Inicio / Todas / Notas de Opinion / INTRODUCCIÓN AL TEMA: LA DEFENSA DE LA VIDA

INTRODUCCIÓN AL TEMA: LA DEFENSA DE LA VIDA

En esta segunda parte para no escribir tantas líneas, una tras otra y sin solución de continuidad, nos inclinamos para mostrar algunas imágenes, algún video, que nos hablan muy a las claras, nos dicen en forma cruda, que el tema no es tan solo el aborto lo que se debe empezar a discutir en el Honorable Congreso de la Nación a partir del Día de la Mujer en marzo próximo.

No vamos a discutir porque, de hacerlo, a nuestro juicio, estaríamos subalternizando un tema tan fundamental que nos llega desde hace décadas cual es el de un Estado que siempre estuvo presente defendiendo intereses que no fueron los de la gente.

Desde los años 90 cuando se instaura un gobierno que se lo podría definir como la segunda década infame en nuestra Argentina, se menciona una y otra vez, que estamos de rodillas ante los organismos internacionales de crédito y que “es lo mismo fabricar caramelos que hacer crecer la industria pesada” como dijo el ex Ministro de Economía Alfredo Martínez de Hoz pero allá hacia mediados de los años ´70 en pleno gobierno de facto.

A nuestro juicio el gran tema es no sólo la defensa de la vida a partir de la concepción o la interrupción del embarazo, sino como lograr que el Estado esté siempre presente defendiendo los intereses que pocas defendió y que va mucho más allá de las posturas partidarias, sean éstas de izquierdas o de derechas (que en la práctica son lo mismo, doctrinas gemelas claro está, como lo venimos anunciando siempre porque convierten a las personas y a los pueblos en predicado, sujetos a leyes mágicas como el mercado o quedándose a mitad de camino con un vanguardismo que no explica acabadamente la historia). Muy por el contrario, las personas y los pueblos son, para nosotros, sujeto y verbo.

Largas décadas se han venido sucediendo y a muchas pebetas que viven en un medio no urbanizado las obligan a concurrir al manosanta cercano que acaba por causarles el fallecimiento y la muerte.

¡Grandes médicos como René Favaloro, Esteban Maradona, Ramón Carrillo y tantos otros nobles galenos, no se quedaron sentados en los apoltronados sillones! Todo lo contrario, fueron ahí donde los desheredados de la vida necesitaban ayuda médica logrando el acceso de las personas a la salud con acciones que jamás se olvidarán.

Desde dónde se defiende la vida desde la concepción cuando poco y nada les preocupa quienes ya han nacido y las condiciones de existir a que se los condena (sin educación, alimentándose de aquello que encuentren y en donde sea o con todas las necesidades básicas insatisfechas) o entregándoles repugnantes bolsones de alimento en los cuales la harina parece engrudo, tal como lo hacen algunos “paya-dirigentes”. mitad payasos de la sinrazón o pseudos dirigentes que sólo buscan mantener sus impúdicos privilegios.

Francamente estamos seguros que esto es lo que se debe explicar. Porque hablar del aborto a secas, olvidándose  de los métodos anti-conceptivos cuando sean éstos necesarios, es quedarse a mitad de camino; es tapar el bosque con la mano.

El cuerpo es de cada uno de estas pebetas las que son olvidadas por un Estado deficiente y en algún caso lamentable en su funcionamiento.

Por lo expresado, lo fundamental no son las teorías tan hermosamente diseñadas sino qué hacemos en el futuro para que el Estado defienda, de una vez por todas, los intereses generales que son los de la gente.

Publicado 25.02.2018

 

Mira también

DON ATA, UN EJEMPLO…

Don Ata… sí sin duda alguna fue un ejemplo y los es aún para muchos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *