Inicio / Todas / Noticias de la ciudad / MARIA ELENA WASHL

MARIA ELENA WASHL

La eterna María Elena Walsh quien con su profesionalidad, su don de gente (“Dios no ha hecho hombres, dice el Rabino Goldman, hoy el desafío es ser persona”), como muy pocos supo cantar a la niñez ofreciéndole ternura, experiencia de vida, alegría y también por qué no, la tristeza por no poder escucharla habida cuenta que también ella integró las tenebrosas listas negras durante un tiempito.

Una de sus creaciones “El mundo al Revés” nos inspira para la redacción de esta nota y que pinta en un óleo inconfundible los tiempos por los que atravesamos desde hace décadas los argentinos.

Con las disculpas del caso, tantas veces hemos leído, visto o escuchado las noticias y, con perdón de la grosería, nos dieron nauseas.

Y hoy nos pasa lo mismo. Sí, exactamente eso.

¡Cómo no nos va a doler el caso de la nenita Candela! ¡Cómo no nos deprimirá las mil y una cosas que suceden en este mundo cuando los atorrantes invaden países con argumentos falaces pero con la única intención de alzarse con las riquezas naturales de los mismos! ¡Cómo no nos va partir el alma la trata de personas, los pibes sacados por la droga, la miseria de nuestros viejitos, las familias en situación de calle, muchos cartoneando y vendiendo por centavitos el kilo de papel, bronce, cartones y demás mientras algunas –no todas gracias a Dios- acaparan sin control de ninguna naturaleza!

Deberíamos ser el sumún de la insensibilidad si todo esto que esta pasando no nos afectara y tantas veces nos hace llorar el corazón (que es cuando la garganta se hace un nudo que no nos permite tragar saliva).

Y si bien todo esto ocurre, también ocurren otras cosas que no son reflejadas por los medios masivos: casi todas las noches una “Juventud Maravillosa” recorre las calles de la ciudad llevando alimento o agua caliente a quienes fueron arrojados por la ventana durante el gobierno de los ladrones en la década infame de los noventa (1989-2001)

Todas las tardes muchos jóvenes desarrollan el voluntariado donando su tiempo, gastando sus pesitos, para que muchos chicos al menos por unos minutos u horas sonrían ante las ocurrencias de estos jóvenes.

Esto que pasa es como diría la inolvidable y eterna María Elena Walsh el mundo del revés que se consuma cuando sólo importa los hechos trágicos pero no se le da importancia a los pibes que todos los 24 y 25 de diciembre salen de las parroquias cargados de bolsas para compartir un momento junto al pobre de la Parábolade Lázaro y el Rico de las que nos da noticias San Lucas.

Y mientras algunos no se permiten disfrutar los 24 y 25 de diciembre, los días de Quien llegó a servir y no a ser servido, nuestros pibes dejan los placeres terrenales haciendo realidad la premisa del Apóstol Santiago que con su obra demostraba su fe y que ternizó en las Escrituras la expresión “Dime que obra has hecho hoy y te diré cuanta fe tienes”

Comprendemos que esta nota puede resultar polémica, lo sabemos y lo asumimos. Pero se dirige al corazón mismo de las prácticas de fueron programados para poseer y no para compartir, de un periodismo banal que nos hace titularLa Miseria del Periodismo o el periodismo de la miseria”

Y ante esta disyuntiva, nos inclinamos en recordar a María Elena Walsh, a los pibes del Colegio Ecos, a los que todas las noches llevan un plato de alimentos a quienes lo necesitan, al mensaje del Pobre de Asís, a todos aquellos que por sus hechos nos proponen un mundo en el que sea más importante la solidaridad que el negocio…

Y si esto ocurriera, allá en el Cielo, María Elena Walsh deberá escribir “El mundo se ha enderazo”…

 

 

Mira también

ILUSTRACIONES ORIGINALES…

De tapas, ilustraciones originales de portadas de revistas   La muestra "De tapas" exhibe las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *