Inicio / Todas / Notas de Opinion / Habitan la Alegoría de la Caverna…

Habitan la Alegoría de la Caverna…

Quien quiera encontrar apetitos partidarios (o partidocráticos que en este caso es lo mismo) se equivocó de lugar.

Para nosotros la política, la real y no cuando se la bastardea, es la forma más alta de la caridad al donar su tiempo, su vida, en beneficio de causas superadoras.

Esto sucede acá nomás pero puede suceder en cualquier lado, en nuestra ciudad, en nuestro país, en cualquier otro, en África o en Sudamérica, incluso, en algún punto de aquellos países llamados centrales en donde los pobres de toda pobreza también sufren la avaricia, la mezquindad, de unos pocos que se adueñan de todo aquello que al hombre le fue entregado para ganarse el pan con el sudor de la frente.

Se nos ocurre increíble en un mundo donde sobra el alimento y la posibilidad de alimentarse, haya chicos famélicos, desnutridos, viviendo de lo que se encuentra, comiendo de los desperdicios y al mismo tiempo, como contracara, existan quienes lucren con la carrera de armamentos, la trata de personas, o bien, fomentando la prostitución.

¿Qué se ha hecho de aquellas palabras de la Madre Teresa cuando decía que quien no vive para servir, no sirve para vivir? ¿Dónde ha quedado su ejemplo que prefirió vivir como todo aquel que sufre injusticias? ¿Son muchos aquellos que ni siquiera mencionan a los misioneros en África?

Pero sí, en cambio, habitan la alegoría de las Cavernas al mejor estilo Platón, tan sólo preocupados por robar un voto más, usar los cargos para privilegio personal, como lo hacen con absoluto caradurismo ambas doctrinas gemelas, las mismas que venimos dando parte, en los últimos tiempos.

¿Por qué en lugar de filosofar en un pretendido café no abren sus corazones a las necesidades de aquellos que se alimentan de los desperdicios de nuestro Mercado Central? ¿Por qué tantas palabritas o palabrejas dichas al viento explicando  la tragedia de la pobreza justamente a quienes la sufren a diario? ¿Será que en realidad las doctrinas gemelas son lo mismo por sus efectos y porque los pueblos –para ambas- son tan sólo predicado de un verbo que jamás con su intelecto o su práctica claudicante habitan ese mundo de las ideas?

Las familias que sufren y padecen injusticias necesitan algo más que las explicaciones de quienes, si se les cortara la lengua filosa, deberían gestionar el certificado de necesidades especiales.

Sí así de simple y sencilla es la cosa.

Tan sólo con discursos de varieté no van a arreglar las cosas pero mucho menos van a poder convertirse, tal es su deseo, en la vanguardia esclarecida de todos aquellos que necesitan un baño caliente, un desayuno necesario, contención y que no le vengan a decir cosas que ellos ya conocen por haberlas sufrido y no por haberlas leído de una página de un texto añejo y añejado.

En una realidad esquiva, en donde fallecen tantos niños por hambre, sin atención de ninguna manera. En un mundo donde jamás puede escasear el alimento, en donde tantas familias comen de los desperdicios, se nos ocurre inaceptable que ni siquiera se medite en la expresión “Mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar”

Clarita y muy sencilla es la cosa…

Publicado 20.05.2018

 

 

 

Mira también

DON ATA, UN EJEMPLO…

Don Ata… sí sin duda alguna fue un ejemplo y los es aún para muchos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *