Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / ROBIN WOOD, UN ARTISTA QUE NOS GANÓ EL CORAZÓN.

ROBIN WOOD, UN ARTISTA QUE NOS GANÓ EL CORAZÓN.

ROBIN WOODLa historieta cuando se conjugan los valores de la persona y la capacidad creativa suelen ofrecer la posibilidad de quedar en la historia. Pero por adentrarse profundamente en las querencias de sus lectores.

Este es el caso del autor de célebres personajes que enriquecieron nuestras horas:

Dice la gacetilla de prensa de la Legislatura porteña:

“El historietista paraguayo ganó reputación por sus historias realistas, con diálogos cortantes y precisos. A lo largo de su carrera, creó noventa personajes y usó doce seudónimos para que su nombre no se repitiera en el índice de las cuatro grandes revistas de la editorial Columba que lo publicaban en simultáneo: El Tony, Intervalo, Fantasía y D´Artagnan. Algunos de los personajes inolvidables de Wood son Nippur de Lagash, Gilgamesh, Dago, Dennis Martin, Savarese, Mark, entre muchos tantos otros”

Nos cuesta creer que alguien no haya leído algunas de estas creaciones a las que hacemos referencia en renglones precedentes.

Como si fuese poco, Robin Wood, de él se trata ni más ni menos, escribió artículos de historia y cine en diversos idiomas destacándose y siendo recordado por colegas y público en general.

Los jóvenes, los adolescentes y también los mayores tienen guardado en un rinconcito del corazón cada expresión de este artista con todas las letras y cada idioma de los que enriqueció.

La vida no le deparó felicidades precisamente. Fue uno de los tantos niños que conoció la crueldad de los orfanatos donde algunos celadores con la impunidad de las bestias salvajes deciden siempre crueles castigos y ocas caricias, las cuales alimentan el alma de todo niño.

En el homenaje realizado en la Legislatura porteña expresó:

“El crítico más grande que tengo debo ser yo. Una cosa que siempre me conmueve es el amor de mis lectores”. En tanto, el director del Museo del Humor de la Ciudad de Buenos Aires, Hugo Maradei, también dedicó unas palabras a Wood: “Su actividad y la de sus colegas es importante porque nos deja una marca con la que nos identificamos con el paso del tiempo. Somos de los mejores públicos del mundo dentro de esta actividad”.

No son muchas las personalidades que han ganado premios empezando desde tan abajo, casi desde las inclemencias de la existencia como es su caso que como expresamos vivió una niñez sin derechos.

Trabajó en fábricas como operario y en otras empresas como empleado administrativo, pero su horizonte y su capacidad lo llevaría a la creación artística que logró en magnífica forma.

La misma fuente citada más arriba  dice con toda justicia:

“El célebre guionista de historietas recibió el diploma que lo acredita como Personalidad Destacada en el ámbito de la cultura. La iniciativa fue presentada por el Diputado Daniel Lipovetzky (PRO).

Se realizó esta tarde en el Salón Dorado de la Legislatura el acto en reconocimiento del historietista Robin Wood, declarado Personalidad Destacada de la Ciudad de Buenos Aires por su aporte a la cultura. La ley que lo distingue fue aprobada por el Cuerpo parlamentario en la sesión del pasado 27 de junio”

Obtuvo innumerables premios y reconocimientos tanto nacionales como internacionales. Nada más justo, nada mejor logrado de quien fue un niño pobre que no tuvo pan pero que le dio a la Comunidad toda la riqueza de su mundo interior.

 

Mira también

BRUTAL TESTIMONIO DE UNA ESCLAVA SEXUAL PORTEÑA

El brutal testimonio de una esclava sexual porteña violada por su proxeneta: “No me dejaba …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *