, que cumplió exitosamente hasta el año de su fallecimiento, en 1951. El Ministerio  de Salud Pública le impuso  su nombre al Instituto. Justo  homenaje a un hombre que había dedicado su vida al estudio y práctica de la medicina gastroenterológica. 
                                          En el año 1950, la dirección del Hospital  estaba a cargo del Dr. Manuel Ramos Mejía y comienza a implementar el sistema de becas, incluyendo el alojamiento en hospitales para profesionales de las provincias que buscaban el perfeccionamiento en cirugía y gastroenterología. De esta manera se da comienzo a las que se llamarían » residencias médicas «.
                                           Se suman 1.800 m2. al edificio, que había sumado en 1954 una considerable suma de camas (25), con la ampliación del Pabellón A.
                                            Debido al prestigio ganado y al ingreso de pacientes sumado a la necesidad de contar con un Servicio de Cirugía se determinó por Decreto Del Poder Ejecutivo Nacional se eleve a la categoría de Instituto de Gastroenterología. Este edificio correspondía al Pabellón A del Hospital Central para Tuberculosos precedentemente al Hospital Militar. 
                                             Intervención del Dr. Casal.  Su dedicación en hacer del esfuerzo diario la tarea para lograr el engrandecimiento 
lo compele a realizar los traslados de cada paciente internado por tuberculosis. De esta manera acondicionar todo el edificio para su rendimiento máximo. El Dr. Casal es nombrado Director del nosocomio. El Dr. Bonorino Udaondo es nombrado Director Nacional de Gastroenterología. Detrás se halla el ambicioso proyecto de ambos médicos. Hacer que toda la actividad del área se concentre en el edificio de la Av. Caseros. Organizando los Consultorios Externos en planta baja, las Internaciones  en el 1º y 2º pisos, y concentrando quirófanos en el 3º piso, el Dr. Casal obtiene  la disposición de las áreas como habían programado. De Francia se suma un prestigioso médico y cirujano el Dr. Soupoult. De París al Bonorino Udaondo, para brindar sus conocimientos en cirugía. Mientras el Dr. Casal se ocupaba tanto de lo edilicio como también de la organización científica y del personal del hospital, al tratarse de un área quirúrgica nueva. Su gran labor, titánica, no se tiene en cuenta para desplazarlo por las autoridades. Corría el año 1952.  Un médico de prestigio ocupa su lugar, el Dr. Guillermo M. Costa. Es un cirujano formado en la Escuela de Finochietto, especializado en una disciplina como la proctología. Con el Dr. Costa se formaron especialistas que nutrieron los staf del hospital. El Dr. Marcelo Roger asume la dirección del hospital en 1955. Se trataba del Jefe de Gastroenterología de la III Cátedra de Clínica Médica del Hospital de Clínicas, con su solidez profesional aporta al hospital su conocimiento y la inclusión de jóvenes gastroenterólogos, los Dres. Pablo Mazure, Luis Colombato, Samuel Kohan, Mauricio Schraier, Ignacio de Larrechea y otros que en diferentes instituciones ejercen el liderazgo en la especialidad.
                                              Bajo la dirección del Dr. Roger el Hospital obtiene un especial sesgo: la racionalización de las investigaciones clínicas, siendo el mismo creador de equipos de trabajo.  Instituye los ateneos, convertidos en tribunas de enseñanza de altísimo nivel; y da privilegio a la formación integral del médico gastroenterólogo, que debe saber la práctica de Radiologías, Endoscopías, y la batería de Exámenes Complementarios. Hace invitaciones a médicos de prestigio de todo el mundo entre los mismos nombramos a los Profesores: Popper, Dreiling, Hollander y Janowitz, entre otros especialistas. 
                                               Un quiebre histórico rompe la dinámica que imprimía al hospital el Dr. Roger. Por desavenencias con los médicos del grupo fundador del Dr. Bonorino Udaondo. El grupo del Dr. Roger deja el hospital. El Dr. Roger se hace cargo del Instituto de Gastroenterología del Hospital Posadas. Corría el año 1958. Le sucede el Dr. Manuel Ramos Mejía, con una actividad clínica exitosa. Se instituyen las becas y alojamiento en el ámbito hospitalario. Al dejar su cargo por jubilación, le sustituye el Dr. Pedro Cotella, desde 1969 a 1973, a éste le sucede en el cargo el Dr. Carlos Méndez, que lo dirigió hasta 1976. En ese año es designado director el Dr. Victorino D’Alloto, con excelente trayectoria en el área de la Radiología argentina, quien durante 30 años aportó su saber en una labor ininterrumpida. Los ateneos que tenía a su cargo el Dr. D´Alloto siguieron dando renombre al hospital, sumaba a los mismos toda la data de los últimos conocimientos y avances sobre tan específico material.
                                                  1978. La dirección del Hospital es asumida por el Dr. Alfonso Marcelo Fraise. Con su jefatura en Proctología, fue el vocero indiscutido de su especialidad, jerarquizó la formación de proctólogos. El Dr. Fraise creó  la Asociación Argentina de Ostomizados, que se dedicó a dar el apoyo de orden técnico, tanto como psicológico a los portadores de ostomías, con la Sede en el mismo Hospital a lo largo de muchos años. 
                                              Un nuevo edificio se suma a nuestro hospital en la Gestión del Dr. Alfonso Fraise. Es en 1982.
                                               Es anexado el vecino Ex-Instituto de Cirugía Torácica, que fue desactivado previamente. Pasó a ser Pabellón «B» del Hospital Udaondo. Allí se instalaron: Area Quirúrgica y Consultorios Externos. El  primitivo edificio se convierte en Pabellón «A», que es destinado en especial a la internación clínica, diagnóstico por imágenes, laboratorio y patología.
                                               1992. El Ministerio de Salud y Desarrollo Social delegó la administración  del Hospital Udaondo que era del ámbito federal, al de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires. Es el gobierno de Carlos Menem. Las áreas de Salud y Educación son transferidas. El manejo de los establecimientos en las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires.
                                              Año 2010. Mauricio Macri quiere el traslado del Hospital Udaondo y del María Ferrer (Vías Respiratorias) y crear así el Complejo Hospitalario Sur, trasladando los citados hospitales al Hospital Muñíz, (Infecciosas). Medida que fue rechazada de pleno por el Personal de Salud y el público en general, sumándose las fuerzas políticas opuestas a Macri con éxito. 
                                              Se denuncian falta de instrumental, y elementos obsoletos, falta de insumos, medicamentos, como personal de enfermería. Falta de políticas claras en la designación de personal. 2017.
                                              El Hospital Bonorino Udaondo es un hospital monovalente que, a lo largo de los años se sostuvo por sus mayores fortalezas: el recurso humano y la patología, que se destaca por su complejidad. 
                                              Podemos afirmar en la actualidad que existen gran número de especialistas latinoamericanos que fueron formados en nuestro hospital  en Gastroenterología. Podemos afirmar que, no menos de la mitad de los gastroenterólogos en el país pasaron por él. Como becarios o residentes, profesionales, concurrentes o asistiendo a los cursos que en el hospital se dictan.  Así es que nuestro hospital es reconocido como Centro de Derivación, no solamente dentro de La Red de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, sino también del resto del país.
                                             La larga historia de nuestro Hospital está enraizada con la Gastroenterología Argentina, fue el eje fundador de la especialidad que a través del tiempo gestó su continua evolución y prestigio ganado a nivel nacional e internacional. 
                                              El «Bonorino Udaondo», como nave insignia de la Gastroenterología Argentina, pasó por luces y sombras. Los intereses de aquéllos que pretendían su desmembramiento o anulación en sus actividades fueron opacados por su prestigio ganado a fuerza de sus profesionales, que asumieron su rol y pertenencia a una metodología dinámica y de altísimo nivel de formación en cada uno de sus profesionales. Estos son los que diariamente en el escenario de la especialidad brindan su saber cada día a través de su atención a pacientes durante las 24 hs. los 365 días del año. Nada puede opacar su trayectoria. Su legado está intacto. Conferencias y congresos, publicaciones en Revistas Médicas, sus Ateneos de jerarquía internacional  y la representación de profesionales formados aquí y su asistencia  a Congresos como representantes de la medicina gastroenterológica argentina nos ponen en un podio ganado a fuerza de estudio, formación y profesionalismo. 
 
Director  : Dr. Eduardo G. Sosa. Hospital de Gastroenterología Dr. Carlos Bonorino Udaondo
Caseros 2061. (C1264AAA).  Teléfonos de contacto. 4306-4640/49. iNTERNO 270
 
Somos un Hospital de Comunidad sin fines de lucro. Centenario, Asistencial y Docente. Trabajamos para mejorar la salud de la población desde la atención primaria a la alta complejidad.
Promovemos las actividades de desarrollo e investigación  y la formación en recursos humanos , la calidad y accesibilidad. Adoptamos un modelo de medicina sistematizada y de equipo.
Lograr que nuestro Hospital sea sinónimo de confiabilidad, seguridad, responsabilidad y modernidad, teniendo como objetivo el reconocimiento de la población como líderes de calidad y referentes para la comunidad médica y así convertirnos en un modelo de nuestra década.» 
TRANSPORTES QUE TE ACERCAN AL HOSPITAL
Líneas de Colectivos: 6, 9, 25, 28, 37, 50, 65, 91, 95, 133, 134, 150.
Subte: Línea H

Mira también

Tivify la plataforma de streaming gratuita, esta en Argentina

Tivify, una empresa española que esta en nuestro país por el sistema «on demand». Tivify tiene …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *