Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / LA CIUDAD MIRANDO AL RIO…

LA CIUDAD MIRANDO AL RIO…

Resulta paradójico que una ciudad bañada por el río le dé la espalda y si la comparamos con Montevideo y Río de Janeiro hasta resulta incomprensible.

El hecho es que hasta no mucho tiempo atrás la posibilidad del área metropolitana, la ciudad más el conurbano bonaerense, usaba aquello que podía  estar embellecido como un basural o amontonamiento de residuos de todo tipo.

Décadas atrás el norte metropolitano recogía a los vecinos lugareños brindándoles un espacio de recreación; lo mismo sucedía con el Riachuelo en toda su extensión desde la Matanza hasta su desembocadura porteña: el desinterés de unos pocos convirtió aquel paseo en lo que fue y es.

Aquella Santa María de los Buenos Aires como fue llamado por la salvaje y genocida conquista española de América en 1492, que asesinó de la peor manera imaginable a las comunidades nativas, en aires contaminados y contaminador.

El vecino para provecho de algunos sectores del privilegio y la desaprensión de otros, aquello que estaba para beneficio de los más olvidó las leyes naturales en defensa del medio ambiente que de habérselas respetado no hubiesen llegado a lo que es: basurales a cielo abierto, aguas servidas donde hasta se pueden encontrar, incluso, animales muertos flotando junto a los aceites en desuso, autos con su carrocería ya en estado de descomposición, plásticos varios, tergopol que las empresas de electrodomésticos en lugar de reutilizarlo para próximas ventas les pasa a la sociedad el destino final.

Buscando solucionar lo más arriba señalado el gobierno porteño en su página en internet comienza informado (que) “…La Costanera Sur ya luce su Paseo de la Rambla renovado y una playa con arena

Tras la puesta en valor reabre el espacio histórico y de mucha popularidad para que los vecinos puedan disfrutarlo. La playa se generó en una zona que hasta poco estaba cubierta de escombros.

La Reserva Ecológica Costanera Sur ya luce un nuevo rincón para que los vecinos disfruten de los espacios verdes, en particular uno ubicado a la vera del Río de la Plata”

Muchos de nosotros en nuestros años infantiles hemos pasado horas en aquellos lugares recreativos, hemos concurrido a piletas públicas donde las aguas eran cristalinas tanto como un espejo. Aquellos carritos de la costanera más que carritos en cuidado del medio ambiente se fueron convirtiendo en depósito de todo el basural que la propia actividad ocasionaba.

Fueron en algunos casos reemplazados por restorantes de diversa jerarquía, no así en algún caso de otra modalidad para desprenderse de sus propios residuos.

“Se trata del histórico y en el pasado muy popular Paseo de la Rambla que reabre al público tras su puesta en valor, y de la ribera del río aledaña (…) La Ciudad dispuso esos escombros en forma de tres escolleras para agilizar el desgaste que produce el río. Las mareas y sudestadas generaron, además, que el río trajera arenas y piedras de menor tamaño, formándose un espacio en forma de playa”, sigue informando el Gobierno de la Ciudad.

Aún falta para volver a esas playas de hace décadas atrás.

Lo importante es que ya se comenzó la tarea para volver a esos tiempos en que con poco gasto la familia pasaba los domingos disfrutando del agua, de las arenas y del ambiente público…

 

 

 

Mira también

TEDEUM DEL 25 DE MAYO DE 2017 EN LA CATEDRAL METROPOLITANA