Inicio / Todas / Buenos Aires, ayer y hoy / SEGUNDA PARTE DE ADIOS A DOS INDISPENSABLES… Horacio González hasta Siempre

SEGUNDA PARTE DE ADIOS A DOS INDISPENSABLES… Horacio González hasta Siempre

El adiós a Horacio González al día siguiente del Juan Forn… marca un dolor convertido en bronca, tristeza y nos deja así sin palabras, desprovistos, desnudos. Pero sí, Horacio González falleció el martes 22 de junio, en Buenos Aires, luego de su internación por COVID19 por una infección intrahospitalaria tras superarlo, en el Sanatorio Güemes, a los 77 años de edad. Horacio González, sociólogo, docente y ensayista, ex-director de la Biblioteca Nacional (2005-2015).

Más de 40 libros… un hombre que bajó por las escaleras de la Facultad hasta confundirse con el hombre de la calle de todos los días, un hombre común, todo sin artificios, ningún estereotipo ante tanto saber. Su voz, tan particular, ese tono bajo, para decir verdades no hace falta gritar. Y hoy que no está, nos cuesta escribir esta nota. Profesor de Teoría Estética, de Pensamiento Social Latinoamericano, Pensamiento Político Argentino, dicto sus clases en nuestras Universidades Rosario, La Plata, etc., Nuestra Biblioteca Nacional, aquella creada en 1810, por Mariano Moreno, ese monumento histórico, basamento de nuestra identidad, está de pie. Agüero 2502, lo tuvo como su Director, en la Presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

Este intelectual que no podemos ni queremos encasillar, refundó muchas veces el pensamiento nacional, sin estridencias, con las subjetividades que le correspondieron por ser contemporáneo del período más  tumultuoso y violento de nuestra historia como fue la Dictadura Cívico Militar de 1976. La Guerra de Malvinas y los chicos de la guerra. Peronista, compañero sin fisuras, el que bajaba de la cátedra a dar el abrazo al otro en discusiones donde valía el crecimiento en la escucha, la mirada de un otro que podía estar en las antípodas de su pensamiento y podía entender los fundamentos del otro sin disociarse de su núcleo ético y político. Su pensamiento y respeto por la izquierda marxista le creó enemistades, dando a los mismos la inclusión  en sus cátedras y en toda publicación que dirigió. Sumaba y desgranaba vivencias, extrapolaba, desde su exilio y regreso… sus compañeros de ruta, sus compañeros de la vida, los desencuentros también.

Su mirada seguía sosegada, interrogándose, tan lejos de aseveraciones… tan próximo, como su mirada brillante, su voz tranquila y su mano tendida… nada era lejos para Horacio González, estaba siempre entre  hermanos, compañeros, bajo un mismo cielo, con las mismas necesidades y el hambre de justicia y verdad en cada acto que lo representara. La grandeza de alguien que hablaba en plural… Desde su cargo de Director de la Biblioteca Nacional, su trabajo incansable, metódico, con un equipo interdisciplinario de igual pasión que posicionaron a la misma en una inmensa catedral del saber, para todos.

La digitalización del saber era una realidad que se lograba entre pares. Los muchos que lo despidieron en 2015, los propios, los que llegaron y dejaron su impronta junto a él, toda una diversidad de saberes y edades puestas al servicio de un legado que llegaba a lo más alto… La incertidumbre ante lo que llegaba, la desazón y el desconcierto cubrieron esos tiempos de despedida, tenían que recomenzar otra vez y no sabían cuándo.

En la UBA de 1970, se licenció en Sociología, y dio clases en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, durante 40 años. Su exilio en Brasil en los años de la dictadura cívico militar, le permitieron realizar su doctorado en Ciencias Sociales.

El trabajo de Horacio González, quizás ahora que ha muerto pueda dimensionarse. Es difícil convivir con un genio, que vive al lado de nuestra casa y no conocemos…Estuvo Siempre, cada vez por un País mejor.

Su nombre va ligado al conocimiento del hombre y su trascender, sus obras y gestos hablan por él. Su compilación de la Historia Crítica de la Sociología Argentina (2000), Los Raros, Los Clásicos, Los Científicos, Los Discrepantes… Referencia ineludible, que también nos aporta González sobre la formación de ese campo en nuestro saber.

Horacio González estaba a cargo del Departamento de Publicaciones de la Biblioteca Nacional, cuando fue ingresado en la noche del 19 de mayo al Sanatorio Güemes  tras dar positivo de Coronavirus.

Este breve homenaje a Horacio González conlleva todo nuestro respeto y afecto,  quien diera identidad y  fisonomía, a nuestra historia reciente, formidable edificio sobre el cual seguiremos los rastros, signos, consignas y finalidad que represente a un país en busca de sus raíces, también negras, indias y mestizas, que estamos reconociendo luego de tantos siglos de ocultamiento, post verdad.

Hasta Siempre Horacio, Abrazo…

Mira también

CONTINUA LA CONVOCATORIA

«CIUDANZA 2021» EDICION RENOVADA.   La inscripción para la misma sigue abierta para las múltiples áreas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *