Inicio / Todas / Notas de Opinion / SOBRE LA ESENCIA DEL MENSAJE

SOBRE LA ESENCIA DEL MENSAJE

Se acerca las festividades, nochebuena y fin de año. Tal vez sea el momento de hacer alguna reflexión en cuanto a éstas y aquel acontecimiento tan propio del sentir cristiano en cualquiera de sus expresiones, la dogmática o religiosa pero también, fundamentalmente, la filosófica que nace del mensaje del Salvador llegando hasta nuestros días ininterrumpidamente.

La filosofía del amor es la que nos permite integrar, o respetar mejor dicho, a quienes prefieren el dogma religioso pero avanza en el terreno del compromiso del Mensaje para con los demás, para con lo demás circundante, animales, reinos vegetales y mineral, formando una unidad indestructible.

Hablar de la Ultima Cena esto quiere decir que hubo otras cenas que la precedieron pero también nos obliga a pensar donde radicó el pecado original. Si éste fue comer el fruto prohibido o la desviación humana de los valores.

Tanto el Padre Abraham, Moisés, como el Salvador debieron acongojarse cuando el propio pueblo adoraba falsos dioses volcándose a los placeres de la blasfemia.

Algunos textos bíblicos nos mencionan los hechos de Cain y Abel; nos mencionan del diluvio y la mismísima llegada del Salvador nos está indicando que la filosofía del amor engloba el dogma religioso, la fe, pero no al revés.

¿No será que el pecado original más que comer del fruto prohibido fue cuando Caín asesina a Abel en lugar a de buscar y proponer un horizonte en común?

La relación directa del texto bíblico en relación del compromiso para con todos y hacia los más desprotegidos también está dando el alerta de los últimos conceptos.

Juan Pablo I con singular agudeza nos decía que hablaron de Cristo pero que no lo recibieron.

El presente y así se busca que sea, es un escrito desordenado. Es como una invitación al diálogo pero partiendo de la premisa que el Mensaje duró siglos es porque significó algo  más que el dogma religioso.

¿Acaso concurrir a Misa, comer la hostia, la confesión ante el párroco no será tan solo una parte del Mensaje? ¿Por qué no recibieron a Cristo?

Con el Mensaje toma fuerza la temporalidad y la trascendentalidad  del mensaje de quien llegó para redimir los pecados pero no lo recibieron, no estaban preparados para eso.

Hicieron la de Cain conformando un dogma tan severo, la fe y la religión, en el cual también el Mensaje quedó dentro de una nube sin esencia fundacional como fue la llegada de Jesús.

Queremos concluir esta temática tan necesaria con estos interrogantes: ¿Por qué no recibieron a Jesús? ¿El cristianismo es tan sólo un dogma de fe o tiene que ver con el mensaje filosófico?

pUBLICADO 25.10.2018

 

 

 

 

 

Mira también

¿UN MUNDO ESQUIZOFRÉNICO?

Según algunos pensadores o profesionales de la salud en su más amplio sentido, la esquizofrenia …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *