Inicio / Todas / Notas de Opinion / NI UNA MENOS!

NI UNA MENOS!

Leemos en el portal Wikipedia (quien se ha convertido en una suerte de biblioteca universal digital): (…) “Se considera feminicidios en Argentina a los asesinatos de mujeres en dicho país por razones de género. El asesinato de Wanda Taddei en 2010 a manos de su pareja Eduardo Arturo Vázquez, puso en primer plano la violencia de género en Argentina y la problemática de los feminicidios. Así tanto los medios como la sociedad se fueron interiorizando sobre el tema. En 2012 se sancionó la ley contra feminicidios.

Agregando luego: “…) El 3 de junio de 2015 se produjo una multitudinaria marcha en varias ciudades de ArgentinaChile y Uruguay bajo el colectivo "Ni una menos". Ello ayudaría a crear una concientización en la sociedad que se vio reflejado en el instantáneo aumento de las denuncias por violencia de género.1 No obstante, el número de feminicidios se incrementó, con una escalada en octubre.2

La Casa del Encuentro es una de las pocas entidades que atienden la problemática, asistiendo a mujeres víctimas del flagelo, dictando talleres y elaborando estadísticas, las mismas no son elaboradas por ningún otro ente hasta finales de 2015”

Esta figura legal seguramente es el más importante hecho en el desarrollo de la teoría y la práctica en derecho penal en los años que va del Siglo XXI ya que anteriormente, por motivos culturales o machistas se consideraba a la mujer para las tareas domésticas e incluso, remontándonos a la historia en la Grecia antigua, se destinaba a la mujer para procrear sin ningún otro valor o necesidad desde la mujer misma. Más aún, los griegos para obtener placer sexual  utilizaban a unos jóvenes, los efebos.

Durante siglos la mujer estuvo condenada a ser “ama de casa”, concepto que de por si es una contradicción porque si es “ama”, dueña de casa léase, su papel estaba ligado exclusivamente a las disposiciones e imposiciones de su marido y la sociedad.

Nos sigue informando la fuente citada: “(…)Existen hogares para gente en situación de calle, que muchas veces son usados por aquellas mujeres que escapan de su hogar por problemas de violencia de género, muchas veces en compañía de sus hijos. Sin embargo con frecuencia en esos hogares les exigen aportes monetarios o ayudar en tareas de limpieza del lugar, no siendo esta una condición que deban cumplir los hombres que se albergan allí. Para fines de 2012 existían cuatro refugios exclusivamente para mujeres en la ciudad de Córdoba, estos son: El Portal de Belén, el Hogar de María, la Casa de María Madre Teresa de Calcuta y el hogar Santa Catalina de Siena.25

En marzo de 2013 se inaugura el primer refugio para mujeres en Córdoba, el inmueble consta de 1250 metros cuadrados cubiertos y habitaciones debidamente amuebladas, como también salas para niños y espacios para adultos y biblioteca. El sitio también dispone de consultorio médico y equipo de psicólogos, trabajadores sociales, médicos, abogados, nutricionistas y acompañantes terapéuticos que brindan asistencia a las víctimas.26

En 2014 en la ciudad de Paraná la intendenta Blanca Osuna inauguró la Casa de las Mujeres, un refugio para víctimas de violencia o trata de personas que dependerá de la cartera de la Secretaría de Derechos Humanos de aquella comuna. El cuerpo directivo está constituido por una directora, una subdirectora, dos abogadas, dos trabajadoras sociales, tres psicólogas y catorce acompañantes. El tiempo de permanencia estimado es de 45 días, pero se puede extender mediante una prórroga.27

Las mujeres desde hace Siglo y medio vienen luchando denodadamente por un nuevo rol en la sociedad y el mundo rebelándose a quedar reducidas al placer sexual masculino. Se ha avanzado y no en menor medida; en la actualidad un símbolo machista por cierto, considera que la mujer disfrute del coito un deber y un orgullo para ese hombre que pasa su tiempo en la cama junto a su pareja, compañía, etc.

Concluyendo queremos citar a Wikipedia como un homenaje a la claridad de sus exposiciones: “( …) Siguiendo el ejemplo de otros países de la región que tienen su Ley de femicidio como Chile (pese que allí los homocidios por violencia de género son menores que en Argentina), la Cámara de Diputados aprobó en noviembre de 2012 en segunda vuelta y por unanimidad la ley que castiga con cadena perpetua los crímenes considerados de género, ello también que incluye tanto a mujeres como personas trans. Durante el debate en la cámara de diputados hubo consenso en que el Estado incorpore otras acciones además de las penales. Precisamente la diputada radical María Luisa Storani argumentó que: "lo que sigue es quitarles la patria potestad a los hombres que hayan matado a sus parejas".28

Pero la norma sufriría modificaciones en el Senado. Fue aprobada por unanimidad por los 47 senadores que estuvieron presentes, la ley mantenía la condena de cadena perpetua "al hombre que matare a una mujer o a una persona que se autoperciba con identidad de género femenino y mediare violencia de género". Se creó así el femicidio como una nueva figura penal, y no como un agravante a un simple homicidio.28

Agregando luego que “(…) En septiembre de 2014 el senado de la provincia de Salta sancionó por una unanimidad el decreto de necesidad y urgencia n.° 2654, en donde se declara la emergencia pública contra la violencia de género en el territorio de Salta por dos años.29

En noviembre de 2015 la legislatura de Córdoba aprobó una normativa para crear la licencia para aquellas empleadas del Estado provincial que fueron víctimas de violencia de género, la misma establece una licencia de 30 días.30

Pese a las nuevas legislaciones y normativas, los feminicidios no mermaron en Argentina. Algunos funcionarios, abogados y legisladores han declarado que frecuentemente la justicia no actúa con suficiente rapidez,31 o inclusive que en reiteradas ocasiones no se incluye la figura de feminicidio en las causas.32

“(…) Quién hubiese dicho que este plan, que tanto tiempo habíamos pedido desde la sociedad civil por las calles, iba a llegar. Y que yo, quien después de tanto gritar con mis compañeras, iba a ser, junto con la ministra y los equipos de todos los ministerios, quien tuviera que anunciar este plan una deuda que teníamos desde el año 2010 y que hoy va a ser una realidad para cada una de las mujeres de todo el país”

¿Quién hubiese imaginado tan sólo hace cien o doscientos años atrás que la mujer emergería con tanta fuerza en sus reclamos como hoy día y a pésar que sigue existiendo casos inaceptables como el femicidio?  Que se siga avanzando en estos temas es una necesidad no sólo del género femenino, sino de la sociedad en su conjunto. ¡SERÁ JUSTICIA!

Mira también

LA NOCHE DE LOS MUSEOS

Como en todos los años y como una forma de adherir a la ya clásica …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *