Inicio / Todas / Notas de Opinion / LA VIDA MENOS QUE NADA…

LA VIDA MENOS QUE NADA…

Desde hace unos días, fogoneado por los grandes medios que le dan una relevancia inusitada como si estuvieran esperando otros hechos de violencia social para contabilizar la cantidad y el lugar de los asesinatos de los vecinos a quienes roban una cartera, un celular u otras cosas menores, se cae en pretendidas fórmulas hablando de un Estado ausente que el mismo transitar por las calles demuestra la falsedad del discurso.

En el territorio porteño sin investigar demasiado o con sólo transitar sus calles y sus barrios podemos ver personal de la Metropolitana, la Federal, la Gendarmería y la Prefectura.

¿De qué Estado ausente hablan?

¿La inseguridad, por el contrario, no se debe a otros factores como las adicciones y la instalación del narcotráfico?

Sobre este particular hace rato que poco a poco se iban instalando, desde hace años, y si observáramos los distintos períodos electores resulta harto difícil encontrar propuestas sobre este particular e incluso sobre otros grandes temas como los desmontes, la expulsión de las poblaciones autóctonas que llegan al conurbano o al territorio porteño mismo buscando un lugar para habitar corridos por la soja transgénica y el rocío de líquidos contaminantes o venenosos arrojados desde las avionetas.

La minería a cielo abierto, la expulsión de pueblos originarios tanto al norte como al sur de nuestro país, de todos estos temas no estuvo en las agendas electorales.

Sí, temas de corrupción, negociados o directamente chicanas políticas como proponer la baja de subsidios a los servicios y ahora fogonear también con las boletas sin subsidios que recibiremos los vecinos.

¿En que quedamos?

Si se subsidia a las empresas de pretendidos servicios públicos –en realidad son empresas recaudadoras que no prestan ninguno o que se lavan las manos ante cualquier accidente- esta mal, pero si se saca esos subsidios entregados a cambio de nada, los grandes medios saldrán con títulos catástrofe que aumenta la luz, el gas, el teléfono, etc.

El tema de la inseguridad es todo un tema.

Si observamos los hechos que se vienen produciendo año tras año podemos ver la existencia de modas delicitivas que se van produciendo por momentos: salideras bancarias, golpizas a jubilados, etc, hechos que se vienen produciendo por momentos como si fuese una moda u otra.

En estas últimas semanas se vienen produciendo una oleada de asesinatos a pequeños delincuentes o como se los conoce como arrebatadores urbanos que andan en moto con un acompañante.

La respuesta de los medios masivos no se hizo esperar: ¡delincuente linchado por  los vecinos ante la ola de inseguridad enmascarando la realidad porque más que un linchamiento es una asesinatos de los vecinos a un adolescente.

En síntesis, se informa aquello que conviene a determinados intereses ya sea políticos o económicos.

Sin embargo, en los últimos días un niño de tres años de la Villa 31 fue atropellado por un camión pero el hecho pasó desapercibido por los grandes medios.  Tal vez por ser un niño de condición social humilde no es inseguridad.

¿Acaso, habría que ponerse contento con la provocación de un afamado periodista que exclama exhorto “Uno menos” como festejando el hecho y no informando?

Váyase a saber si seguirán publicando las noticias que a sus intereses les conviene o comenzarán informar que es la verdadera función de quien se dice periodista.

imagen gentileza de www.argenhoy.com

 

Mira también

HABLEMOS DE FÚTBOL…

HABLEMOS DE FÚTBOL, los tiempos cambian. Desde hace unos días amantes del deporte que se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *