Inicio / Todas / Notas de Opinion / DEMENCIA Y ALIMENTACION, UN PROBLEMA ACTUAL

DEMENCIA Y ALIMENTACION, UN PROBLEMA ACTUAL

Somos lo que comemos. No es una frase de perogrullo. Tiene  evidencias prácticas. Así lo demuestran estudios sobre Alzheimer que bordean límites inesperados y cotidianos. Lo que no era tan conocido o público era la incidencia de los alimentos en ese riesgo, que se asocia con ingestas determinadas que determinarán un rápido deterioro cognitivo. Factores que hoy conocemos contribuyen al mismo, por ejemplo, proteínas que se acumulan  y evitan la comunicación entre las células cerebrales. La ingesta de ciertos alimentos contribuyen al desarrollo de las mismas, obviamente que no son parte esencial de las mismas. 

Los alimentos básicos y su ingesta y en ella aquellos que obstaculizan la memoria, habremos de realizar un exhaustivo análisis de qué comemos, nos gusta  e ingerimos gustosamente, comiéndonos a nuestro fagocitador amigo… Hallamos que, el queso llamado «fundido» es uno de ellos.  Se habla de alimentos procesados, en los alimentos lácteos que pueden impulsar la formación de placas dañinas a nivel cerebral. Los llamados «alimentos blancos» también entran en este listado como pastas, arroces y harinas blancos, pasteles, potencialmente nocivos para nuestro organismo. La acumulación de placas en el cerebro es el comienzo de una lenta y progresiva degeneración de las funciones cognitivas. También el dato de las inflamaciones en distintos órganos es para ser tenido en cuenta. Queso fundido. Investigan también el papel de la dieta y determinan que los productos lácteos procesados contribuyen a la formación de placas dañinas en el cerebro causantes del Alzheimer, y que éstos aceleran el desarrollo y aceleración de la enfermedad.
Palomitas de maíz. La clásica golosina que se hace en microondas, es extremadamente dañina, ya que el diacetilo (sustancia química) aumenta la placa amiloide en el cerebro. Como dato optimista, se cree que hasta el 30% de los casos puede prevenirse, y ésto ofrece la esperanza de que el deseo temprano en realizar cambios en el estilo de alimentación podría alterar favorablemente el curso del deterioro mental. 

Mira también

PAULA PARETO SIGUE HACIENDO HISTORIA

Enorme en todos los ámbitos. Nuestra Paula Pareto donó su beca de la Confederación Argentina …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *