Inicio / Todas / Boletin Informativo / La mortalidad infantil actualmente es la mas baja de la historia

La mortalidad infantil actualmente es la mas baja de la historia

El Jefe de Gobierno subrayó que esos logros se obtuvieron con «el trabajo sostenido en el tiempo de personas profundamente comprometidas», entre quienes destacó a los funcionarios y ex funcionarios que lo acompañaron: el ministro de Salud, Fernán Quirós; la diputada y ex ministra de Desarrollo Social de la Ciudad, María Eugenia Vidal; la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat; María Migliore; la legisladora y ex ministra de Salud de la Ciudad; Ana Bou Pérez; la ex ministra de Desarrollo Social de la Ciudad Carolina Stanley; y el ex ministro de Salud porteño Jorge Lemus.

También valoró el trabajo de la ex ministra de Salud Graciela Reybaud y de la ex ministra de Desarrollo Humano y Hábitat Guadalupe Tagliaferri, quienes no pudieron estar presentes en el acto, y del ex Jefe de Gobierno Mauricio Macri, quien inició el proceso de cambio en la Ciudad.

El Jefe de Gobierno repasó las distintas políticas públicas que permitieron el descenso de la mortalidad infantil, como los 190 equipos médicos destinados a los controles de embarazos, el seguimiento a los bebés prematuros, las campañas de concientización y la distribución de métodos anticonceptivos, y la construcción de centros de primera infancia, entre otras medidas integrales.

«Como padre, como Jefe de Gobierno y como persona, me enorgullece saber que estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para que todos los chicos que nacen lleguen a casa sanos y fuertes para vivir una vida plena. Que empiecen el jardín en igualdad de condiciones con sus compañeros. Que vivan una infancia estimulada y sin necesidades. Y que lleguen a la adultez con todas las herramientas para vivir su vida en libertad», remarcó Rodríguez Larreta.

Además, afirmó que la lucha contra la mortalidad infantil «tiene que trascender y convertirse en una política de Estado, que sume esfuerzos de todos los colores políticos». Y agregó: «Bajar la mortalidad infantil va de la mano con el desarrollo de nuestro país, con la disminución de la pobreza, con el crecimiento del trabajo y el acceso a una mejor calidad de vida».

Un trabajo integral

La lucha contra la mortalidad infantil se da en el marco de una política integral encabezada por los Ministerio de Salud y de Desarrollo Humano que lleva casi 15 años en la Ciudad de Buenos Aires. Los datos actuales son fruto de años de trabajo que comenzaron a plasmarse en resultados a partir del año 2015.

Habitualmente los datos de mortalidad infantil se analizan también en términos trienales, para reducir la volatilidad de las tasas anuales. En el período 2019-2021, la TMI trienal (5,3 por mil) es también la más baja registrada en toda la serie.

Si comparamos el último dato de 4,4 fallecidos cada mil nacidos vivos, con los diferentes países de la región e inclusive con la Argentina a nivel general, se puede dimensionar aún más este descenso histórico. En Latinoamérica, Perú alcanza el 10; Argentina, el 8,4; Chile, el 6; y Uruguay, el 5.

En este sentido, el índice de 4,4 se ubica cerca de países con las mejores tasas del mundo como el Reino Unido y Canadá que se encuentran con 4 fallecidos cada 1.000 nacidos vivos.

Los programas activos

Actualmente en la Ciudad de Buenos Aires hay 190 equipos médicos distribuidos en la red de Hospitales Públicos y los Centros de Salud porteños que se dedican exclusivamente a los controles del embarazo, garantizando a cada embarazada al menos cinco controles prenatales y siete consultas pediátricas en el primer año de vida. En conjunto con estos controles se da el programa Búsqueda Activa para aquellas embarazadas que se ausentan de un control programado.

El Ministerio de Salud también lleva a cabo la Estrategia Camino Verde de la Embarazada, en todas las maternidades y Centros de Salud y Acción Comunitaria que mejora el acceso de aquellas mujeres que están o creen estar embarazadas. Además de la Regionalización Perinatal, que mejoró la derivación hospitalaria para que las madres y los bebés tengan una atención acorde a su complejidad.

Un seguimiento minucioso

Para aquellos niños que nacen prematuros se realiza un seguimiento específico en el marco de una red que se encarga de esa tarea, individualizando cada caso.

También se potenció el trabajo con la Provincia de Buenos Aires mediante la Red perinatal AMBA para la derivación y contrarreferencia de embarazadas y recién nacidos residentes en la Provincia que se atienden en CABA, con tres corredores sanitarios para este fin. De esta forma, cuando una embarazada o un recién nacido son atendidos, los médicos cuentan con toda la información de sus consultas previas.

En 2018 se lanzó la Red de Salud Pública AMBA para fortalecer la atención primaria de la salud en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Así se puede asegurar que cada vecino del AMBA tenga un centro de salud a no más de 15 minutos de su hogar.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano se han impulsado diferentes iniciativas que han sido parte de esta política integral. En este sentido se destacan el programa Red Primeros Meses, que le brinda un ingreso adicional a las madres que lo necesitan hasta el primer año de vida del bebé.

Otra política fundamental ha sido el programa A la Par que contempla el acompañamiento para la gestación, parto y primeros meses de crianza a través de talleres sobre derechos sexuales y reproductivos que además facilita el acceso a las prestaciones del sistema de salud público en barrios vulnerables.

En busca de mejores condiciones de vida

En el mismo sentido, los planes de integración social y las obras de infraestructura que se realizan en los barrios traen consigo mejores condiciones de vida para las familias y sus hijos, previenen enfermedades y contribuyen a bajar la mortalidad infantil. Son herramientas fundamentales junto con los 75 Centros de Primera Infancia que existen en la Ciudad, a donde asisten más de 11.000 chicos y chicas que reciben contención, estímulo y la nutrición necesaria durante los primeros años de vida.

Además, a lo largo de estos estos años se fueron iniciando diferentes programas que fueron claves en este descenso. Por ejemplo, el fortalecimiento de la atención primaria que incorporó más de 600 profesionales para conformar los equipos territoriales, junto con la inclusión de promotores de salud para los barrios vulnerables. Más recientemente en el tiempo se dio lugar a la incorporación de la Historia Clínica Electrónica que permite el correcto seguimiento de los niños y niñas.

Las experiencias internacionales muestran que continuar descendiendo desde valores tan bajos requiere de intervenciones integrales. Para lograr este objetivo, desde el Gobierno de la Ciudad hemos tomado la decisión de intensificar la campaña profundizando el vínculo de las embarazadas y los niños con el sistema de la salud y sus diferentes subsistemas. En este sentido, en los próximos días se comunicará el programa Materno Infantil que se está llevando adelante.

Mira también

Vacaciones de invierno 2024 en CABA: a divertirse!

Las vacaciones de invierno en Buenos Aires, tienen una característica: desde décadas son Gratuitas. Y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *