Inicio / Mascotas / Día Internacional del Falafel: historia, curiosidades y una receta Fácil

Día Internacional del Falafel: historia, curiosidades y una receta Fácil

El 18 de junio se celebra el Día Internacional del Falafel, una oportunidad perfecta para disfrutar y aprender más sobre esta deliciosa croqueta de garbanzos, popular en todo el mundo. El falafel, con su exterior crujiente y su interior suave, ha conquistado corazones y estómagos en todos los rincones del planeta, incluida Argentina.

El falafel es un plato tradicional de Oriente Medio, cuya historia se remonta a la antigüedad. Aunque su origen exacto es incierto, se cree que se originó en Egipto, donde se elaboraba con habas. Con el tiempo, la receta se difundió por toda la región y se adaptó en países como Israel, Líbano, Palestina y Siria, donde se comenzó a usar garbanzos en lugar de habas.

 

Históricamente, el falafel se ha servido como un alimento de calle asequible y nutritivo, especialmente durante el Ramadán. Su popularidad no solo reside en su sabor, sino también en su capacidad para proporcionar una comida rica en proteínas y fibra, ideal para dietas vegetarianas y veganas.

 

El falafel ha encontrado un lugar en la cocina de muchos países fuera de Oriente Medio, adaptándose a distintos gustos y estilos culinarios.

En muchos lugares, el falafel es visto como un símbolo de unidad y coexistencia entre diversas culturas y religiones.

 

Receta Fácil de Falafel

 

– 250 g de garbanzos secos

– 1 cebolla pequeña

– 2 dientes de ajo

– 1 cucharada de perejil fresco picado

– 1 cucharada de cilantro fresco picado

– 1 cucharadita de comino en polvo

– Sal al gusto

– Aceite para freír

 

Instrucciones:

  1. Remojar los garbanzos en agua durante al menos 12 horas. Escurrirlos bien.
  2. En un procesador de alimentos, colocar los garbanzos, cebolla, ajo, perejil, cilantro, comino y sal. Procesar hasta obtener una mezcla homogénea pero con algo de textura.
  3. Formar bolitas con la mezcla y dejarlas reposar en la heladera por 30 minutos.
  4. Freír los falafels hasta que estén dorados y crujientes.
  5. Escurrir en papel absorbente y servir caliente.

 

Aportes Nutricionales

 

El falafel es una excelente fuente de proteínas vegetales, fibra y varios micronutrientes esenciales como hierro y magnesio. Los garbanzos, su ingrediente principal, aportan una buena cantidad de proteínas y son bajos en grasas saturadas. Además, el falafel es rico en vitaminas del grupo B, que son esenciales para el metabolismo energético y el funcionamiento del sistema nervioso.

 

Preparar falafel en casa es una manera divertida y deliciosa de explorar la gastronomía de Oriente Medio, además de aprovechar sus beneficios nutricionales. Ya sea como parte de una comida completa o como un snack saludable, el falafel es un plato que merece un lugar especial en nuestra mesa.

Mira también

Zeus, el perro bombero de la Ciudad de Buenos Aires

Zeus es un perro de rescate especializado en la detección de personas atrapadas en situaciones …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *