Inicio / Todas / Boletin Informativo / MARINO NAVEGA EN VELERO MEXICANO

MARINO NAVEGA EN VELERO MEXICANO

Ariel Palmiteste de la Armada Argentina

DSC04335 Rumbo a Lisboa (23-08-2013)- Oriundo del barrio porteño de Nuñez, Ariel Palmiteste es guardiamarina en comisión de la Armada Argentina y el único invitado argentino que comparte el crucero de instrucción junto a los cadetes mexicanos. El jueves por la mañana zarparon de Polonia y se encuentran navegando hacia Lisboa. Por www.gacetamarinera.com.ar

El año pasado bajó de la fragata ARA “Libertad” y en abril de este año ya estaba con un pie en la cubierta de otro gran velero, el buque escuela ARM “Cuauhtémoc” de la Armada de México.

El guardiamarina argentino salió primero en su promoción. Por su desempeño académico y sus altos promedios es el único militar argentino –de entre los 20 invitados extranjeros– que acompaña a los cadetes de la Heroica Escuela Naval Militar mexicana en esta travesía por el mundo hasta su finalización a mediados de noviembre.

“¡Espectacular!”, pensó Ariel, quien tiene 24 años y navegará hasta mediados de noviembre por los mares del norte, desde el puerto de Veracruz en el océano Atlántico hasta Acapulco, en el Pacífico.

“Son 20 mil millas. Un montón. Siete meses en los que voy a poder intercambiar conocimientos del arte y las ciencias de navegar”, contó antes de partir. La noticia le resultó inesperada, “me tomó por sorpresa. Sabía que por orden de mérito era probable que me tocara una comisión al extranjero pero no lo esperaba tan rápido”, agregó.

Ariel ya conocía México y había representado allí a la Armada Argentina. “Es como regresar a un país amigo”, evaluó.

Siendo cadete de tercer año de la Escuela Naval Militar durante el 2010 y abanderado de la escuela integró una comisión de 35 personas que viajó al Distrito Federal para participar de un desfile por los festejos de los 200 años de la independencia de ese país. “Fue impresionante. La gente nos saludaba y nos gritaba ‘¡Viva Argentina!’. En México nos aprecian como argentinos y nos admiran como marinos”, destacó.

Respecto al viaje de instrucción “Europa 2013” contó que comparte diferentes actividades de intercambio con la tripulación y los 74 cadetes del cuarto año de la carrera del Cuerpo General de la Heroica Escuela Naval Militar.

“El velero ofrece la facilidad de poder realizar maniobras y tradiciones marineras,  trabajar en equipo con esfuerzo conjunto, participar de regatas internacionales, aprender valores como la sana competencia, el sacrificio, la camaradería y el compañerismo”, adelantó.

Entre las actividades diarias que realiza el guardiamarina Palmiteste se encuentra el servicio de guardia, como ayudante del oficial de guardia; toma clases de meteorología, navegación, comunicaciones, liderazgo, control de averías y lucha contra incendios; participa de zafarranchos o ejercicios de abandono y de seguridad; hace deportes, para el entrenamiento físico; y, fuera de la rutina, cine, estudio libre, distintas ceremonias, eventos, torneos deportivos y concursos.

En puerto ya cuentan con tiempo para conocer las ciudades participando de tours, eventos protocolares y ceremonias.

Palmiteste aseguró que “el intercambio de conocimientos y las nuevas experiencias profesionales son positivas para fortalecer los lazos de amistad con la Armada hermana de México, con las Armadas invitadas y también con los propios argentinos que se encuentran en otros países y visitan el buque mexicano”.

Gracias a un tío conscripto

Lo único que conocía de la Armada eran las experiencias que le transmitió un tío que había sido conscripto en Puerto Belgrano, aunque Palmiteste sostiene que siempre quiso ser militar. Estaba seguro de que iba a ingresar a la Escuela Naval después de la secundaria. “No tenía un plan B”, dijo.

“Mi tío hablaba de su trabajo en buques que ya ni están, como cuando viajó 5 meses a la Antártida con el rompehielos ARA ‘San Martín’ –recordó-. Y así fue como, más tarde, Ariel eligió ser marino y sumar a su hermano mellizo Damián a la carrera naval: “Él estudiaba una ingeniería y lo convencí de que entrara a la Escuela Naval. En cuarto año le pasé la bandera. Si sigue siendo el primero de su promoción quizás también le toque un viaje como el mío”, relató con orgullo fraternal.

Fanático de la vida del mar, su tío lo llenó de anécdotas y los llevaba al Museo Naval en Tigre, a visitar la fragata “Sarmiento” y la corbeta “Uruguay” en Puerto Madero y también a pasear por la fragata “Libertad”. “Así, poco a poco, fuimos entendiendo gracias a él a la Armada Argentina como un estilo de vida y una vocación de servicio”, destacó.

Ariel es oriundo del barrio de Nuñez y criado en las localidades de Saavedra, Lugano y Villa Martelli, en Vicente López, donde actualmente se encuentran sus familiares más cercanos, sus padres y hermanos.

Su niñez y adolescencia trascurrieron en Capital Federal. Hizo la escuela primaria en el Instituto Santa María de Nazarth en el barrio de Saavedra y el secundario en el Instituto Don Orione del barrio de Lugano. “Allí, con mis hermanos fuimos 9 años a los scouts de la parroquia Niño Jesús donde tenemos nuestras mayores amistades y mejores recuerdos”.

 

Mira también

FERIAS ITINERANTES EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Un gran aporte sin duda a la economía hogareña es la que ofrecen las ferias …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *