Inicio / Todas / Notas de Opinion / ¡PERDONALOS SEÑOR, NO SABEN LO QUE HACEN!

¡PERDONALOS SEÑOR, NO SABEN LO QUE HACEN!

En última cena cuando Jesús lavó y besó los piés a sus discípulos, dijo una vez el hoy Papa Francisco I, «estaba manifestando que la vida es servicio. Cristo vino a servir y no a ser servido»; cuando la Madre Teresa decía que «Quien no vive para servir no sirve para vivir», tanto en uno como en otro caso, el hoy Papa y la religiosa se dirigían al corazón mismo de un cristianismo trascedental en contraposición al meramente temporal condicionado por las épocas, por los poderes fáticos y los compromisos de la sociedad descartable que se apropió del mundo luego de la martirización del mismo Jesús.
Cuando el Padre Bergoglio fue elegido Papa y luego de sus muchos esperanzadores y continuos gestos para quienes pretendemos un cristianismo que pueda mirar a los ojos a sus feligreses y no detrás de vidrieras envestidas en oro que lo alejan de su misión, muchos de quienes transitan las calles de cualquier ciudad exclamaron: «¡Como trata a los pobres el Papa Francisco!» como maravillándose de la obra que hizo Bergoglio y hacen hoy los curas villeros con el Padre Pepe Di Paola a la cabeza.
¿Acaso recién ahora se percatan de la existencia de un cristianismo no pedófilo, de un cristianismo diferente y que no esté envuelto en uno y en otro escándalo?
Existen páginas en las Sagradas Escrituras que obligan a no hacer diferencias sociales: pueden leer las expresiones del Apóstol Santiago; pueden leer el Evangelio según San Lucas y la Parábola de Lázaro y el rico e incluso distintas Encíclicas Papales como Paz en la Tierra de Juan XXIII o Desarrollos de los Pueblos de Paulo VI.
Pero eran necesarios los gestos de Bergoglio para que muchos que tal vez van a misa entiendan que existe otro cristianismo o, acaso, piensan que el cristianismo es tan sólo una cuestión de fe y nada más?
Con la procesión de Jesús, con la crucificación de Jesús, con el martirio de Jesús, quedó totalmente demostrado que existe un compromiso total y absoluto con ideales superadores y vaya paradoja que quien pagó con sufrimiento, tortura y la muerte, quien pagó los pecados de una humanidad descarriada tampoco fue comprendido. O lo convirtieron en un artículo de fe y nada más que eso.
¿Es que se olvida que se eligió a Barrabás, el ladrón, antes que a Cristo? ¿Es que se olvida de Pilatos o tal vez Pilatos viene resucitando una y otra vez desde entonces organizando la sociedad del Don Pirulero donde cada cual atiende su juego?
Por todo lo expresado es de esperar que ante esta nueva etapa todos los que van a misa, ricos y pobres, entiendan la necesidad de la construcción de un mundo diferente donde se asuma el compromiso de convertirse en personas (habida cuenta que Dios sólo nos hizo hombres)
O en otras palabras… ¡Mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar!

Mira también

LA VIDA ES SERVICIO A LOS DEMÁS Y NO SERVIRSE DE ELLOS.

UNA VEZ ME DIJERON QUE SE PUEDE LLORAR CON LAGRIMAS Y TAMBIÉN CON EL CORAZÓN: …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *