Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / NUESTRO NUEVO COLEGIALES NECESITA DE CONSENSOS

NUESTRO NUEVO COLEGIALES NECESITA DE CONSENSOS

Nuestro sector, más conocido como “Nuevo Colegiales” más que confrontación –en alguna oportunidad por la confrontación misma-, necesita consensos: producto de desiciones inconsultas y por arriba, se produjo en primer término la erradicación de la otrora villa de colegiales, sólo el tiempo pudo lograr la reurbanización del sector con el polideportivo, la Escuela de Conde 223, el Ceamse y la construcción de sendos complejos habitacionales en el cordón que va desde Jorge Newbery y Crámer hasta ésta y Dorrego los cuales fueron construídos por los sindicatos telefónicos y bancario. Hacía Alvarez Thomas se construyó diversos edificios para personal de Policía Federal y Aeronáutica.

No obstante esto, quedaron múltiples sectores sin urbanizar o galpones más propios para refaccionar que para usar: nos referimos al mercado de pulgas propiamente dicho que la gestión en la Ciudad hace algunos años puso en valor remodelando y solucionando graíisimos temas tal el caso de las chapas corroídas por las lluvias, entre otras cosas.

Han quedado, aun así, temas sin resolver como el futuro de la estación de transferencia ubicado en Benjamín Matienzo y Zapiola.

Bajo la Intendencia de Saguier ya con la llegada de la democracia, en otra desición inconsulta, se decide levantar los mercados de la ciudad para concentrarlos en el actual mercado Central; nuestra zona fue quedando a la deriva por la medida mencionada tardando 15 años para volver a convertirse en zona mejorada que se dio con la llegada de Canal 9, América y las productoras de televisión de Tinelli y Suar, debiéndose sumar a esto la reurbanización de Palermo Viejo donde ayer nomás parecía una zona poblada por vecinos de edad avanzada y ahora podemos disfrutar de bares y restaurantes en el sector propiamente de la otrora Quinta Bollini.

Nuevo Colegiales no necesita de confrontamientos sino de consensos que no llevan a nada o a nuevos fracasos como fue el de algunos vecinos que apoyaban una Sucursal del Mercado Central en Crámer al 400, sucursal finalmente no realizada por la oposición de otros vecinos.

Francamente nos preguntamos si ése era el lugar (y que según algunos comentarios fue elegido para competir con las cadenas de hipermercados en la zona)y no en terrenos lindantes a la estación Lacroze habida cuenta de los pocos o lejanos hiper.

Si se hubiese instalado la sucursal en la Avenida Lacroze entre Forest y Corrientes se hubiera ganado en mejores oportunidades para un vasto sector la Comuna 15. Más que ello se prefirió la confrontación siendo el resultado actual el vacío urbano de Cramer al 400 y el terreno libre de mejoras de la estación señalada más arriba como producto de reyertas en las que el vecino sólo es un convidado de piedra más que un protagonista de su propio destino.

En los actuales momentos la confrontación se da en torno a las hectáreas de la estación Colegiales y que algunos vecinos quieren instalar un nuevo centro cultural.

Debemos mencionar que los existentes no han sido demasiado ventajosos para los habitantes del sector.

¿Por qué un Centro Cultural y no un complejo habitacional para familias que no califican dada la voracidad bancaria?

Este es el debate que debe darse sin prejuicios partidocráticos o de espíritu de peleas menores.

Será que una vez más cierto pensamiento pseudo progre vuelve a ubicarnos y ponernos en un rol de meros predicados y no como sujeto históricos de los cambios que deben darse?

 

 

Mira también

PARA UNA HISTORIA DE CHACARITA Y COLEGIALES DEL ARQUITECTO JORGE BOULLOSA

Con sinigual maestría, haciendo docencia y no de cualquier valor, el Profesor Don Diego del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *