Inicio / Todas / Notas de Opinion / SIGUIENDO EL CAMINO DEL SIGLO VEINTE…

SIGUIENDO EL CAMINO DEL SIGLO VEINTE…

soctapa1No pretendemos afirmar aquello que tantas veces se ha dicho, casi hasta el hartazgo, referido a la actualidad de su letra. Porque el Siglo XX no fue mejor ni peor, distinto. Con sus valores y disvalores. Con sus deshumanizadas guerras mundiales y el holocausto del pueblo judío y también el del pueblo armenio a manos de los turcos. ¿Por qué no de las criminales bombas atómicas arrojadas sobre poblaciones civiles en Hiroshima y Nagasaki. Y si seguimos haciendo un apretano raconto de aquellos hechos, el arrojo desaprensivo del agente naranja en Vietnam, la guerra de Corea, la desproporción del ataque israelí xontra la población civil en Palestina, los hechos de Rhuanda, la invasión aduciendo armas de destrucción masiva que, en verdad, las tenía el pais invasor, una coalicción de los ejércitos más poderosos del mundo contra el pueblo iraquí.

La aparición de la violencia demencial en oriente medio que cada vez más se parece al “todos contra todos”. O el avance del narcotráfico en nuestra región latinoamericana donde ya dominan países y regiones al antojo.

Como en muchas otras cosas del convulsionado Siglo XXI, también de una maldad insolente, Francisco I nos habla de una III Guerra Mundial pero en términos diferentes a las anteriores. En esta guerra global, nos dice el Sumo Pontícipe, el teatro de operaciones no esta centrado en un sólo logar. Ya no son algunos países de Europa contra otros países del mismo continente, ahora se dan pequeños enfrentamientos en un lugar o en otro concaracterísticas distintas como las citadas anteriormente. Y nuevamente el fantasma del holocausto del pueblo judío o del pueblo armenio se cierne en forma amenazante no faltando a la cita la especulación del mundo financiero imponiendo políticas económicas imposibles de cumplir salvo que se someta a la más cruel carencia de necesidad básicas insatisfechas a pueblos enteros conocido con el pomposo título muy cínico por cierto “países en viás de desarrollo”, lo cual además es una infamia si ese desarrollo lo orienta el FMI con el delirante por donde se lo mire “efecto derrame” o la teoría del mercado como regulador de las relaciones interpersonales.

Citar el Siglo Veinte nos lleva ineludiblemente a recordar la letra de Cambalache, del cual queremos rescatar algunos aspectos no sin antes informar que “…Se estrenó en una clásica obra del teatro de revista, en el Teatro Maipo. Pero como consecuencia de éste acto, el director de la película “El alma del bandoneón” (Mentasti) se enfureció y presentó una enfática queja, ya que existía un acuerdo entre Discépolo y el director de cine para que éste último fuera el titular exclusivo de este tango”

“Que siempre ha habido chorros,
maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos,
barones y dublés.
Pero que el siglo veinte
es un despliegue
de maldá insolente,
ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos en un merengue
y en el mismo lodo
todos manoseados”

Nos preguntamos hoy en pleno Siglo XXI qué significa revolcarse en el mismo lodo estando todos manoseados.  ¿Por donde pasa revolcarse en el mismo barro y estar manoseados?

La respuesta nos resulta obvia, al menos para nosotros, debiendo asociar el manoseo a la sociedad del Don Pirulero, la sociedad de la “qué me importa”, donde cada cual atiende su juego y el que no, literalmente se jode.

Estos renglones quieren explicar a nuestro juicio la expresión “Todos manoseados”

O acaso, ¿deberemos esperar que a Cristo le vuelva a crecer la barba porque se la han afeitado?

imagen

director de orquesta Baremboin en el monumento de los españoles., gentileza de Tiempo Argentino.

 

 

 

Mira también

EL RAP VILLERO, SU ENTORNO BARRIAL (Parte Iº)

Reflexiones sobre la urbanización y el respeto por la cultura villera   A partir del …