Inicio / Todas / Notas de Opinion / POR UNA VIVIENDA PARA TODOS

POR UNA VIVIENDA PARA TODOS

Por lo que parece los porteños estamos condenados al discurso y a la oposición por si misma (claro, desde el discurso porque existen sospechas acerca de cómo votan algunos legisladores en el recinto)

Sin embargo es de suyo suponer que más allá de todo lo mencionado existen temas a resolver en forma urgente como la vivienda.

Hay posiciones controvertidas: por un lado están aquellos que proponen la construcción de complejos habitacionales en altura; por el otro quienes se oponen pero nada proponen en última instancia.

Hacia la segunda década del Siglo XX hubo un arquitecto con ideas aún vigentes cuales son el uso de tierras públicas en función de intereses sociales y no de especulaciones inmobiliarias. No se quedó en el discurso, en absoluto: los barrios de Chacarita, Flores, Parque de los Patricios dan testimonio de lo señalado.

La propuesta del arquitecto Fermín Bereterbide, a él nos referimos, consistía en armonizar el espacio público, las leyes del medio ambiente y las necesidades sociales tanto sea de los barrios como de la ciudad.

Las colectivas de Chacarita ubicadas entre las calles Guzmán y Concepción Arenal, de tres pisos y techos altos construidos dentro de un perímetro que deja el parque central para las actividades recreativas de infantes y adultos, con espacios que promueven la lectura o el diálogo, nos está diciendo que existe otra posibilidad perfectamente aplicable a lugares diversos, entre ellos la fallida AU3 que como decimos en otra página parece un sitio bombardeado.

Los barrios de Palermo y Colegiales han sido intervenidos urbanísticamente no dejando avenidas y hasta calles internas sin edificaciones en altura no contemplando otro interés que sacar mayor provecho al capital invertido sin otro miramiento que éste.

La arteria Donado ofrece generosamente la propuesta del arquitecto Bereterbide posibilitando además que al construirse un edificio según las necesidades de los vecinos el erario municipal no sea vea complicado habida cuenta de los juicios por expropiaciones para fines no realizados.

Nuestro barrio de Colegiales da testimonio de complejos habitacionales en altura en especial en la Avenida Álvarez Thomas desde Federico Lacroze hasta Elcano, cuyas construcciones han cambiado la fisonomía barrial con el agravante que se construyó un sector sobre otro y no junto a otro.

En medio del debate nos encontramos con el playón de Colegiales que dimos cuenta ya de tantos dimes y diretes al respecto de su utilidad pública en cuanto a su destino. Santa Catalinas sur es otro ejemplo.

Concluyendo queremos proponer un encuentro amplio, generoso no cayendo en posiciones partidocráticas acerca de su futuro y si a esto le sumamos la colaboración de los bancos que dejen de lado su voracidad y sus créditos en muchos casos usurarios podremos entonces priorizar las necesidades de los vecinos (proyecto del arquitecto Bereterbide mediante)

 

Mira también

EL ETERNO RETORNO

Los argentinos estamos condenados al eterno retorno que es el enfrentamiento entre facciones, pero lo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *